$310 millones le costaría a la Alcaldía de Cartagena mantener Playa Azul

22 de mayo de 2020 06:00 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un presupuesto de 1.500 millones de pesos fue invertido dentro del programa de Ordenamiento de playas que logró en 2019 que una franja de 200 metros en el sector de La Boquilla recibiera la certificación de Bandera Azul (Blue Flag).

Este importante reconocimiento internacional situó a Cartagena de Indias en la lista selecta de ciudades con los balnearios más organizados, seguros y amigables con el medio ambiente. Sin embargo, la realidad de playa Azul La Boquilla dista mucho de estos calificativos pues permanece deteriorada y para muchos ciudadanos en el “olvido”. Lea: Deterioro de Playa Azul La Boquilla pone en riesgo galardón internacional

En dialogo con El Universal, Luis Enrique Roa, director de Distriseguridad, señaló que desde que asumió su gestión es consciente de la importancia de mantener este sello pero que es necesario tener en cuenta los costos que requiere esta obra.

“Playa Azul resulta ser un sello de calidad muy atractivo tanto a nivel nacional como internacional pero esta certificación nos cuesta 30 millones de pesos al año sin contar con unos estudios que hay que hacerle al agua para validar que la calidad de esta sea óptima para los bañistas y, solo esas muestras, tienen un costo de al menos unos 10 millones de pesos al año”.

Roa explica que el Distrito encontró falencias tras la puesta en marcha del proyecto entre las que se destaca una deuda con la empresa Aguas de Cartagena por 120 millones de pesos.

“Estamos impulsando diferentes gestiones no solo para continuar con este proyecto tan importante sino también para subsanar algunas falencias que hemos encontrado. En la actualidad se adeudan por lo menos 120 millones de pesos que por razones que aun desconozco no fueron cancelados oportunamente a Aguas de Cartagena y esto tiene que ver con los recursos de unas obras que debieron incluirse en el desarrollo de este proyecto, que además tuvo una adición de 157 millones”, contó.

Manifestó que, pese a que el tema es complicado por su financiación, radicó una petición ante Secretaría General para salvar la playa y con ello la certificación de Bandera Azul.

“He oficiado a Secretaria General precisamente con el interés de que este proyecto tenga futuro y para sanear estas deudas que, con el recurso importante que fue usado para proyecto, debieron quedar canceladas. Nos estamos encargado de darle continuidad al proyecto”.

El funcionario advierte que dentro del proyecto de Playa Azul La Boquilla falló el no designar a una entidad encargada de su mantenimiento y administración.

“Estamos hablando de un contrato que tiene fecha de del 2 de mayo del año 2019 y que arrancó en su primera fase de estructuración, de puesta en funcionamiento, pero nunca se estudió la segunda parte, es decir, como iba a funcionar la Playa Azul”.

El director de Distriseguridad dijo que según proyecciones realizadas alrededor de 310 millones de pesos le costaría al Distrito el funcionamiento y puesta en marcha de esta playa.

“Este galardón le está costando a la ciudad un recurso importante y no es el único porque hay pendientes unos trabajos por eso estamos gestionando unos recursos porque no quedaron previstos, no quedaron planificados. Nuestra tarea por el bien de la ciudad es hacer la gestión para terminar los aspectos que todavía están faltando: adecuación de parqueadero (a un costo de 5 millones de pesos), garantizar una vigilancia y seleccionar a unas personas para que se encarguen de la limpieza”.

Roa explicó que, en medio de la contingencia por el coronavirus, los fuertes vientos y las inclemencias del clima han hecho estragos en la infraestructura física de la playa.

“Los fuertes vientos han generado un deterioro en la estética de la infraestructura a y como las personas que estaba encargadas de su cuidado se refugiaron por la pandemia eso también influye. Hemos elevado una petición para instalar un puesto de vigilancia nocturno y a Pacaribe para que se encargue de las labores de remoción de residuos”.

Imagen

Buscan convenio

Luis Enrique Roa señaló que tras una reunión con autoridades y gremios del sector turístico donde se evalúo el tema de Playa Azul, La Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo, Anato, mostraron su intención de asumir la administración de este balneario.

“Anato le presentó al señor alcalde una propuesta en la que expresaban que ellos querían asumir la administración de Playa Azul de manera conjunta con el Consejo Comunitario de La Boquilla porque son las personas del área de influencia quiénes deben tener la primera opción laboral”.

Por ahora Distriseguridad espera retomar las labores de limpieza y acondicionamiento en Playa Azul una vez se realice la reapertura de estos balnearios. Además, esperan que se dé luz verde para que Corpoturismo se encargue del mantenimiento de Playa Azul La Boquilla.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS