Cartagena


¿Cuál es el futuro de Ciudadela de la Paz? Corvivienda responde

En Cartagena hay muchos a la expectativa de poder habitar los hogares que se ganaron en sorteos públicos. Sus finanzas y salud mental se han afectado.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

23 de septiembre de 2021 10:30 AM

El pasado jueves 16 de septiembre Cartagena Cómo Vamos publicó el Informe de Calidad de Vida en la ciudad, donde el análisis de la situación de la vivienda es preocupante. En el documento se indica que en los últimos tres años ha aumentado el déficit habitacional, es decir, en 2020, más de 73 mil viviendas no cuentan con las condiciones de habitabilidad y más de 34 mil presentan deficiencias estructurales y de espacio.

El 71% de estas viviendas están en los estratos 1 y 2. Un proyecto habitacional perteneciente a este rubro social es la Ciudadela de la Paz, promovido por el Gobierno nacional, el Distrito de Cartagena y Fondo de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana Distrital (Corvivienda), con un renglón especial en personas desplazadas, damnificadas y con discapacidad, ubicado en el sector norte del barrio El Pozón.

El Universal presentó, hace unos días, la historia de Aura Mayorga, una mujer que ganó un apartamento en la etapa 1 de dicha ciudadela. (Léala: El calvario de una mujer por un techo digno en Cartagena)

Aura, desde el 2018, está esperando el apartamento 102 de la primera etapa. Pero, después de infinidad de trámites, un derecho de petición y de los problemas financieros y psiquiátricos que el inconveniente le ha hecho sufrir junto a su esposo Robert, aún no tiene indicios de cuándo podrá abrir la puerta de lo que se ganó.

Corvivienda le respondió, hace un año, que los retrasos se relacionaban con una revisión detallada de todo el proceso de estructuración y ejecución del proyecto, así como del trámite de asignación de los referidos subsidios, ya que había indicios de irregularidades en la etapa de sorteo.

“Existe una diferencia entre el número de subsidios ofertados y los beneficiarios que resultaron seleccionados a través del sorteo público, siendo 37 familias quienes habrían sido seleccionadas de más, superando así la oferta de subsidios que en su momento se encontraba disponible”, señaló la entidad en la respuesta.

En ese momento, informó la entidad que la etapa 1 estaba en un 85% de avance y en proceso de culminación la conexión a los servicios públicos, entre otras adecuaciones internas y externas de los apartamentos. Pero pasó un año, y muchos beneficiarios siguen ahogados en deudas de préstamos y en el estrés que provoca el suplir, a diario, las necesidades básicas en la ciudad.
Corvivienda y lo que se viene

En los últimos días la entidad ha visitado los proyectos de vivienda, especialmente ha inspeccionado los avances en las etapas 1 y 2 del proyecto Ciudadela de la Paz. Un equipo conformado por Néstor Castro Castañeda, gerente del Corvivienda; Jorge Álvarez, interventor de la Universidad de Cartagena, y un equipo técnico del Distrito. La jornada la acompañaron Brenda Patricia Dunoyer González y Ketty Matute Salgado, dos líderes representantes de los beneficiarios.

En la intervención se presentó toda la información a las dos mujeres beneficiarias, en aras de retransmitir la información y dar un parte de tranquilidad a todas esas familias que están a la expectativa del devenir del proyecto. Según Corvivienda, las etapas 1 y 2 de la ciudadela se encuentran en un nivel de terminación del 99%. 176 apartamentos están próximos a ser entregados por parte de la interventoría.

99%
de terminación es el estado del proyecto Ciudadela de la Paz, según Corvivienda.

Los detalles definitivos en relación con el urbanismo del predio que se entregarán a los beneficiarios son: movimiento de tierras y vías, pavimento en concreto rígido, empedrado para protección de taludes, canal de descarga de aguas lluvia hacia el canal Islas de León, bordillos y andenes en concreto, y nomenclatura legal.

Las unidades contarán con red de agua potable, sistema eléctrico, instalación de alcantarillado, gas domiciliario y alumbra público.

“Con este recorrido, fueron aclaradas dudas e inquietudes que presentaron las líderes. Al conocer el estado actual de las unidades habitacionales, expresaron sus agradecimientos, resaltando el compromiso que tiene la entidad con la ciudadanía”, informó Corvivienda.

“Como líder, siempre he estado muy optimista y siempre he creído en la institución, lo que había que tener era paciencia, porque las cosas no son tan fáciles como uno lo ve. Pero ya veo que sí está hecho una realidad y que ya muy pronto, ya lo que faltan son días para ver este sueño hecho realidad”, afirmó Ketty Matute Silgado, líder beneficiaria del proyecto.

El Universal intentó contactarse con Aura Mayorga y su esposo Robert González, pero su línea celular se encuentra suspendida.

  NOTICIAS RECOMENDADAS