Sucesos


Las pistas que siguen los hijos de Omar Salguedo, conductor desaparecido

Familiares de Omar Salguedo Pautt, de quien no tienen información desde el pasado 23 de marzo, creen que pudo ser víctima de una banda organizada de delincuentes comunes.

EDWIN TORRES PADRÓN

01 de abril de 2021 12:00 AM

¿Extraña coincidencia o víctima de una banda que le roba a conductores mayores de 60 años?

Esa es una de las hipótesis que está en la mente de los familiares de Omar Enrique Salguedo Pautt, de 61 años, quien está desaparecido desde el pasado martes 23 de marzo, cuando salió de su casa, en El Pozón, hacia los alrededores de la Terminal de Transporte a buscar carreras.

Un hijo de Salguedo le contó ayer a El Universal que el mes pasado, y de acuerdo con sus averiguaciones, cuatro conductores habrían sido abordados por delincuentes que se hicieron pasar como pasajeros.

El primer hecho sucedió a principio de marzo con el conductor de un auto Renault Logan, de color gris. Al señor, de más de 60 años, le solicitaron una carrera desde Portales Alicante hacia Bosques de La Circunvalar. Cuando iba por la Variante, relata el hijo de Omar, uno de los tres sujetos que estaba en el carro lo empujó hacia el asiento trasero.

El vehículo lo llevaron hasta un sector enmontado de San José de Los Campanos, pero allí el conductor logró zafarse de los individuos y lanzarse. El afectado pudo echar el cuento, pero el auto aún no aparece.

Dos semanas después ocurrieron los casos de Omar Salguedo y Eduardo William Navas Castillo, de 66 años. El cuerpo de este último, baleado, atado de manos y con golpes en el rostro, fue encontrado el domingo en la mañana en una trocha cercana a Nelson Mandela. El carro de Navas, un Chevrolet Spark Life, de placas ISK-297, no aparece.

Y el último hecho habría ocurrido bajo similares circunstancias con un taxista que escapó de los delincuentes también en Bosques de La Circunvalar. Del carro no hay información.

La Policía Metropolitana informó que está investigando la desaparición de Salguedo Pautt con personal especializado del Gaula y el homicidio Navas Castillo con miembros de la Sijín y la Fiscalía. De los otros dos hechos no han recibido denuncias.

“No pasó por peajes”

Los hijos de Omar Salguedo han agotado todos los recursos para encontrarlo. Uno de sus hijos, que es militar, dice que esta semana revisaron las cámaras instaladas en los peajes de Turbaco y Gambote y por allí no pasó.

Omar siempre ha trabajado como conductor. Es taxista hace unos 25 años y últimamente se dedicó a hacer carreras por medio de la plataforma virtual Uber con un carro de su propiedad, un Mazda Allegro, de placas EWZ-640.

Su hijo asegura que a Omar por lo general le gusta transportar pasajeros hacia los pueblos de Bolívar y por eso se iba a laborar cerca de la Terminal de Transportes. Siempre sale como a las 2 de la tarde y regresa en la madrugada, casi siempre antes de las 2.

Ese 23 de marzo no fue la excepción. En un video captado por una cámara de seguridad de la casa de un vecino, en el sector Primero de Mayo, de El Pozón, se ve cuando el conductor sale a trabajar. Desde entonces, su paradero es incierto.

“Hemos recorrido todas las trochas de Gambote, de la Cruz del Viso, de Rocha, Puerto Badel y todas las cercanas a la Variante-Mamonal. Incluso, repartimos volantes con su foto en Marialabaja y corregimientos como Flamenco y Níspero. También hemos ido a Clemencia y toda esa zona, pero no hay información de nada”, manifiesta el hijo de Omar.

La última zona donde han buscado es Henequén. Recibieron la información de que un carro con las características del que conducía Omar fue visto en una trocha, pero aún no hallan pistas.

“No responde”

Neidis Salguedo, hija del conductor, le dijo a El Universal que el celular de su papá está apagado desde ese día. “Él nunca sale a lugares lejanos sin avisarnos y mucho menos duerme fuera de casa. Siempre tiene buena comunicación con nosotros. Mi padre tiene más de 25 años conduciendo, se conoce la ciudad muy bien.

Omar es delgado, de 1,60 metros de estatura, cabello liso negro y piel trigueña. Sus familiares manifestaron desconocer qué ropa usaba ese día.