Sucesos


“Amiga de todos”: así era Shersi, la joven que asesinaron en San Francisco

Su mamá la describe como una chica muy alegre y amiga de todos. Dos sujetos la mataron en un atentado que no era contra ella. Ambos fueron asegurados en la cárcel.

EDWIN TORRES PADRÓN

26 de febrero de 2021 12:00 AM

Amiga de “todo el mundo en el barrio, de los buenos y los malos”; carismática con 18 años recién cumplidos, independiente pese a su corta edad, y con ganas de ser policía o estudiar criminalística.

Así, según palabras de su mamá, era Shersi Andrea Franco Zambrano, la joven que fue asesinada el martes en la madrugada en un ataque de sicarios en moto en el sector La Poza, del barrio San Francisco.

Heidis, su madre, la recuerda como alguien que siempre fue alegre desde niña, que andaba hasta con los “peleoneros” de Boston, donde siempre vivió, porque por su modo de ser nadie se metía con ella.

“Siempre la buscaban para la diversión, así era ella, muy alegre”, dice Heidis, quien asegura que las convulsiones que su hija sufría a menudo por un problema que le detectaron en el cerebro no fueron impedimento para ser feliz y divertida con todo aquel que la rodeaba.

Shersi se graduó de bachiller el año pasado y quería estudiar en un centro de educación superior, pero la pandemia por el COVID-19 le imposibilitó desde finales del año pasado reunir varios documentos, entre esos sacar la cédula de ciudadanía.

“El año pasado no pudo sacarla, siempre le decían que no había atención o no podía apartar la cita. El viernes pasado (19 de febrero) me prometió que iba a ir a la Registraduría, y fue, pero no la atendieron. Dijo que iba el lunes (22), pero amaneció ‘enguayabada’ y me dijo después que sacaba la cédula otro día”, cuenta Heidis.

“¿Mami, voy o no voy?”

A los 14 años, Shersi, según su madre, perteneció a la barra del Real Cartagena. Ella lo recuerda como una época muy dura, porque era mucho tiempo que su hija permanecía en la calle. Pasó un buen tiempo para convencerla de que se alejará de ese ambiente, pero al final lo consiguió. Sin embargo, para Heidis vino otro problema mayor con la que era la segunda de sus tres hijos.

Hace año y medio la joven se comprometió con un vecino del barrio. Esa pareja de Shersi resultó ser Gustavo Adolfo Corcho Meléndez, un joven que se había visto envuelto en algunos problemas con personas de otros barrios como El Líbano y Olaya.

Shersi y Gustavo se fueron a vivir al corregimiento de Bayunca y tiempo después se mudaron a un apartamento de Heidis, ahí mismo en la carrera 47 de Boston, cerca de donde vive ella. La mamá de Shersi dice que el marido le compró de todo y ahí estuvieron viviendo hasta enero pasado, cuando ella decidió acabar con la relación por los continuos problemas de convivencia y por supuestas infidelidades de él.

La joven quedó viviendo sola en ese apartamento y de vez en cuando recibía la visita de Gustavo Adolfo. El lunes en la mañana, el joven fue al apartamento de Shersi para invitarla al cumpleaños de una amiga en San Francisco que también era conocida de ella.

“Todo el día pasó preguntándole a todo el mundo si iba a la fiesta o no. Ella quería ir más que todo para comprobar si era verdad que su marido tenía otra mujer o no, pero tenía dudas en ir. Yo le dije que no fuera, que no lo hiciera, que mejor descansara y buscará el martes su cédula”, relata Heidis.

Shersi no hizo caso. A eso de las 7 de la noche de ese lunes salió de su apartamento rumbo a la fiesta en San Francisco. Allí estuvo todo el tiempo con Gustavo hasta cuando a las 2 de la madrugada aparecieron dos hombres en moto en esa esquina del sector La Poza.

Shersi seguía en pie, pero su pareja se quedó dormida, con la cabeza sobre sus hombros. Cuando ella vio a los tipos, que al parecer conocía, empujó a Gustavo y le dijo que corriera. Él lo hizo, pero ella no alcanzó y uno de esos proyectiles que iba contra su marido le dio en la parte posterior de la cabeza. Su muerte fue casi en el acto.

Corcho Meléndez salió ileso y otro hombre que departía en esa fiesta resultó herido. Se trata de Luis Javier Lozano Pérez, de 32 años, quien recibió un balazo en el brazo derecho.

Heidis sepultó a su hija el miércoles en la tarde en el Cementerio Jardines de Paz, en la vía a Turbaco. En sus palabras no hay rabia, pero si mucho dolor. Dice que volvió a ver a Gustavo porque fue a su casa a pedirle unas cosas del apartamento.

Ya ella no quiere hablar de él, prefiere mirar el retrato de su hija cuando recibió su título de bachiller. Así la quiere recordar.

Asegurados

Los dos sujetos que presuntamente participaron en el ataque a bala fueron capturados en una rápida reacción de la Policía. Uno de los sospechosos retenidos es alias ‘Cocho’, quien, dice el Comando de la Policía Metropolitana, tiene un amplio prontuario criminal por los delitos de concierto para delinquir; porte, tráfico y fabricación de arma de fuego; y hurto calificado y agravado. Al conductor de la moto le decomisaron una pistola marca Glock, calibre 9 milímetros.

La Policía de Cartagena confirmó que ambos sujetos fueron enviados a la cárcel tras ser cobijados con medida de aseguramiento por un juez de Control de Garantías.

De Gustavo Adolfo Corcho, la Policía dijo que “tiene antecedentes por hurto calificado y agravado, y concierto para delinquir. Del herido, Luis Lozano Pérez, también confirmó que tiene anotaciones por hurto y lesiones personales. Las investigaciones indican que el ataque era contra Corcho Meléndez “por una repartición de dinero producto de hechos ilegales”.