Salud


Tratando la ansiedad y la depresión

Es muy importante que se entienda, que problemas emocionales,

IVIS MARTÍNEZ PIMIENTA

11 de diciembre de 2020 12:00 AM

Hablar y promover la cultura de la salud mental frente al entorno pandémico, el cual ha llegado incluso a modificar el estilo de vida de las personas, es la principal recomendación de los expertos.

La doctora Mónica Alexandra Chacón Montoya, de la Fundación Universitaria de Ciencias de la Salud (FUCS) y psicoterapeuta familiar, expone algunas sugerencias de vital importancia a la hora de identificar las afectaciones a la salud mental de las personas durante la actual crisis sanitaria. Pero antes, debemos estar atentos a manifestaciones como:

Ansiedad frecuente: palpitaciones, sudoración y preocupación.

Sensación de miedo o persecución.

Depresión: llanto frecuente, insomnio y alteraciones en la alimentación (atracones o inapetencia) por más de seis meses.

Violencia intrafamiliar: aumentan los niveles de estrés por la convivencia permanente.

La presencia de uno o más de estos síntomas sugiere la necesidad de ayuda profesional.

Es muy importante que se entienda que los problemas emocionales como depresión deben ser manejados por un profesional de la salud, ya que los familiares y amigos no tienen las herramientas ni los conocimientos para ayudar adecuadamente a una persona en este estado. En el mismo sentido, se debe insistir que cuando el individuo necesita una medicación específica, esta se debe mantener hasta que el profesional así lo determine.

De otro lado, no es muy común que los pacientes acudan a la consulta por problemas de depresión, de ansiedad o de estrés. Sin embargo, sí es frecuente que se consulte por problemas digestivos, musculares o articulares, que tienen su origen en alteraciones de tipo emocional.

La doctora Chacón hace las siguientes recomendaciones con el objetivo de que el afectado pueda mejorar así su calidad de vida y la de su entorno directo:

Realizar salidas al exterior moderadas.

Salir preferiblemente acompañado.

Relajación progresiva.

Ejercicio de visualización: imaginar espacios abiertos, seguros, controlados.

Moderar la información que se consume.

Potencializar las redes de apoyo: estrechar lazos de amistad y relacionamiento con profesionales, familia, amigos y docentes.

Además de las sugerencias anteriores, en el caso de los profesionales de salud se recomienda que las entidades de salud y los mismos profesionales agenden espacios constructivos para la salud mental, estimulando así factores de bienestar como el tiempo adecuado para descansar y la auto-comprensión en situaciones de estrés y estrés postraumático.