Cartagena


Cambio climático es una realidad: ¿cómo planificar la futura Cartagena?

El calentamiento global afecta a todo el planeta. Las ciudades costeras están amenazadas por el aumento del nivel medio del mar y las altas temperaturas.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

27 de septiembre de 2021 10:30 AM

En Cartagena las calles inundadas se han vuelto parte del paisaje urbano de ciertos barrios. Al caer la lluvia, los deslizamientos significan divorcio entre familias y sus hogares. El clima es un tópico crucial para la planeación de las ciudades. ¿Cómo analiza el tema el Distrito para la proyección de La Heroica?

(Le puede interesar: Cartagena se está hundiendo ¿Qué hará el Distrito al respecto?)

El Universal entrevistó a Juan David Franco Peñalosa, secretario de Planeación de la ciudad, para tener precisiones al respecto. El economista y magíster en planeación urbana indicó que la principal hoja de ruta de prospectiva medioambiental es el Plan 4C Cartagena Competitiva y Compatible con el Clima, una iniciativa público - privada pro desarrollo sostenible y compatible con el clima.

En dicho plan interviene la Alcaldía, representada por la Secretaría de Planeación Distrital y el Establecimiento Público Ambiental (EPA), aunando esfuerzos con Invest In Cartagena, plataforma de inversión, y el sector privado condensado en la Comisión interinstitucional de Cambio Climático de Cartagena.

Como objetivo principal de transformación está la neutralización de “los principales fenómenos climáticos como la elevación del nivel del mar y eventos extremos como mares de leva, lluvias torrenciales y veranos intensos, los cuales históricamente han causado desastres y daños a los habitantes, a las actividades económicas y al patrimonio histórico”, como indica el Distrito.

Según el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, se espera que estos eventos potencialmente catastróficos aumenten en frecuencia e intensidad, y si la ciudad no toma medidas para enfrentarlos los impactos pueden ser significativamente mayores. Para esto, ¿qué se hace al respecto?

“Se usa la información que brinda la tercera Comunicación de Cambio Climático y el Plan 4C para estructurar la planificación y diseño de las vertientes medioambientales, infraestructurales y socioeconómicas que debe tener el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT)”, señala Franco.

La Comunicación Nacional a la que se refiere es un mecanismo de reporte que tienen los países miembros de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático () para contarle al mundo sus avances en la implementación de acciones de mitigación, adaptación, educación, entre otros.

“Son la principal fuente de información y conocimiento técnico para apoyar la toma de decisiones de las instituciones, los sectores, las regiones y otros interesados, sobre los potenciales efectos del cambio climático en Colombia, de modo que se contribuya a la construcción de un futuro sostenible que mejore el bienestar humano de los colombianos”, explica el Ideam.

Plan de Ordenamiento Territorial obsoleto

Los últimos planes de desarrollo distritales han incorporado el cambio climático como una variable del ordenamiento, sin embargo, el POT no se actualiza desde 2001. “Está siendo sometido a un proceso de actualización con un enfoque multidisciplinar y de participación ciudadana”, expone el secretario de Planeación. En dicho espacio, según sus términos, el clima es un insumo para planificar barrios sustentables y adaptados a las condiciones del futuro.

20
años tiene sin actualizarse el Plan de Ordenamiento Territorial de Cartagena, instrumento necesario para mitigar los efectos en la ifnraestructura, urbanismo y socioeconomía de la ciudad.
Hundimiento, erosión e inundaciones

Un reciente estudio científico señaló que una probable causa del hundimiento de la ciudad bajo el nivel del mar sea la pérdida de hectáreas de manglar y la masiva construcción de edificios altos en el asador costero de Castillogrande. ¿Qué considera el Distrito al respecto?

“La densificación de la costa, representada en el desarrollo suburbano y edificios de la zona mencionada, es uno de los conflictos identificados en el diagnóstico: el conflicto existente entre las áreas de importancia ambiental y en condición de amenaza frente a la localización de usos urbanos; por consiguiente, ya es un tema de especial atención en el análisis del nuevo POT. Los estudios brindarán herramientas de análisis y criterios adicionales para caracterizar mejor dicho fenómeno, en beneficio de la formulación de un POT acorde con la realidad del territorio”, acota Franco.

“La ciudad se debe reinventar a una planificación más adaptada a las condiciones del territorio, teniendo en cuenta todas las amenazas naturales a las que se encuentra expuesta. Un proceso consensuado entre el gobierno y la investigación científica marina de las áreas de hidrografía, geología marina, oceanografía y manejo de zonas costeras de la Dimar para recabar información que permita la gestión eficiente de Cartagena en la temática de los riesgos naturales y la socialización de ese estudio para incorporar la información técnica y cartográfica que sirva de insumo para la formulación”, concluye Juan David Franco.

¿Cómo va el nuevo POT?

El proceso para construir el documento POT va en la quinta semana del segundo ciclo de participaciones con mesas presenciales en zonas insulares y rurales. Los insumos de estos espacios servirán para la realización técnica del diagnóstico del Plan de Ordenamiento Territorial.

La planificación territorial adaptada al clima debe combinar compromiso político y conocimiento científico”

Juan David Franco, secretario de Planeación de Cartagena.

La planificación, según Juan David Franco, debe reestructurarse con respecto a la información fiable sobre los fenómenos climáticos, validada desde el punto de vista técnico y metodológico, y así, incluso cumpliendo la ley, el ordenamiento debe tomar las previsiones requeridas para mitigar los impactos en el patrimonio y la infraestructura, así mismo, establecer en el Plan de Ordenamiento Territorial las medidas de adaptación al calentamiento global que se deben implementar para enfrentar estas realidades y horizontes preocupantes en Cartagena.
Reinvención
La planificación, según Juan David Franco, debe reestructurarse con respecto a la información fiable sobre los fenómenos climáticos, validada desde el punto de vista técnico y metodológico, y así, incluso cumpliendo la ley, el ordenamiento debe tomar las previsiones requeridas para mitigar los impactos en el patrimonio y la infraestructura, así mismo, establecer en el Plan de Ordenamiento Territorial las medidas de adaptación al calentamiento global que se deben implementar para enfrentar estas realidades y horizontes preocupantes en Cartagena.
  NOTICIAS RECOMENDADAS