Facetas


Perkys, un pintor del Caribe que triunfa en Madrid

Jorge Ariza Rosado partió a Europa con el sueño de emerger en el arte que tanto ama, algo que está logrando y que comparte con su natal Aguas Blancas.

CRISTIAN AGÁMEZ PÁJARO

06 de junio de 2021 08:01 AM

En Aguas Blancas el arte ha dado frutos que llegan desde Madrid, España, y que ahora traen siquiera un poco de alegría y beneficio para este pueblo del departamento de Cesar, por años abandonado y donde paradójicamente ni siquiera hay el agua (potable) que promete su nombre. Es uno de sus hijos, que hace muchos años se marchó porque la violencia recrudecía entre guerrilla y paramilitares, el orgullo de este pequeño corregimiento de Valledupar, a través de sus pinturas y su arte. “Desde que tengo uso de razón, pasaba pintando las paredes, los cuadernos (...) Hacía desnudos de quien consideraba yo que tenía una figura perfecta, que era una prima. Tengo muchos dibujos de ella”, recuerda Jorge Ariza Rosado, ese pintor que empezó a forjarse en esas tierras. “A los 16 años me tocó huir del pueblo -continúa-, porque hubo unos ataques guerrilleros contra la estación de Policía, a unos doscientos metros de mi casa”. Se fue de Aguas Blancas pero siguió pintando cuadros en la terraza de una vecina, en Álamos, un barrio de Valledupar. Y esa ‘galería’ abierta conjugó para él una maravillosa oportunidad: ahí una mujer quedó fascinada con sus obras de arte y se interesó en comprarlas. “Con el dinero que me pagó por esos cuadros, pagué mi primer semestre en Licenciatura en Arte, en la Universidad Popular del Cesar.

Perkys, un pintor del Caribe que triunfa en Madrid

Perkys junto al pintor Domingo Zapata.

La gente me preguntaba que por qué no estudiaba otra cosa, que de qué iba a vivir, pero yo desde pequeño siempre soñé con ser artista. Luego – en los siguientes semestres– me becaron y terminé mi carrera becado”, comenta. Para cuando comenzó su carrera, tenía experiencia empírica y se había destacado pintando, aunque no todo fuera color de rosa. “Cuando estudié en un curso vacacional de la Casa de Cultura de Valledupar, hubo una convocatoria en un Festival Vallenato para un concurso de pintura y yo, muy osado porque todos los que participaban eran artistas reconocidos de la región, pinté una obra bien explosiva, una cosa increíble. Cuando hicieron la preselección mi obra no quedó, me sentí tan decepcionado que me quise llevar mi obra. Ya estaba expuesta junto con las otras obras que no seleccionaron, ya le habían puesto precio y la iban a vender a unos gringos por 600 mil pesos, pero yo la quité de ahí y me la llevé. Está ahora en la casa de una prima. Después de eso (decepcionado), demoré como cuatro años sin tocar un pincel”, narra.

***

En 2015, Jorge se marchó a Europa a buscar los rumbos que no encontraba aquí. En Madrid, España, por cosas de la vida conoció a Miguel Ángel Sánchez, un representante artistas musicales que le presentó a su vez al compositor Nacho Cano, exintegrante de la agrupación Mecano. Cano supo de su talento y lo contrató.

“Le pinté un mural en su mansión de Ibiza, de unas imágenes rupestres en un muro inmenso. Me pagaron 900.000 pesos, recuerdo que Nacho me dijo que ese mural me iba a traer mucha alegría. A los tres meses recibí una llamada, me iba a presentar a uno de los pintores más importantes del mundo: Domingo Zapata, quiso conocerme porque la obra lo sorprendió”, recuerda. Así, sin esperarlo, Perkys, seudónimo con el que se hace llamar Jorge Ariza, se topó con uno de los artistas españoles más populares de estos tiempos, conocido como el pintor favorito de Hollywood, por su cercanía con súper estrellas, cantantes, actores, músicos y políticos. “Me dijo que le gustaba lo impecable del mural, que mi estilo se parecía al de Diego Rivera. Domingo vive en Nueva York, pero me dijo que cuando él necesitara pintar algo importante en Europa me llamaba y me buscaba”, narra.

Sumado a eso, tiempo después, Perkys hizo una réplica de una obra de Zapata que también le fascinó al pintor, que lo invitó entonces a ser parte de su taller en Madrid. “Estaba pasando por una situación muy difícil, había estado trabajando de conserje en el edificio donde vivía, luego se me acabó el contrato y me fui a trabajar en un restaurante. Domingo me ofreció que pusiera a trabajar con él, en todo lo relacionado con el mundo en el que se mueve, organizando exposiciones, trasladando una obra de un país a otro, me iba a pagar el doble de lo que estaba ganando (...) Cuando empecé a trabajar con él, comenzaron a surgir oportunidades muy importantes, comencé a conocer a gente muy importante, él es un artista de muchas relaciones públicas, es amigo del papa Francisco, de presidentes... Presidentes de Estados Unidos tienen obras de él. En la primera exposición que hizo en Nueva York, toda la colección se la compró Jhonny Depp, te puedes imaginar lo grande que es, yo me sentía tan feliz que no me importaba que si quería me utilizara para lavar sus pinceles, me sentí el más afortunado, también por poder conocer de cerca a tantos artistas importantes”, relata.

Una menina colombiana

Mientras trabajaba en el taller de Zapata, Perkys participó en una convocatoria para “darle color” a una de las meninas del pintor Diego Velásquez. “Hay un artista en España que se llama Antonio Azzato. Resulta que cuando tú vas al Museo del Prado no te dejan hacerle fotos a las meninas de Velásquez -que son unas figuras muy importantes del arte-, la gente sale frustrada porque le pueden hacer fotos. Entonces este artista quiso ‘sacar’ a las meninas a las calles, haciendo representaciones de ellas en 3D. Fue una locura, porque en la exposición participaron celebridades, artistas importantes como Alejandro Sanz, Ágata Ruiz de la Prada, tuvo un impacto brutal”, dice.

Las meninas en 3D, pintadas al gusto de las celebridades que participaron, estuvieron expuestas en las calles de Madrid, donde la gente podía fotografiarlas y luego fueron subastadas. “Después hicieron otra convocatoria donde podían participar artistas emergentes. Presenté una propuesta y la seleccionaron, fue inspirada en Barranquilla, en el Carnaval, representé la alegría de Colombia y su bandera. Las redes se dispararon, la prensa, la televisión, me sentí el hombre más afortunado del planeta. No me lo creía realmente, más todavía cuando supe que mi obra iba a ser subastada para la fundación de Rafael Nadal”, explica. La menina pintada por Perkys, titulada ‘Mi universo’, de 1,80 metros de alto y elaborada en fibra de vidrio, fue subastada en 90 millones de pesos.

Perkys, un pintor del Caribe que triunfa en Madrid

Menina de Perkys, expuesta en las calles de Madrid.

***

Perkys ha regresado a Colombia a compartir un poco de su alegría con su natal Aguas Blancas, a través de una fundación que creó para ayudar a los niños de su pueblo, para enseñarles su arte. “Primero hicimos una campaña para recoger fondos y ayudar a los niños. Al año siguiente, pensé en que dar un juguete en Navidad no era suficiente, entonces creamos Regalando Sonrisas, la fundación nace precisamente en 2018. A partir de ahí empezaron a llovernos ayudas. La primera fue una donación de 50 millones de pesos que hicieron unos españoles, con eso se construyó la sede. Nos donaron el lote donde está la fundación y el Musical del Rey León empezó a donarnos cosas, así como el Real Madrid que nos regaló cosas para los niños. No te imaginas la emoción de ellos”, cuenta, contento de poder llevar algo de sus triunfos a los más pequeños.

Ahora, Jorge Ariza está en Cartagena de visita y prepara una exposición para el 18 de junio, en Café Lunático, donde mostrará un abrebocas de la primera exposición individual que tiene pensada realizar en Madrid, como parte de ese sueño de triunfar en el arte que ya para él es una realidad.

Perkys impartiendo clases a los niños de Aguas Blancas.