Sucesos


A Katia la mató un hombre y al venezolano una mujer

Dos riñas en 24 horas dejan dos muertos y dos capturados en los barrios Nariño y Torices.

EDWIN TORRES PADRÓN

20 de mayo de 2020 12:00 AM

En Cartagena, según cifras de Medicina Legal, hubo 583 casos de violencia interpersonal entre enero y abril, siendo la sexta ciudad en el país con más casos.

Esta semana, con apenas con 24 horas de diferencia, riñas que fueron provocadas por la intolerancia y el alcohol dejaron dos víctimas mortales en los barrios Nariño y Torices, en las faldas de La Popa.

El domingo en la noche, un conductor presuntamente asesinó de una cuchillada en el tórax a Katia Rocío León Navas, de 39 años, en medio de una discusión que se originó en una fiesta con música y alcohol que se realizaba en el barrio Nariño, pese a la emergencia sanitaria que se vive en el país.

Ayer, en la madrugada, fue un hombre la víctima de una mujer en el barrio Torices, sector Loma del Diamante. También a cuchillo asesinaron al venezolano Carlos Alberto Martínez, de 57 años.

Por ambos casos, la Policía Metropolitana de Cartagena reportó las capturas de los presuntos homicidas.

En Torices

Los vecinos de Carlos Alberto aseguran que la tragedia ocurrió porque él le habría reclamado por el alto volumen de un equipo de sonido a una mujer que departía con otras personas en su vivienda.

Testigos dicen que la rumba habría comenzado en la noche del lunes y se extendió hasta la madrugada del martes. A eso de la 1 a. m., Carlos Alberto no aguantó más y decidió ir a donde su vecina para pedirle que bajara el volumen porque intentaba conciliar el sueño. Argumentó debía descansar para ir a trabajar. Sus palabras, sin embargo, parece que no tuvieron el efecto deseado porque la mujer siguió con el escándalo.

Al poco rato, Martínez regresó a donde su vecina para reclamarle de nuevo y eso causó una discusión salida de tono.

“El señor le reclamó a esa señora que tenía un tremendo escándalo y eso provocó una discusión, pero él al final se fue a su pieza a dormir, aunque no bajaron el volumen”, le dijo un residente a la Policía.

Al parecer, a la mujer no le gustó que Martínez llegara a reclamarle y poco después llegó a la pieza donde dormía el venezolano y lo atacó con un cuchillo de cocina. La herida en el tórax fue mortal, pese a que residentes del sector trasladaron a la víctima a la urgencias de la Clínica San José de Torices.

La Policía Metropolitana confirmó la captura de la presunta homicida. Se trata de Erika Alejandra Herrera Montoya, de 31 años y oriunda de Candelaria (Valle del Cauca). Quedó a disposición de la Fiscalía por el delito de homicidio agravado. Esta a la espera de las audiencias preliminares ante un juez de Control de Garantías.

Loma La Calva

El crimen de Katia Rocío León ocurrió a las 9:40 de la noche del domingo en el sector Loma La Calva, en el barrio Nariño. La mujer fue atacada a cuchillo cuando ya tenía planeado ir a su casa, en Paseo Bolívar, tras departir en una fiesta.

Según testigos, ella estaba acompañada de otras mujeres cuando fueron abordadas por un sujeto que le reclamaba por problemas recientes.

En medio de la discusión, en un sector donde no hay vías de acceso para vehículos y motos, el individuo acuchilló a la víctima en el tórax, afectándole uno de los pulmones. Pese al esfuerzo de vecinos y familiares, que la trasladaron a un centro asistencial, murió a los pocos minutos.

“La reacción de la comunidad fue ir en contra del agresor y con armas de todo tipo le causaron lesiones en el tórax, fractura expuesta de cráneo y amputación parcial de oreja izquierda. La oportuna intervención policial evitó el linchamiento de este sujeto, que fue capturado por homicidio e identificado como Alexis Espinosa Guzmán.

“El presunto agresor se encontraba bajo los efectos de bebidas embriagantes y cuenta con varias anotaciones por agresiones físicas a su compañera permanente”, dice la Policía Metropolitana.

Venezolanos

Según el Instituto Nacional de Medicina Legal, este año, entre enero y abril, son 155 hombres y mujeres venezolanos los que han muerto en el país. El reporte revela que Bogotá es la zona con más muertes violentas de venezolanos, con 38 casos, seguida por Norte de Santander (27), Magdalena (18), Antioquia (15), Valle del Cauca (14), Atlántico (14), Arauca (11), Cauca (8), Santander (5), Tolima (5) y Bolívar (5).

En la Costa Caribe las cifras revelaron que en Magdalena hubo 18 muertes. En Bolívar hay tres muertos por arma de fuego, uno más por acciones violentas y otro por suicidio. En el 2019, de enero a diciembre, hubo 516 muertes de venezolanos entre hombres y mujeres en Colombia.