Salud


Vacunas anti-COVID: “El beneficio es muy superior al riesgo”

El doctor Pablo Peñaloza MacMaster explica lo que ha ocurrido con las vacunas de AstraZeneca y Janssen (J&J) con los trombos.

LAURA ANAYA GARRIDO

17 de abril de 2021 08:51 AM

Cuando el médico, biólogo e investigador Pablo Peñaloza MacMaster asegura que “hay que aplicarse la vacuna que primero esté disponible para uno y no esperar a que venga ‘una mejor’”, lo dice basado en un cálculo matemático simple: “Estas vacunas (las que se han desarrollado contra el COVID-19) se han administrado en millones de personas, y es normal observar efectos secundarios en un número bajo de ellas. Hay riesgos en todas las decisiones que tomamos cada día y, al final, debemos tener en cuenta cuáles son los riesgos y los beneficios. De acuerdo con las estadísticas, los beneficios de las vacunas superan los riesgos y, por ende, es una decisión acertada vacunarse contra el COVID-19. De igual manera, hay que conocer los riesgos, para así poder administrar rápidamente el tratamiento adecuado en caso de que uno se encuentre en el 0,0004% y el 0,000001% de la población que desarrolla trombosis por vacunas”.

El doctor Peñaloza, que es profesor de la Northwestern University, respondió algunas preguntas para entender mejor por qué las autoridades sanitarias estudian la relación entre las vacunas de AstraZeneca y Janssen (de J&J) con trombosis. (Lea aquí: Invima otorgó autorización de uso de emergencia de la vacuna de Janssen)

Ayúdenos ha entender por qué se está estudiando la relación de la vacuna de AstraZeneca con trombos.

-Se han reportado casos de trombosis y trombocitopenia (una afección en la que el organismo cuenta con pocas plaquetas) en personas que han recibido vacunas de COVID-19 basadas en adenovirus (AstraZeneca y J&J). Este fenómeno es conocido como VITT o trombocitopenia trombótica inmune inducida por vacunas.

Aunque no se sabe con certeza cuál es su causa, se piensa que es una reacción autoinmune causada por anticuerpos generados contra una proteína llamada el PF4, la cual es producida por las plaquetas. Este efecto secundario se ha observado entre 5-16 días después de recibir la vacuna.

Es importante saber acerca de este efecto secundario, puesto que esto ayuda al medico a tratar un posible caso de VITT. El manejo clínico de este tipo de trombosis es diferente al de otros tipos. Por ejemplo, se recomienda administrar inmunoglobulinas intravenosamente y no transferir plaquetas o heparina en pacientes que tengan VITT. (Vea aquí: ¿Qué se sabe de la vacuna de Johnson & Johnson y los trombos?)

¿Qué ha pasado con las personas que han padecido este tipo de incidentes?

-En marzo 22, se reportaron 86 personas con VITT después de recibir la vacuna de AstraZeneca, 18 de estas murieron. Algunos de los síntomas asociados con este efecto secundario fueron dolor abdominal, dolor en las piernas, dificultad para respirar, problemas de coagulación y dolor de cabeza. Si se tienen estos síntomas en un lapso de 2-3 semanas después de recibir la vacuna de AstraZeneca, se recomienda consultar al médico.

¿Por qué la OMS y otras autoridades dicen que los beneficios siguen siendo mayores que los riesgos y qué tiene que ver esto con las edades?

-Cabe aclarar que la probabilidad de sufrir este efecto secundario con la vacuna de AstraZeneca o J&J es de 1 en 200,000 - 1,000,000 de personas, y afecta más a las mujeres jóvenes. Por esta razón, algunos países que tienen otras vacunas disponibles están usando AstraZeneca solo en personas mayores, porque, paradójicamente, estas tienen menor riesgo de sufrir VITT.

Varios expertos opinan que los riesgos son mucho mayores si se crean restricciones para la vacuna de AstraZeneca, porque si aumenta la incidencia de COVID-19, la probabilidad de sufrir de trombos en la población sería más alta. Hay que escuchar las recomendaciones del Ministerio de Salud, porque las recomendaciones en cada país son basadas no solo en los riesgos y beneficios, sino también en la disponibilidad de vacunas en el tiempo actual, y en las predisposiciones de la población a ciertos efectos secundarios, lo cual puede variar en diferentes países. (Lea aquí: “Los beneficios superan los riesgos”, EMA sobre posibles efectos de AstraZeneca)

En conclusión:

“Probables efectos secundarios suceden con cualquier medicina o vacuna y, entre más personas se vacunen, por cuestión de matemáticas, habrá más noticias de personas con efectos secundarios. Estos efectos secundarios no se observan cuando se hacen estudios iniciales con solo 40.000 personas, pero cuando se vacunan millones, se empiezan a ver. Es como jugar la lotería, uno no se la gana así sea que juegue miles de veces (por los menos mi papá la juega todos los días y nunca se la ha ganado). Pero si uno juega millones y millones de veces, es probable ganársela por lo menos una que otra vez. Al final, es cuestión de medir los riesgos y los beneficios. Actualmente, es más probable sufrir de trombos después de ser infectado con el SARS CoV-2”, concluye el doctor Peñaloza MacMaster.