Salud


Que tu corazón no pierda el ritmo: contra el colesterol

Mantener una dieta sana, realizar regularmente actividad física y abandonar el consumo de tabaco es fundamental.

REDACCIÓN SALUD

10 de enero de 2021 06:00 PM

Se estima que una de cada cinco personas mayores de 40 años está en riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca. Las personas con este padecimiento experimentan dificultad para respirar, fatiga e hinchazón (por ejemplo, piernas, tobillos y abdomen) por lo que existe un gran impacto en su vida cotidiana, que a menudo conduce a depresión, ansiedad y mala calidad de vida.

Es por lo anterior, que mitigar el riesgo de sufrir eventos cardiovasculares (o si ya sufrió uno, evitar repetirlo) puede estar al alcance de las manos de cada uno. Por eso, mantener una dieta sana, realizar regularmente actividad física y abandonar el consumo de tabaco es fundamental para reducir el riesgo de ataque cardiaco. De igual manera, es necesario verificar y controlar los factores de riesgo tales como enfermedades coronarias, hipertensión, diabetes e incluso infartos previos.

Además, se deben controlar otros factores como el colesterol LDL. Por eso, si una persona tiene altos niveles de este componente o recientemente fue diagnosticada, es importante consultar al médico sobre el mejor tratamiento y pasos a seguir para reducirlo.

El Colesterol LDL, un enemigo para el ritmo de su corazón

Existen dos tipos de colesterol: LDL (de alta densidad o malo) y HDL (colesterol bueno). Cuando en los análisis de sangre de una persona se detecta que el nivel del primero es alto, es importante determinar un tratamiento pronto.

Diferentes estudios científicos demuestran que la presencia alta de colesterol “malo” causa eventos cardiovasculares. Asimismo, las guías clínicas de todo el mundo enfatizan que “más bajo es mejor”: por tanto, entre menores son los niveles, menor riesgo existe de sufrir eventos de este tipo, sumado a que controlarlo es fundamental para las personas que han sufrido un ataque cardíaco, ya que reduce las posibilidades de un re infarto.

El COVID-19, otro riesgo del que los pacientes y sus cuidadores deben protegerse

Debido a la pandemia de COVID-19, muchos pacientes se muestran reacios a acudir al médico para visitas de rutina, o peor aún, cuando tienen síntomas de insuficiencia cardíaca, no acuden en busca de atención médica de emergencia.

Además, los pacientes que contraen COVID-19, ya sea que tengan una enfermedad cardíaca preexistente o no, pueden sufrir daños cardíacos u otros daños cardiovasculares, incluido el desarrollo de insuficiencia cardíaca, como resultado de la infección.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS