Sucesos


Resuelven asesinato de mujer, 12 años después: su pareja, a prisión

El análisis de antropólogos forenses determinó que la muerte de Nancy Liliana Bello Avella no había sido accidental sino por estrangulamiento.

REDACCIÓN SUCESOS

23 de febrero de 2024 11:55 AM

Las investigaciones de la Fiscalía permitieron esclarecer el crimen de una mujer, que apareció muerta en agosto de 2011 en las aguas del río Cusiana.

“Por el avanzado estado de descomposición en el que fue hallado el cuerpo, en la necropsia practicada en el centro asistencial de Aguazul (Casanare), no se pudo establecer con exactitud la causa de la muerte. Desde entonces, el caso no tuvo mayores avances”, explicó el ente acusador al afirmar que debido al juicioso estudio de la fiscal que retomó el caso, se detectó que algo no cuadraba en todo el proceso. Lea: Matan a puñaladas a joven, de 19 años, por evitar que le robaran a su novia

Es así como 12 años después, la Fiscalía solicitó la exhumación de los restos de la víctima, Nancy Liliana Bello Avella, que reposaban en un cementerio en el departamento de Boyacá.

En el Instituto Colombiano de Medicina Legal de Villavicencio (Meta), con ayuda de tecnología de punta, antropólogos forenses durante tres meses estudiaron cada hueso de la víctima.

Tras este juicioso y científico análisis se pudo establecer que la muerte de Nancy Liliana Bello Avella no había sido accidental sino por estrangulamiento”.

Fiscalía.

Con ese en nuevo material probatorio, la Fiscalía le solicitó a un juez orden de captura en contra de Juan Carlos Salamanca Ariza, por ser el presunto responsable de cometer el crimen.

La investigación permitió determinar que el día de su fallecimiento la víctima era llevada por su entonces pareja sentimental hacia el municipio de Aguazul (Casanare), y que durante el trayecto se presentó una discusión entre la pareja que habría terminado con la muerte de la víctima.

La captura de Salamanca Ariza se hizo efectiva por parte de servidores del Cuerpo Técnico de Investigación de Casanare el pasado 20 de febrero en la ciudad de Sogamoso (Boyacá), en coordinación con unidades del Gaula del Ejército.

Le imputaron los delitos de homicidio agravado en concurso con ocultamiento, alteración o destrucción de elementos materiales probatorios. Es de aclarar que para la fecha del crimen (2011) no existía el delito de feminicidio.

Un juez con función de Control de Garantías avaló los elementos materiales probatorios aportados por el ente acusador y le impuso medida de aseguramiento en centro carcelario como presunto responsable del homicidio de su esposa para la época de los hechos. Le interesa: ¿Qué pasó con el perro que mordió y le causó la muerte a un niño en Arjona?

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS