Sucesos


Video: “Encontré a mi hijo con 3 tiros”, papá de joven asesinado en Chochó

Carlos tuvo hasta último momento la esperanza de que su hijo estuviera detenido. A las 8 p.m. de ese 25 de julio, el mundo se le derrumbó.

EDWIN TORRES PADRÓN

19 de agosto de 2022 01:10 PM

Su sueño era terminar de estudiar mecánica en el Sena y montar su propio taller de motos. “Esto va a cambiar, voy a estudiar para echar pa’ lante y para ayudarlos”. Eso le dijo José Carlos Arévalo Contreras a su papá apenas un día antes del 25 de julio.

‘Maiti’, como lo conocían, tenía los pies sobre la tierra y sabía cuál era su horizonte. El 30 de agosto cumpliría 21 años, pero no habrá celebración. Sus sueños quedaron truncados esa tarde cuando junto con Jesús David Díaz Monterroza y Carlos Alberto Ibáñez Mercado, los tres residentes en Chochó (Sucre), fueron asesinados en medio de un procedimiento policial. Le puede interesar: Video: testigo relata los últimos momentos de los asesinados en Chochó

José Carlos fue aquel muchacho que ese último lunes de julio se fue en la tarde con su moto a realizar “piruetas” en la vía que va al corregimiento de Las Palmas, en los alrededores de Sincelejo. Con él estaba Jesús David cuando llegaron los policías a requisarlos en medio del procedimiento que realizaban por toda la zona para dar captura a los asesinos del patrullero Diego Felipe Ruiz Rincón en una panadería del municipio de Sampués.

25 de julio
fueron asesinados Carlos Ibáñez, Jesús Díaz y José Arévalo en Chochó (Sucre).

A José Carlos y a Jesús David los señalaron de ser los presuntos homicidas. Ellos se defendieron, explicaron que solo practicaban “stunt” (acrobacias en moto) en esa zona, algo que usualmente hacían varios días a la semana. Hubo confusión y en medio de ese caos hubo disparos al aire. Uno de los proyectiles impactó a Jesús David en la rodilla izquierda. Lea también: Se conocen imágenes del presunto sicario que asesinó al patrullero en Sampués

José Carlos no lo pensó dos veces. Llevó a su amigo ‘el Bolita’ de regreso a Chochó. ‘Maiti’ no volvió a su casa. De la vivienda de Jesús salieron en su moto rumbo a una clínica en Sincelejo. También los acompañaba una hermana de ‘el Bolita’. No llegaron a su destino.

A José Carlos y a Jesús David los bajaron de la moto en el sector de Las Cruces. Allí también pusieron contra el piso a Ibáñez, que iba a Sincelejo con una pasajera y se detuvo a preguntar qué le hacían sus amigos. A los tres se los llevaron con vida de ese lugar en una camioneta de la Policía y dos horas después aparecieron muertos en una clínica de la capital de Sucre.

“Ahorita o mañana lo sueltan”

En su casa, frente a la plaza principal de Chochó, Rosiris se quedó esperando a su hijo. Ella recuerda que ‘Maiti’ estuvo toda la mañana trabajando como mototaxista. Volvió poco después del mediodía, almorzó, descansó un rato y a las 5:10 de la tarde salió en su moto para la casa de su novia, ahí mismo en Chochó. Allí, cuenta Rosiris, ‘Maiti’ se encontró con ‘el Bolita’ y le dijo que sus amigos de Sincelejo estaban realizando “piruetas” en Las Palmas. Ambos se fueron enseguida a esa zona.

Carlos Nadín, el papá José Carlos, es maestro de obras y ese lunes vio al mayor de sus hijos, ‘Maiti’, cuando este llegó a almorzar. Carlos Nadín retomó labores a las 2 de la tarde en la construcción donde trabaja, ahí mismo en Chochó.
Video: “Encontré a mi hijo con 3 tiros”, papá de joven asesinado en Chochó

Carlos cuenta que en la tarde escuchó cuando sus vecinos hablaban del asesinato de un policía en Sampués. Él asegura que simplemente escuchó la noticia y siguió en sus labores. Más tarde, como a las 6, lo llamó su hermana por celular a decirle que por ‘La Garita’ (entrada a Chochó, sector Las Cruces), la Policía tenía detenido a José Carlos. Lea aquí: Coronel Núñez voló a Panamá desde Cartagena y le perdieron el rastro

“Mi hermana me dijo que me fuera para allá, pero yo le dije: ‘Mija linda, yo no me puedo mover de aquí porque estoy trabajando. Y eso debe ser porque en Sampués mataron a un policía y la Policía anda realizando retenes. No le des importancia a esto. Todo al que cogen es sospechoso, pero ahorita o mañana lo investigan y lo sueltan”, cuenta Carlos.

Casi al instante, es el hijo menor quien llama a Carlos Nadin. El adolescente le cuenta que a su casa llegaron varios policías buscando la pistola con la cual supuestamente mataron al patrullero en Sampués. El muchacho le dijo que los uniformados revolvieron la casa.

Solo queremos que se aclaren los hechos. Queremos justicia, que si hay uno o varios implicados, todos tienen que pagar con cárcel. Que se aclare el nombre de todo un pueblo, porque el daño que han hecho ha sido profundo”.

Carlos Nadín Arévalo.

“Mi hijo les preguntó que dónde estaba la orden de allanamiento, que si tenían evidencia de que el hermano había matado al policía como ellos decían. Entonces uno de los policías le respondió: ‘ah, eres igualito al hermano tuyo (José Carlos), alzaíto’. Mi hijo volvió a decirle que le mostraran la evidencia y en eso lo golpean”, relata Carlos Nadín, quien pese a eso, siguió trabajando.

A eso de las 7:30 de la noche, su hijo volvió a llamarlo para decirle que a ‘Maiti’ lo habían matado. “Nombe, como así papá, eso es mentira. De una me fui y encontré mucha gente en mi casa. Me fui de una a la clínica de Sincelejo y llegué a eso de las 8 de la noche. Encontré a José con un tiro en la frente y dos en el pecho. Estaba golpeado, maltratado”, asegura el papá del joven.

Veinticinco días después de esa tragedia, Carlos y su esposa Rosiris se preguntan qué fue lo que hizo su hijo para que lo asesinaran de esa manera.

NOTA: Esta es la segunda entrega de una serie de trabajos periodísticos especiales realizados por El Universal en Chochó con los familiares de las tres víctimas y con los habitantes de ese corregimiento de Sincelejo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS