Sucesos


Datos claves del asesino del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Isla Barú

Las investigaciones apuntan a que el sicario podría ser colombiano o de un país del Caribe. El cuerpo del fiscal aún sigue en Medicina Legal.

El homicidio del fiscal antimafia paraguayo Marcelo Daniel Pecci obedeció a las investigaciones que realizaba en su país contra el crimen organizado, lavado de dinero y el narcotráfico, delitos por los cuales logró la condena de varios extranjeros. Al abogado, de 45 años, lo balearon el martes a las 10:30 de la mañana sicarios en motos acuáticas cuando estaban junto a su esposa en las playas de la Isla de Barú.

Esa hipótesis es una de las principales conclusiones de la rueda de prensa que este mediodía se celebró en el Comando de la Policía Metropolitana, en el barrio Manga, encabezada por el Director General de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas Valencia, la Vicefiscal General de la Nación, Martha Janeth Mancera; y dos fiscales delegados de Paraguay especializados en crimen organizado y asuntos internacionales. Le puede interesar: Autoridades no descartan que Marcelo Pecci fuese seguido desde Paraguay

El general Vargas Valencia aseguró que la teoría oficial es que “este magnicidio, porque así hay que llamarlo, obedeció a los casos del fiscal Pecci, a lo realizado en sus investigaciones”. El oficial agregó que, aunque tienen que mantener en reserva la manera como ocurrió el asesinato, porque la Ley no lo permite y porque no se puede dañar la investigación, tienen claro que uno de los sicarios que participó en el homicidio es un hombre de 1,74 de estatura, de piel trigueña y con acento caribeño. “Puede ser de una persona de Colombia o de otro país caribeño”, precisó.

2.000 mil millones
de pesos de recompensa ofrecen por información que permita la captura de los asesinos del fiscal paraguayo y para esclarecer los hechos.

El Director de la Policía Nacional anotó que el retrato hablado y la imagen que se ha difundido del presunto asesino son claves para esclarecer este homicidio y precisar quiénes están detrás. “Se trata de un crimen transaccional, de alta planeación, muy probablemente con una inversión de recursos para cometerlo”, dijo Vargas Valencia. Lea aquí: Revelan retrato hablado de presunto asesino del fiscal Marcelo Pecci

“Tenemos un avance importante, para nosotros estas horas son claves en la investigación, las primeras 72 horas son vitales porque el homicida no se ha movido o porque la organización está dándole órdenes o le están girando dinero. Es un estándar internacional, estas horas las estamos manejando con mucho cuidado para poder avanzar e identificar a los autores materiales en Colombia, pero también a los intelectuales en cualquier parte del mundo que estén”, agregó el oficial.

Niño Cardozo, comisario de la Policía Nacional de Paraguay, manifestó, por su parte, que Marcelo estaba de vacaciones desde hace un mes para organizar precisamente su boda con la periodista del Canal Trece de ese país desde hace un mes y solo un grupo cerrado en la Fiscalía sabía que iba a venir a pasar la luna de miel en Cartagena.

Las investigaciones hasta ahora apuntan a que en el homicidio pudieron participar tres personas: el sicario principal que disparó, el sujeto que lo transportó en la moto acuática y el encargado de hacer una tarea de seguimiento a la víctima.

“Este es un hecho sin precedentes en la historia de Paraguay y es por eso que estamos en contacto con los gobiernos y autoridades no solo de Colombia, sino de Estados Unidos, y con la DEA y el FBI”, afirmó Cardozo. El comisario confirmó que el cuerpo aún sigue en la morgue de Medicina Legal, en el barrio Zaragocilla, y que una vez hayan terminado con la necropsia, le será entregado a su esposa para que lo lleven a Paraguay. Lea: Los detalles del asesinato del fiscal de Paraguay en la Isla de Barú

Las autoridades de ese país no descartan que al fiscal antimafia Marcelo Pecci lo hayan seguido desde territorio guaraní. “Pensamos que el seguimiento pudo iniciarse acá”, dijo a medios locales el comandante de la Policía Nacional de Paraguay, Gilberto Fleitas.

Las investigaciones hasta ahora apuntan a que en el homicidio pudieron participar tres personas: el sicario principal que disparó, el sujeto que lo transportó en la moto acuática y el encargado de hacer una tarea de seguimiento previo y de reconocimiento del terreno para individualizar al objetivo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS