Yoselín Rincón, la reina de Julio Teherán

08 de febrero de 2015 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Se dice que “detrás de cada gran hombre, hay una gran mujer”, pero en el caso Julio Teherán hay un reina.

Yoselín Rincón Castillo tiene más de una corona en su cuarto como el recuerdo de su vida antes de conocer al pelotero cartagenero.

Su paso por los certámenes comenzó hace más de cinco años cuando fue representante del barrio El Socorro al Reinado de la Independencia en 2010.

“El Reinado de la Independencia fue la base de todo. Ahí se me abrieron las puertas, la gente me conoció y pudo saber quién era yo. Además, los premios me sirvieron para costear mi carrera de Comunicación Social y colaborar en mi casa. A ellos les agradezco muchas cosas”, comenta Yoselín.

Allí consiguió el virreinato, un título que le permitió concursar en 2011 en el Reinado Nacional del Café, siendo elegida como reina y un año más tarde participó en el Reinado Internacional del Café 2012, ocupando otra vez el virreinato.

“Nunca fui al Reinado del Café pensando que iba a ganar, no pensaba en eso. Fui con la idea de  disfrutarlo, de ver de qué se trataba y conocer la cultura del café. En el momento que gano y me toca participar en el Reinado Internacional del Café, mucha gente comenzó a decir que mejor me presentara en el Concurso Nacional de Belleza. En un momento dudé de participar, pero luego senté cabeza y dije: ‘Voy a aprovechar esta oportunidad’. Y a pesar de no haber ganado la corona, no me arrepiento de nada”.

Su temple, así como su belleza, fueron fundamentales para ganar en los concursos, dos cosas que impactaron a Julio Teherán hace más de un año.

Fue entonces donde su carrera de modelo y sus estudios quedaron de lado por un tiempo, una decisión que no fue fácil y que requirió muchos sacrificios.

“Hace un año y medio nos conocimos en el cumpleaños de una amiga. Fue una relación supremamente rápida. Y luego de un tiempo decidimos irnos a vivir juntos”.

Lo más difícil fue lidiar con las críticas, ese pensamiento de que si se está con una persona famosa es por interés, que por eso se lleva una vida de lujos y superficialidad, pero no hay nada que esté más lejos.

“La gente habla muchísimas cosas, cree que a mí se me llenaron los ojos por el dinero, pero cuando conocí a Julio no tenía ningún interés en él. Pero después de insistir y de conocerlo pude ver que quería algo serio conmigo”.

Vivir con él no fue planeado. Surgió luego de viajar a visitarlo y sentir que la distancia podría jugarles una mala pasada, algo que ambos no estaban dispuestos a permitir.

“Por más que quisiéramos mantener una relación de lejos, era muy difícil. Casi nunca coincidimos por mis estudios y su carrera. A pesar de que soy muy independiente, fue difícil dejar a mi mamá sola”.

A partir de ese momento se convirtió en el refugio de Julio durante las intensas temporadas en las Grandes Ligas.

“Es duro. A veces debo estar seis días sola cuando él está de gira y cuando está jugando es horrible porque tú quieres que todo le salga bien. Rezo el Padre Nuestro sopotocientas veces y así como sufro yo, sufren su mamá y su papá. Muchas veces lloro cuando las cosas no le salen, pero siempre lo recibo con una sonrisa”.   

Al fin y al cabo Yoselín es un pedazo de su adorada Cartagena en la enorme y distante metrópolis estadounidense, una razón para sentirse como en casa.  

“Soy su compañera en esa tarea que es difícil, pero que muchos ven fácil. Su carrera es de muchos sacrificios para él y para su familia. Y para mí también”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS