Revista viernes


Supera tus propios límites

“No compitas con nadie, no tienes que demostrarle nada a nadie. No tienes que llegar a donde otro llegó, sólo superar tus propios límites ¡sé la mejor versión de ti mismo!”

PRINCE MARTÍNEZ

29 de octubre de 2020 04:54 PM

En estos tiempos tan inusitados que nos ha tocado vivir, cobra relieve una costumbre que siempre me aplico y es la de “empujar la gana” que no es otra cosa que darle vida a aquellas situaciones que tenemos represadas o que en el momento no parecen interesarnos dizque porque “no tenemos ganas de hacerlas”. Anda Prince, empuja la gana.

El psiquiatra Carlos Chiclana, profesor en la Universidad CEU San Pablo, es consciente de que con los confinamientos, el miedo al contagio y la incertidumbre que nos ha traído la pandemia, muchas personas han perdido la gana, han perdido sus ideales, han dejado a un lado sus sueños y la motivación por la vida.

Por eso, el especialista propone en un artículo “salir a cenar con tus ideales”, en el que invita a dar pasos para “lanzarse en el tobogán de la vida”. Y yo los invito con el profesor a “empujar la gana”.

Comparto algunos puntos de su propuesta, en la que habla de nuestros ideales como si fueran un cónyuge que hay que reconquistar y lo vas a hacer “empujando la gana”.

1. Toma tú la iniciativa

Es el momento de decidirte por lo que quieres de verdad. No entres en la pelea por ser el que más ha sido afectado por esta crisis, ¿sanitarios, amas de casa, profesores, pequeño comercio? Qué no te enfunden el traje de víctima y opta por ser protagonista de tu película.

2. Ve a un sitio que te inspire

Mira a ver cómo puedes conectar con ellos: aquel lugar, algo que active sentimientos, esa película, un libro, un mentor que te enciende. Conecta con su origen, qué le gusta, cómo crecen, cómo se lo pasan bien y de qué se alimentan.

3. Sueña junto con tus ideales

Cuál es la visión que tienes, adónde quieres llegar con alma grande para conquistar tu mundo interior. Háblales con claridad e invítales a tocar tu corazón, para que se promueva el cambio.

4. No te pierdas la aventura

Los ideales no están accesibles en el supermercado de la esquina. Es necesario abrirse a la sorpresa y el asombro, negociar con ellos, conversar, conquistarlos. Dedícales tiempo, te cogerán cariño y confianza y te dedicarán tiempo a ti.

5. Que nadie ponga sus manos en ellos

No dejes que nadie intoxique tu horizonte. Tú sigue adelante con tus ideales. Los ideales son un modo de vida, una actitud, un estilo que te impregna y te hace disfrutar de cada respiración.

6. A quién amarás durante el camino

Caminante si hay camino, se hace camino al amar. Mira a quién querrás más al llegar a la meta y durante el proceso porque ¡quién sabe si llegarás!, pero que andarás hacia allá es seguro. Una de esas personas a las que es necesario amar más, eres tú mismo.

7. Felicidad es lo que persigues

¿Tus ideales te harán más feliz? ¿Harán más felices a las personas de tu vida? Este es el destino elegido: felicidad; que no es lo mismo que bienestar o placer. Al final de cada día repasa aquello por lo que estás satisfecho, porque tienes vida, has amado a otros, y por lo que estás agradecido, porque te han amado.

8. Celebra cada avance

Qué rica es la cultura de la celebración. Hazlo tú también contigo mismo, cuando lleves a cabo modos prácticos y concretos de pasar del mundo de los ideales al mundo real. Hazlo y celébralo.

  NOTICIAS RECOMENDADAS