Tecnología


Tecnología y liderazgo: la fórmula del éxito de las organizaciones

Brindar una experiencia de trabajo de excelencia, es la forma correcta de liberar el potencial de las personas y ayudar a las organizaciones a navegar el cambio.

EL UNIVERSAL

30 de agosto de 2021 05:06 PM

El mundo laboral sigue experimentando una gran revolución. Un proceso en el que elementos como la movilidad, el trabajo flexible y la transformación digital toman una mayor relevancia. Estos, además de optimizar la productividad, permiten establecer una dinámica de trabajo alineada con las expectativas de los colaboradores y los objetivos de cada organización.

Una situación que continúa planteando retos a los líderes, quienes deben establecer una metodología que permita mantener la motivación y los índices de productividad deseados de los equipos de trabajo. De acuerdo al estudio Tendencias Globales de Talento 2021, desarrollado por la consultora Mercer, el 74% de los encuestados considera que la nueva realidad ha transformado la forma en que se trabaja, un 63% afirma que ha cambiado la forma en que se gestiona a los empleados, y un 58% la manera en que se evalúa su desempeño.

En este escenario el líder deberá mantener una estrecha comunicación con los colaboradores. Si bien la presencialidad era el canal sobre el cual se desarrollaba este proceso, la flexibilidad y la movilidad son atributos que han fomentado el uso de otros métodos como las videoconferencias. Hoy, lo realmente relevante es aprovecharlos como elementos que permitan consolidar las relaciones y establecer una rutina que fomente el contacto eficiente.

“Otro elemento diferencial es la forma en que podemos empoderar y generar confianza en los colaboradores. Son elementos que en la dinámica laboral son indispensables en cuanto fomentan un mayor compromiso en los empleados y la forma en que se desenvuelven frente al desarrollo de tareas específicas. El incentivar emociones positivas se traduce principalmente en la corresponsabilidad del colaborador por dar lo mejor de sí mismo en el propósito común de alcanzar los objetivos propuestos” afirma Juliana Duque, Talent Strategy Leader, en Mercer para Colombia, Centroamérica y Caribe.

Es así como, el líder como habilitador de la transformación cultural, eje que debe fomentar la comunicación, la confianza y la productividad, y quien debe buscar alternativas para garantizar el equilibrio profesional y personal de sus colaboradores, debe contar con las siguientes características:

* Autoconocimiento: fomentar espacios para la autoevaluación, reconocer sus propias emociones y permitirse experimentarlas, como eje que permite optimizar los espacios de planeación e incentivar conversaciones sinceras uno a uno. Es un elemento que igualmente le permite trabajar en el autoconocimiento y la comprensión de los otros.

* Empatía y comprensión de otros: generar espacios de comunicación para establecer relaciones de confianza, lo cual permite consolidar equipos de trabajo comprometidos.

* Responsabilidad del líder frente al negocio: en el direccionamiento para el desarrollo de proyectos y acciones puntuales, debe fomentar sesiones para la planeación, la creatividad, el intercambio de ideas, y otros espacios colaborativos genera un mayor involucramiento del equipo y un alto nivel de compromiso.

El rol de la tecnología para brindar una mejor experiencia de trabajo La nueva realidad laboral plantea grandes cambios culturales en las organizaciones. Una dinámica en la que la productividad no se mide por la cantidad de horas que un colaborador está al frente de un computador, sino en el cumplimiento de metas y objetivos. Para esto, las áreas de recursos humanos de las organizaciones y las de TI deben implementar una estrategia con la que los colaboradores, además de poder acceder a sus herramientas de trabajo en el momento que lo necesitan, puedan implementar una rutina para alcanzar un balance entre su vida personal y profesional.

Este cambio de paradigma, fomenta el desarrollo de entornos de trabajo en el que no existen limitantes de espacio y de tiempo. Un escenario en el que la tecnología cumple un rol determinante, en cuanto permitirá establecer una dinámica de trabajo en la que el trabajador podrá cumplir con sus labores desde cualquier distancia o lugar.

Asimismo, es un elemento que garantizará la seguridad de la información, al estar en capacidad de anticipar

o hacer frente a cualquier situación que comprometa la operatividad de la organización.

En este sentido, según el estudio de Citrix y One Poll “One Year On”,el 45% de los entrevistados afirmaron que los principales factores que dificultan la productividad cuando se trabaja desde casa son: falta de tecnologías, aplicaciones adecuadas y de acceso a documentos y archivos. Por su parte, un el 68% de los colaboradores aseguran que en adelante las oficinas se usarán en estilo híbrido.

“Esta nueva forma de trabajar trae como resultado el desarrollo de sistemas híbridos, en los que las personas alternarán las oficinas con sus hogares. De esta manera, las empresas deberán identificar cuáles son las posiciones más aptas para trabajar bajo un esquema flexible. Igualmente, es un modelo que les permitirá a los empleados elegir el lugar desde donde quieren continuar laborando según sus necesidades. Esto con el fin de que puedan

mantener su creatividad, motivación y productividad” afirma Juan Pablo Villegas, Gerente General para Citrix Colombia.

En este escenario es muy importante establecer parámetros con los que se pueda garantizar el bienestar de los empleados. Es por esto que se deben adoptar prácticas, centradas en la búsqueda de una relación intencional y saludable con la tecnología en el lugar de trabajo con el fin de ayudar a los colaboradores a mantener un equilibrio entre su trabajo y su vida personal.

“La tecnología es un aspecto más de los que componen la experiencia de trabajo de un individuo, pero su rol es esencial para que se sientan empoderados, para ayudarlos a enfocarse, para simplificar sus rutinas y que logren hacer mejor su trabajo” completa Villegas.

En un momento de grandes cambios, las organizaciones deben contemplar las alternativas que estén al alcance de su mano para mantener los índices de productividad y motivación esperados, como elementos que permitan alcanzar los objetivos de los equipos de trabajo.

Una estrategia en el que las tecnologías y el liderazgo hacen parte fundamental de este engranaje.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS