Cartagena


Distrito pide a la Fiscalía abrir investigación por caso de Harold Morales

La gestión la hizo la Secretaría del Interior que afirmó estar comprometida con que se esclarezcan los hechos alrededor de este caso.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

16 de septiembre de 2020 12:00 AM

El secretario del Interior, David Múnera, indicó que con autorización del alcalde de Cartagena, William Dau, se le enviaron oficios tanto a la Fiscalía General de la Nación como a la Procuraduría para que abran las investigaciones necesarias relacionadas al caso del joven Harold Morales, menor de 17 años asesinado en el barrio San Francisco, al parecer, por miembros de la Policía. “Esta administración se ha pronunciado y ha solicitado a los órganos competentes que aclaren lo que sucedió ese día, como es su deber”, expresó Múnera, quien añadió que esta situación también se puso en conocimiento del general de la Policía Henry Sanabria, a quien le expresaron sus preocupaciones por los abusos y excesos por parte de la Policía en el tiempo reciente. (Lea aquí: Dau pide cuentas a la Policía por procedimientos policiales)

“No compartimos que a ningún ciudadano le sean vulnerados sus derechos. Somos muy respetuosos de los Derechos Humanos, de la Constitución, y es nuestro deber como servidores públicos hacer valer esto”, puntualizó Múnera.

El joven Harold Morales fue asesinado el pasado 24 de agosto, y desde entonces y ante la falta de respuesta por parte de las autoridades para esclarecer lo sucedido, la familia y amigos de Harold han convocado a plantones, marchas y velatones con el fin de exigir justicia.

“No me voy a cansar de pedir justicia por mi hijo, la única forma de que me canse es que me muera, porque justicia es lo que él me pide a diario”, expresó Liceth Payares, madre del menor. (Le recomendamos: “Harold quería jugar en Brasil”)

Hasta el momento lo único que se ha conocido con respecto al caso es que en la Policía avanza una investigación disciplinaria, penal militar y policial por la muerte del joven.

“Versiones de vecinos del sector, familiares y testigos, junto a los policías que participaron en este hecho, están aportando información dentro de la investigación. Los resultados serán presentados por la Inspección General de la Policía Nacional”, expresó el general Sanabria el pasado 30 de agosto cuando dio declaraciones al respecto.

Las versiones

Lo que sostiene la familia y la comunidad de San Francisco es que el día en que murió, Harold se encontraba trabajando en un lavadero del sector donde ganaba $1.200 por cada moto o carro que lavaba, ya que quería apoyar a su familia en los gastos del hogar en este tiempo de cuarentena. Según ellos, fue en medio de esa actividad que unos policías lo abordaron ‘de mala manera’ y luego de un altercado, presuntamente, le dispararon por la espalda mientras huía para no ser agredido. Lo que entonces se dijo desde la institución fue que Harold había sido abatido por los uniformados en medio de un enfrentamiento entre pandillas, versión que fue desmentida por la familia, que advirtió que estaban intentando manchar el nombre de su hijo. “El hecho de que vivamos en un barrio marginal no les da derecho de discriminarnos”, fueron las palabras de Liceth, quien espera que eventualmente se pueda dar claridad a los hechos que desembocaron en la muerte de su hijo.

TEMAS