Salud


¡Ojo! El olfato no siempre garantiza el buen estado de los alimentos

Suele creerse que tan solo con el olfato se sabe si está o no en buen estado, sin embargo es importante tener en cuenta otros factores.

VANGUARDIA

30 de agosto de 2023 08:34 PM

No basta con confiar en nuestro olfato para determinar si un alimento está o no en buen estado. Según expertos, hay muchas más variables a considerar. Para entender la complejidad detrás de determinar la calidad de un alimento, es necesario considerar varios aspectos.

Aspectos a considerar:

1. Microorganismos y bacterias:

Muchas bacterias y microorganismos que pueden contaminar nuestros alimentos no necesariamente generan olores perceptibles. Por ejemplo, algunas bacterias como la E.coli y la salmonela pueden estar presentes en los alimentos y no emitir un olor distintivo.

2. Otras señales de descomposición:

A veces, el cambio de color, textura o incluso sabor puede ser un indicativo más certero que el olor. Por ejemplo, en carnes, la aparición de tonos verdosos o la textura pegajosa pueden indicar su deterioro. Las frutas y verduras, cuando se ponen blandas o desarrollan mohos, también señalan su descomposición. Lea aquí: Conozca los beneficios de la pepa de aguacate en la piel; elimina manchas

3. Almacenamiento adecuado:

El modo en que guardamos nuestros alimentos puede extender o reducir su vida útil. Alimentos como el pescado o ciertos lácteos requieren de temperaturas frías constantes. Romper la cadena de frío, incluso brevemente, puede acelerar su descomposición sin que el olor lo delate inmediatamente.

4. Alimentos con mayor riesgo:

Productos como mariscos, carnes rojas, aves, huevos y lácteos tienden a descomponerse más rápidamente que otros. Es vital seguir las recomendaciones de almacenamiento y consumo antes de la fecha de caducidad.

5. Enfermedades relacionadas:

Consumir alimentos en mal estado puede desencadenar enfermedades como intoxicaciones alimentarias, gastroenteritis, salmonelosis, y muchas otras. En muchos casos, estos trastornos pueden ser graves, especialmente en niños, ancianos o personas con sistemas inmunológicos debilitados. Lea aquí: De los mosquitos a las abejas: soluciones contra la alergia a los insectos

Mientras que el olfato puede ser una herramienta útil en la determinación inicial de la calidad de un alimento, no debe ser el único criterio. Es esencial aprender a almacenar correctamente los alimentos, estar atentos a sus fechas de caducidad y aprender a reconocer otros signos de descomposición, además la prevención y el cuidado en la manipulación y consumo de alimentos es la clave para mantenernos sanos y seguros.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS