Caso de Karen Dayana: su madre libre y el juicio sigue

16 de junio de 2019 11:42 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las cosas siguen igual, no han cambiado. Nadie me dice nada”. Las palabras son de Edilberto Lambraño Canedo. “Mi hija cumplió años hace poco, el 15 de marzo, hicimos una misa por ella”, dice. Su hija es Karen, esa misma pequeña momposina de piel canela, cabellos y ojos negros, cuya fotografía hasta ha volado por los aires; sí, porque en uno de los tantos intentos por encontrarla, la Policía lanzó volantes desde helicópteros por municipios de Bolívar. “Recompensa: $100 millones”, se leía en ellos. Karen Dayana Lambraño Mulleth tiene 12 años, pero el último recuerdo que tienen de ella, de su imagen física como tal, es de cuanto tenía 7. Es la foto que aparece en esos volantes.

Han pasado cuatro años desde que se perdió de las calles del barrio La Granja de Mompox y, desde aquel 23 de diciembre de 2014, las autoridades no logran hallarla. En estos cuatro años, su mamá, Sandra Marcela Mulleth Mendoza, sorpresivamente, fue capturada y vinculada a una investigación por la desaparición de la niña, al igual que Glenys Carias Mendoza, una tía de la pequeña. Se ha especulado que Karen Dayana habría sido vendida a un guajiro, también que estaría en el extranjero, pero son solo versiones sin confirmar.

“Están libres”

“Ella salió (libre) como en el mes de octubre. A nosotros no nos han dicho nada, solo sé que la dejaron libre, pero no sé bien por qué, de todas maneras siempre tengo la duda ahí, mucha tranquilidad (de Sandra) es la que no me convence”, menciona Edilberto sobre su exesposa, Sandra Mulleth (foto superior), recluida hasta hace algunos meses en la cárcel Distrital de San Diego. “Hablamos como a los 15 días de que ella (Sandra) viniera a Mompox, más nunca le dirigí la palabra porque sea o no sea ella (culpable), tenía que cuidar a esa niña (Karen)”, sostiene Edilberto. En el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Cartagena se adelanta el juicio oral contra Sandra y Glenys, acusadas por la Fiscalía por la desaparición de Karen. Se conoció que la última audiencia fracasó y fue aplazada. Uno de los testigos, un agente investigador, que iba a ser llamado a declarar por parte de la defensa de Sandra Mulleth, se enfermó, lo que había implicado aplazar dos veces de la audiencia. El agente falleció y por eso se aplazó por tercera vez.

Este medio pudo establecer que tanto la madre sindicada como la tía, quienes tenían prisión domiciliaria, gozan de libertad. Al indagar en el Juzgado, un funcionario mencionó que el expediente del caso todavía es reservado porque está en curso el proceso, pero que se otorgó la libertad por vencimiento términos. Sin embargo, el juicio contra Sandra y Glenys continúa y será el próximo 24 de junio que las partes regresen al estrado.

¿Culpables o inocentes?

En el juicio han declarado agentes de la Policía, investigadores y allegados a la familia de la niña. Estos últimos dejaron entrever que la desaparición podría estar relacionada con las molestias de Karen hacia un hombre con el que su madre tenía una relación sentimental. Al parecer, según uno de los testigos, el hombre maltrataba a Karen, a sus hermanitos y a su mamá, por esta razón la pequeña tenía una mala relación con ella. Como reseñó El Universal, en el juicio también declaró un perfilador, que descartó que la niña cayera en un arroyo, hueco, pozo o abismo, porque en la zona no hay nada parecido.

Intentamos contactar a la madre de Karen Dayana, pero no fue posible ubicarla, se supo que aparentemente vive en Barranquilla. En las únicas declaraciones a los medios de comunicación, unos meses después de su captura, había dicho que es inocente. “Yo sería incapaz de hacer algo contra mi hija. Tengo un corazón de madre, por eso jamás y nunca haría algo con mi hija. Sé que cuando la mandé a la tienda fue responsabilidad mía porque no la debí mandar sola y estoy pagando algo que no cometí... pero tengo fe y fortaleza de que mi hija va a aparecer”, aseguró al Noticiero Popular de la Cariñosa, el 18 de diciembre de 2015, a pocos días de cumplirse el primer año de la desaparición. Se supo que Sandra ha asistido a las últimas audiencias y que Glenys lo habría hecho también de forma virtual desde Mompox.

Lo que falta...

El 24 de junio, a las 9 de la mañana, en la sala de audiencias del Juzgado Primero Penal Especializado de Cartagena, en el Centro Histórico, continuará el juicio para definir si Sandra y Glenys son culpables o inocentes. La Fiscalía presentó a sus testigos, al igual que la defensora de Glenys, solo faltaría que la defensa de Sandra haga lo mismo. En la última de las audiencias, supuestamente, Edilberto intentó retractarse de sus primeras declaraciones, en las que indicó que la niña que aparecía en un video posterior al reporte de desaparición, era Karen Dayana, junto a su tía Glenys.

En su momento se dijo que se había retractado porque aún estaba enamorado de su exesposa. Sin embargo, ahora, al cuestionarle, responde: “Eso no es cierto. Yo desde el principio les dije, tres veces, que yo no veía a mi hija en ese video”, y asegura que no mentiría sobre algo tan importante como su hija. Sin embargo, las autoridades dicen tener su primera declaración firmada.

Edilberto sigue vendiendo tintos, por todas partes y siempre lleva consigo una foto de su hija Karen. Espera alguna noticia y dice que no se cansará de buscarla.

El caso
Karen Dayana Lambraño Mulleth desapareció el 23 de diciembre de 2014, cuando su madre la envió a hacer un mandando en una tienda, en el barrio La Granja de Mompox. Aunque han destinado a un grupo especializado por parte de la Fiscalía General de la Nación para que investigue el caso, cuatro años y medio después, las autoridades desconocen el paradero de la pequeña. Su mamá y su tía fueron capturadas en marzo de 2015 y permanecieron con medida de aseguramiento, una de forma intramural, y otra con casa por cárcel, hasta el año pasado. La desaparición de la pequeña estremeció a Bolívar y al país. Por información que permita ubicarla, las autoridades han ofrecido hasta 100 millones de pesos. En diciembre de 2018, la comunidad de Mompox marchó para exigir el regreso de la niña.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS