Sucesos


No descartan extorsión como móvil del doble crimen en Montelíbano

Una cámara de seguridad de Cerro Matoso podría dar pistas sobre el crimen de la menor y su tía.

NIDIA SERRANO M.

15 de septiembre de 2020 07:30 PM

A la comerciante asesinada en Montelíbano, junto a su sobrina menor de 12 años, la estarían extorsionando. Esa es la nueva hipótesis que están investigando las autoridades, teniendo en cuenta que Melissa Romero es dueña de una ferretería en el municipio. (Lea aquí: Velatón en Villagrande por muerte de menor en Montelíbano)

Así lo indicó el alcalde de la localidad, José David Cura, quien señaló que en esa región del sur de Córdoba operan dos bandas criminales, Clan del Golfo y Caparros, que estarían cobrando ‘vacunas’ a los comerciantes.

“Estos grupos cobran unos impuestos mensuales a todos los comerciantes de nuestra región y se dice que ella no estaba pagando la cuota”, indicó el mandatario local, tras repudiar el doble asesinato y la delicada situación de orden público del municipio.

Dijo así mismo, que las primeras investigaciones permitieron establecer que los sicarios propinaron un solo impacto de arma de fuego a la mujer y que esta misma bala acabó con la vida de la menor, Taniusca Sibaja Romero, quien había llegado de Cartagena a pasar unos días de vacaciones en casa de sus abuelos.

Revisan cámaras

El mandatario dijo así mismo que han obtenido importante información a través de una cámara de seguridad, de propiedad de Cerro Matoso, instalada en el sector donde ocurrieron los hechos, aproximadamente a cuatro kilómetros del casco urbano, en la vía que conduce a la mina de ferroníquel. (Lea aquí: Ofrecen 20 millones de recompensa para esclarecer crimen de menor y su tía)

“Esas imágenes podrían llevar a las autoridades a identificar a los responsables del doble homicidio, dos hombres que se movilizaban en motocicleta y que interceptaron a las dos mujeres que iban a bordo de sus bicicletas deportivas.

Luego del crimen, los cuerpos de la tía y sobrina quedaron tendidos al lado de sus bicicletas y los sicarios aprovecharon la oportunidad para dejar un cartel, con las iniciales de un bloque de los Caparros, con lo cual se estarían atribuyendo la responsabilidad en el doble homicidio. Sin embargo, horas después sacaron un comunicado en el que desmentían tener algo que ver con el hecho.

Las autoridades están analizando si se trató de un cartel que buscaba desviar la investigación o si por el contrario, los Caparros sí fueron los responsables y después decidieron negar su responsabilidad en el doble homicidio.