Sucesos


El ‘Carmen I’ casi se hunde en su penúltimo viaje por el Caribe

Así lo revelan audios que por WhatsApp le mandaron a sus familiares dos tripulantes cartageneros. Uno de ellos dice que llegaron a Panamá sacando agua con motobombas.

EDWIN TORRES PADRÓN

06 de febrero de 2021 12:00 AM

Mi amor, ya llegamos a Panamá, vamos al muelle 3 a cargar, veníamos con más problemas en las máquinas, eso se apagaba, pero ya llegamos gracias a Dios”.

Esas palabras se las dijo a su esposa el maquinista cartagenero Jonathan Villar Correa al concluir su penúltimo viaje el barco boliviano ‘Carmen I’, tras cubrir la ruta La Guajira-Panamá. Pero si ese penúltimo viaje fue difícil para los 10 tripulantes del carguero de bandera boliviana, el antepenúltimo fue toda una odisea.

El cocinero Diógenes García Arrieta, nativo de Bocachica, le contó a su esposa que la travesía de Panamá a La Guajira casi termina en tragedia porque estuvieron a punto de perderse en altamar luego que al barco le entrara agua. García relató en un audio que le mandó por WhatsApp a su compañera que “casi nos perdemos. Llegamos achicando a punta de motobomba”.

Pese a esas dos emergencias, y con solo unos arreglos de soldadura, el ‘Carmen’ volvió a zarpar del muelle 3, en Panamá, el lunes 18 de enero, a las 3 de la tarde. A Puerto Nuevo, en la Alta Guajira, iba con cuatro contenedores llenos de loza, tela, abanicos, aires acondicionados, juguetes, neveras, lavadoras, chancletas y ropa.

El jueves 21 de enero, día en que debía llegar a La Guajira, el ‘Carmen I’ desapareció extrañamente a una 67 millas náuticas de Cartagena luego de emitir una señal de emergencia.

Para algunos de los familiares de los tripulantes desaparecidos está claro que ese barco estaba en precarias condiciones. “En el muelle 3 (Panamá), donde ellos siempre cargan, los otros tripulantes de otras compañías me dijeron que ellos no entendían cómo ese barco pudo irse a viaje otra vez, porque antes de este viaje ese barco se estaba perdiendo”, cuenta la familiar de Diógenes.

“A mi me dijeron que ese barco no servía, que estaba hecho una chatarra. Tenía tiempo sin ir a un astillero, no estaba en condiciones para viajar. Tenía averías en la parte de abajo y lo único que hicieron fue soldarlo”, dijo la pariente de García Arrieta.

Ante la pesada carga que transportaba el ‘Carmen I’, representada en su mayoría en electrodomésticos, y por daños internos que saltaban a la vista, algunos de los familiares de los tripulantes (1 boliviano y 9 colombianos) creen que el barco se hundió y se aferran a la esperanza de que estén a la deriva en botes salvavidas.

Esa situación también toma fuerza en las autoridades marítimas luego que en la última semana fuese encontrada parte de la carga del buque y su documentación flotando en el mar. Ayer en la tarde aparecieron las maletas de los tripulantes en costas panameñas.

Piden investigación

Pastor Jaramillo Robles, abogado especializado en asuntos marítimos y apoderado de la familia de Jonathan Villar Correa, uno de los tripulantes del ‘Carmen I’, pidió a la Capitanía de Puerto de Cartagena que inicie la investigación jurisdiccional por el siniestro de la motonave.

Según Jaramillo, la embarcación siempre hace ese mismo recorrido transportando mercancías entre Panamá y Colombia y “resulta extraño que no se hayan comunicado por teléfonos satelitales, por lo que cobra fuerza la teoría de que puede estar apresada o efectivamente naufragada”.

En respuesta a una petición de colaboración a las embajadas de Estados Unidos, Panamá, Reino Unido, Reino de los Países Bajos, Francia y Nicaragua, que tienen naves militares en la zona donde desapareció el ‘Carmen I’, la Cancillería de Colombia indicó que esa solicitud fue remitida a “nuestras Embajadas y Consulados respectivos, para que a través de los canales diplomáticos se adelanten las acciones necesarias en procura de hallar con el paradero de la embarcación y sus tripulantes”.

Lo último
En su última comunicación, la Fuerza Naval del Caribe informó que los documentos del ‘Carmen I’ fueron ubicados en la costa de Colón (Panamá) por un nativo. También hallaron en altamar termos reportados dentro del manifiesto de carga de la embarcación. “La Armada sigue en la búsqueda en coordinación con Panamá. La Dirección General Marítima, a través de la Capitanía de Puerto de Cartagena, adelanta la investigación jurisdiccional pertinente para determinar las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se presentaron los hechos que involucran a la motonave boliviana”.
  NOTICIAS RECOMENDADAS