Revista viernes


¿Qué hacer si se quemó con pólvora?

El manejo de quemaduras es netamente médico y hospitalario, se trata de una herida de gravedad que conlleva más problemas.

Llega la temporada más festiva del año, Navidad y Año Nuevo y con ella los eventos donde la pólvora es parte de la celebración, hasta allí todo es normal si la misma es accionada por personal capacitado y su uso se limita a una distracción general que no incluye a quienes disfrutan del espectáculo.

Ese sería el panorama ideal, de no ser por el uso que se le da a este explosivo sin el rigor que exige su maniobra, derivando en un alto número de quemados, muchos con compromisos graves de su salud e incluso su vida.

Colombia tiene una regulación estricta para su producción, comercialización y posterior uso de la pólvora, sin embargo, muchas veces no se cumple, toda vez que falta cultura en ese sentido y se toma como un juego, manifiesta el doctor Alfonso Lemaitre, cirujano plástico del Hospital Serena del Mar.

En estas celebraciones además están los alumbrados, por tanto el riesgo de quemadura eléctrica también está presente.

“La pólvora representa un bello espectáculo cuando es manejado por expertos, sin embargo, los accidentes que puede causar, puede dejar secuelas de por vida, incluso, dependiendo del tipo de quemadura, puede llevar a la muerte”, advierte el profesional. (Lea aquí: Conozca si padece una enfermedad respiratoria)

Recomendaciones

Generalmente en este tipo de celebraciones, las recomendaciones se mantienen, también se suman los consejos en cuanto a primeros auxilios para tener en cuenta en caso de una eventualidad. Cabe destacar que el tratamiento de las lesiones profundas y que revistan gravedad, siempre será en centro hospitalario.

La mayoría de los accidentes producidos por pólvora afecta a quienes la manipulan y hay un porcentaje no despreciable en los observadores que acuden a esos espacios, lo más preocupante es que hay muchos niños en ese grupo. Es menester recordar que en estas celebraciones además están los alumbrados, por tanto el riesgo de quemadura eléctrica también está presente.

Las quemaduras varían dependiendo de su intensidad. La de primer grado es aquella leve, donde se enrojece la piel, pasando por las moderadas y llegando a las severas, que son las llamadas de segundo y tercer grado, requiriendo tratamiento hospitalario, advierte el doctor Lemaitre.

La gravedad de la quemadura va a depender siempre del agente que la originó, el tiempo de contacto y la temperatura a la cual estuvo expuesta la piel. Normalmente las de primer grado no revisten gravedad, la mayoría requieren manejo ambulatorio y medicamentos hidratantes, sin embargo, cabe recordar que cuando se da en edades extremas, es decir, niños y ancianos, la piel es mucho más fina por lo que pueden profundizar y extenderse.

Cuando se habla de segundo grado, es la quemadura que no solo está roja, presenta dolor intenso, sino que presenta ampolla, a partir de allí se requiere valoración médica, que si considera, se remite a un cirujano plástico. Dependiendo de la extensión, gravedad, edad, comorbilidades, se decide el manejo, sea domiciliario o con hospitalización.

Consejos

Hay que tener en cuenta que estos artefactos no solo representan peligro por el riesgo de quemadura, si el estallido es muy estruendoso y cercano, puede darse un daño auditivo y afectación ocular.

El primer consejo va encaminado a advertir que la pólvora solo debe ser manipulada por expertos, pero como siempre suceden accidente por desatender esta recomendación, no es redundante aclarar lo siguiente:

Mantener a los niños alejados de la pólvora, porque una vez se prende, no hay control y el riesgo es grande si no se mantiene distancia prudente.

Si se presenta un accidente, se debe alejar a las personas del sitio del evento.

Ante una quemadura, de inmediato se debe limpiar la piel únicamente con agua, lo ideal es que sea tibia y si se dispone de jabón neutro, usarlo hasta lograr atención médica.

Retirar la ropa, solo si no se encuentra adherida a la piel.

Cuando se trata de una quemadura eléctrica, muchas veces no deja lesión expuesta, por eso requiere atención médica inmediata.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS