Cartagena


Cartagena busca eliminar el uso del tapabocas en espacios cerrados

La ciudad aún no alcanza el porcentaje necesario en dosis de refuerzo para aplicar la medida que empieza a regir este 1 de mayo. La invitación del Dadis es a vacunarse.

El tapabocas ha acompañado a los cartageneros en estos últimos dos años tras la llegada del coronavirus a la ciudad. Desde el 1 de marzo de 2022 se eliminó su uso en espacios abiertos; y esta semana el Ministerio de Salud anunció que a partir del 1 de mayo se elimina su uso en espacios cerrados, salvo algunas excepciones como entornos de servicios de salud, hogares geriátricos, salones de clases y en el transporte (no solo transporte público). En los salones de clases se podrá eliminar a partir del 15 de mayo.

Lea aquí: Desde el 1 de mayo, tapabocas no será obligatorio en espacios cerrados

Sin embargo, el Ministerio estableció que solo las ciudades que tengan un porcentaje mayor al 70% en esquemas completos de vacunación y superior al 40% en la aplicación de dosis de refuerzo, podrán acogerse a la medida y así eliminar el tapabocas en espacios como centros comerciales, cines, restaurantes, bares, eventos masivos, y en general aquellos sitios que no entran en las excepciones establecidas por el Ministerio de Salud.

Le puede interesar: Uso de tapabocas en entornos escolares se eliminará desde el 15 de mayo

En el caso de Cartagena, según datos del Ministerio, la ciudad tiene una cobertura en esquemas completos de vacunación del 77,2%, pero la aplicación de dosis de refuerzo está en 31,2%.

Aún así, desde el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) manifestaron su intención de aplicar la medida una vez se alcance el porcentaje necesario en las dosis de refuerzo.

Hasta el momento, las únicas ciudades capitales que cumplen con los porcentajes de vacunación necesarios para aplicar la medida son Armenia, Manizales, San Andrés, Tunja, Leticia, Ibagué, Bucaramanga, Medellín, Popayán, Pereira, Barranquilla y Bogotá.

Ana Margarita Sánchez, directora operativa de Salud Pública de la entidad, explicó que existe un rezago principalmente en los menores de edad.

“Hace unos días la cobertura de aplicación de dosis de refuerzo de la población mayor de 20 años se encontraba en un 43%, sin embargo cuando se abrió la vacuna de refuerzo para las personas mayores de 12 años comenzamos a percibir algún rezago, debido a que en esa población solo el 5% ha acudido a colocarse la dosis de refuerzo”, manifestó.

En este sentido la autoridad sanitaria pidió a la ciudadanía cumplirle a la vacunación y seguir cuidándose contra el COVID-19.

“El Dadis invita a los cartageneros mayores de 12 años a acudir a los diferentes puestos de vacunación habilitados para recibir la dosis de refuerzo y de esta manera, no solo alcanzar el porcentaje necesario para decirle adiós al tapabocas en lugares cerrados, sino proteger la salud ante este virus que aún persiste y que sigue cobrando vidas”, manifestaron.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
Hablan expertos

Álvaro Monterrosa, presidente de la Academia de Medicina de Cartagena, explicó que la medida adoptada por el Ministerio de Salud es congruente con la evolución que ha tenido la pandemia en el país.

“Cuando existen condiciones epidémicas producto de fenómenos diferentes, sobre todo virales, donde hay un compromiso respiratorio, así como se colocaron medidas de protección, conforme va pasando el tiempo y que las cifras epidemiológicas lo van sugiriendo, se puede realizar un retiro paulatino de las medidas que se aplicaron. Las cifras de vacunación, morbilidad, recuperación y mortalidad, pueden favorecer la reducción de las medidas de prevención”, dijo el experto.

Según datos del Instituto Nacional de Salud (INS), con corte del 29 de abril, Cartagena presenta un porcentaje del 98,2% en recuperados de COVID-19, una tasa de letalidad del 1,47%, 12 casos activos y 6 personas hospitalizadas por esta enfermedad.

Al respecto, Monterrosa insistió en que las personas no deben descuidarse aún con la implementación de estas medidas, pues la vacunación, el distanciamiento y el autocuidado son fundamentales en tanto buscan la protección personal y del colectivo.

“La comunidad tiene que saber que las tasas de muertes no necesariamente van a llegar a cero y que las tasas de enfermedad tampoco se van a reducir a cero. Se hace necesario todavía continuar con muchas de las medidas de precaución, sobre todo con las medidas de tipo personal, la respuesta de acción sanitaria a partir de la aparición de síntomas, el tratar de identificar a aquellas personas que pueden ser vulnerables, no solamente a tener la enfermedad sino a transmitirla, esos son aspectos importantes”, manifestó.

31,2%
es el porcentaje de avance en la vacunación de dosis de refuerzo.

Con respecto a que el tapabocas deba mantenerse en ciertos espacios, Monterrosa enfatizó que son medidas necesarias para prevenir más casos y no hay que ser terco en acatarlas, pues “no ha pasado de moda morirse o enfermarse de COVID-19”.

“Compartimos las medidas que ha sacado el Ministerio de Salud donde se establece que hay algunos espacios en los cuales se necesitan mayores precauciones y son los sitios donde puede haber una mayor aglomeración de personas o personas con morbilidad, es importante que las medidas se conserven en estos sitios”, dijo.

Rubén Sabogal, presidente de la Mesa por la Salud de Cartagena y Bolívar complementó esto diciendo que los mismos lugares donde el uso del tapabocas seguirá siendo obligatorio deben exigir a las personas que la medida se cumpla.

“Debemos tener una responsabilidad individual con los espacios donde sí se debe seguir usando el tapabocas. Esto es motivo de alerta para que estos sitios exijan su uso obligatorio”, manifestó.

Hasta el momento, las únicas ciudades capitales que cumplen con los porcentajes de vacunación necesarios para aplicar la medida son Armenia, Manizales, San Andrés, Tunja, Leticia, Ibagué, Bucaramanga, Medellín, Popayán, Pereira, Barranquilla y Bogotá.

Cartagena espera seguir avanzando en la vacunación para sumarse a este grupo.

Carnet de vacunación

De acuerdo a los nuevos lineamientos del Ministerio de Salud, ya no será obligatorio presentar el carnet de vacunación a eventos presenciales de carácter público o privado que impliquen asistencia masiva. Tampoco se exigirá en bares, restaurantes, cines, discotecas, conciertos, entre otros sitios.

Para el ingreso de viajeros al país sí será necesario presentar el esquema completo de vacunación, aunque también se aceptarán esquemas incompletos siempre y cuando se presente prueba PCR o de antígeno.

  NOTICIAS RECOMENDADAS