Salud


Resolviendo dudas sobre los bancos de esperma y óvulos

En el caso de las mujeres, los estudios han demostrado que la calidad de los óvulos disminuye con la edad, así que son una opción.

REDACCIÓN SALUD

28 de agosto de 2020 06:33 PM

La infertilidad, o la imposibilidad de completar un embarazo, es un problema que afecta a 20% de las parejas en edad reproductiva. Las tasas de infertilidad han ido en aumento en los últimos años por múltiples factores, uno de ellos es la postergación de la maternidad y la paternidad para después de los 38 años.

Por fortuna, las tecnologías de reproducción asistida han ayudado a miles de parejas que desean ser padres. En muchos casos, los tratamientos de fertilidad tienen altas tasas de éxito gracias a los bancos de gametos, es decir, a los bancos de óvulos y esperma de donantes.

El doctor Fernando Gómez, ginecobstetra y director de la Unidad de Fertilidad de Colsanitas, explica que, “Por la alta tasa de personas con infertilidad, este es un problema de salud pública, por lo que es importante promover la donación de esperma y óvulos, ya que hay muchas parejas, numerosas mujeres y hombres que tienen que optar por un banco de gametos para poder tener hijos”.

En Colombia hay muchos centros de fertilidad, pero no todos cuentan con estos bancos. Se calcula que en el país hay ocho bancos de esperma y cuatro de óvulos. El Invima regula el correcto funcionamiento de los bancos y verifica cada año que se cumplan los estándares de calidad. A continuación, el Gómez explica todo lo que se debe saber sobre bancos de donación de esperma y óvulos.

1 ¿Qué son los bancos de esperma y óvulos? Son laboratorios donde se conservan el esperma y los óvulos de donantes bajo condiciones especiales que permiten conservarlos en perfecto estado por tiempo indefinido y están disponibles para su uso en tratamientos de fertilidad. Estos se deben conservar en nitrógeno líquido a menos 196 grados.

2 ¿Para qué se usan? Se pueden usar en tratamientos de fertilidad de parejas o mujeres solteras que necesitan óvulos o esperma donados, porque los propios no son aptos para la fecundación. También es una opción para hombres y mujeres que quieren preservar su fertilidad. Es decir, quieren ser padres pero en el futuro.

3 ¿En qué casos es recomendable congelar los óvulos o el semen? En el caso de un diagnóstico de cáncer de testículo u ovario, antes de someterse a la quimioterapia y radioterapia, se recomienda congelar una muestra de semen u óvulos. También se recomienda antes de cualquier procedimiento que afecte la producción de espermatozoides y óvulos, como la vasectomía o la histerectomía.

En el caso de las mujeres, los estudios han demostrado que la calidad de los óvulos disminuye con la edad, y también las probabilidades de embarazo. Hay mujeres jóvenes que quieren tener hijos pero después de desarrollar su carrera profesional. En esos casos, se pueden preservar los óvulos cuando tienen mejor calidad y usarlos más tarde, cuando se decida. En todos los casos se trata de preservar la fertilidad.

4 ¿Cuándo se recurre a un óvulo o a esperma de un donante? Muchos problemas de fertilidad se deben a óvulos y esperma de baja calidad, que no son aptos para la fecundación. Algunas parejas con problemas de fertilidad prefieren usar sus propios gametos (óvulo y esperma), aunque las probabilidades de un embarazo estén entre el 10 y el 15 %.

La resistencia a usar un óvulo o esperma de donante se debe a que el hijo no tendrá la información genética de la pareja. Para algunos es una decisión difícil, pero al mismo tiempo el tratamiento con un óvulo donado es una alternativa que tiene una tasa de éxito de 60 a 70 %. Algunas mujeres optan por solicitar la donación de una pariente cercana. También se usan gametos donados cuando alguno de los padres padece una enfermedad genética que no quiere transmitir a sus hijos.

5 ¿Una mujer sin pareja puede acudir a un tratamiento de fertilidad con esperma donado? Sí. Las mujeres solteras que quieren ser madres pueden solicitar este servicio. Como requisito deben aprobar exámenes psicológicos para descartar enfermedades mentales como trastorno obsesivo compulsivo, esquizofrenia, depresión o bipolaridad. Tener alguna de estas enfermedades puede condicionar la maternidad. La razón es que debe ejercer el rol de padre y madre al mismo tiempo, lo que exige una solvencia psicológica probada. Muchas mujeres desconocen esta opción de ser madres solteras, en parte porque las familias uniparentales son socialmente cuestionadas.

6 ¿Quiénes pueden ser donantes? Los hombres deben tener entre 18 y 35 años y las mujeres, entre 18 y 30 años. Los aspirantes deben presentar su hoja de vida y empezar un proceso de estudio que garantice que el donante está sano.

A las mujeres se les hace un examen hormonal para verificar la carga ovárica. Para donar óvulos se debe iniciar un proceso de estimulación de los ovarios y asistir a ecografías y tomas de sangre para monitorear el crecimiento folicular adecuado. Los óvulos se extraen por vía transvaginal, bajo sedación. De una donante se pueden sacar máximo 15 óvulos.

En el caso de los hombres, se toma muestra de semen en dos ocasiones para hacer espermograma, examen que permite estudiar la calidad de los espermatozoides. Si la calidad no es buena, el donante es descartado. Si pasan la prueba inicial, los aspirantes deben asistir a consulta con urólogo (los hombres), psicólogo, genetista, y someterse a estudios genéticos y exámenes de infecciones. Al superar todas las pruebas son aceptados como donantes. Se puede ser donante por tiempo limitado: según el Invima, los donantes hombres y mujeres solo pueden participar en un máximo de diez embarazos efectivos.