Cartagena


Drenajes de barrios costeros se financiarían por valorización

El sistema de evacuación de aguas para barrios como Manga, El Laguito, Bocagrande y Castillo se financiaría con contribuciones de sus residentes.

REDACCIÓN CARTAGENA

27 de mayo de 2019 10:00 AM

En Cartagena hay 159 caños a intervenir, según el Plan Maestro de Drenajes Pluviales que se planteó durante la administración de Judith Pinedo (2008-2011).

Sin embargo, la magnitud del proyecto ha hecho que hallar modos de financiarlo se convierta en un problema persistente para las últimas administraciones.

(Lea también: Denuncian presuntas irregularidades en la Escuela Taller Cartagena de Indias)

Según Jorge Lequerica Araújo, director de Valorización distrital, “no hay recursos” para llevar a cabo ese plan, pero sí existe la posibilidad de financiar las intervenciones en algunos barrios, a través de contribuciones de los habitantes de los mismos.

Lequerica afirma que de los 400 barrios de la ciudad, “hay algunos que tienen la capacidad económica para hacer una contribución por valorización”, que serían Manga, Castillogrande, El Laguito, Bocagrande, Centro, Pie de la Popa, El Cabrero y Crespo, los más cercanos al mar.

Cabe la posibilidad de que otros como El Recreo y Alameda La Victoria también puedan acogerse a una medida similar, pero, por el momento, no hay nada seguro.

El primer paso sería socializar el proyecto con los habitantes de los barrios mencionados, justificar el presupuesto y explicar la naturaleza de las contribuciones. Si todos se comprometen a pagar, la oficina de Valorización pasará mensualmente una carta que estipula la cantidad de cuotas y su costo, así como el número de la cuenta bancaria donde se debe consignar el dinero.

El monto del cobro se define a través de un método llamado “distribución de riegue”, el cual toma en cuenta factores como el tamaño del predio y la cercanía a las obras, entre otros, para definir cuánto debe pagar cada casa o apartamento. De acuerdo con el alcalde Pedrito Pereira, antes de hacer eso es necesario conseguir recursos de preinversión que posibiliten llevar a cabo “estudios, ingeniería de detalle, socialización, establecer un presupuesto y demás”.

(También le puede interesar: Seguridad en Cartagena se fortalecerá en infraestructura y tecnología)

Según Lequerica, se han realizado estudios de ingeniería y presupuesto para al menos 26 drenajes que se consideran neurálgicos. El alcalde Pereira recalcó que, “una vez terminada esa etapa, se presenta al Concejo distrital un proyecto de acuerdo para que autoricen las obras por valorización. En este momento, el Distrito está intentando conseguir los recursos de preinversión”.

En días recientes, Pereira le comentó a El Universal que es probable que el Plan Maestro de Drenajes Pluviales no se complete durante su administración, por lo que “la idea es dejarle a la siguiente administración el camino para que puedan arrancar obras rápidamente”.

¿Qué piensa
la gente?

El Universal visitó Manga, uno de los barrios contemplados por la propuesta, para consultar la opinión de sus habitantes sobre una propuesta de ese tipo. El barrio tiene problemas con las lluvias debido a deficiencias en el sistema de box culvert, que tiende a bloquearse con frecuencia, así como inundaciones provocadas por el alza de la marea. Las obras de repavimentación que se realizan hacia la entrada del vecindario, entre las avenidas Tercera y Cuarta, han empeorado la situación y alterado aún más el funcionamiento óptimo del sistema de drenajes.

(También puede leer: En Cartagena hay 28 líderes sociales amenazados)

Humberto Trujillo, vecino de Manga, comenta que las inundaciones, los embotellamientos y los retrasos en las construcciones de la zona han afectado fuertemente a su negocio y causado “muchos contratiempos”. Admite que no estaba enterado de la posibilidad de un cobro por valorización para financiar el arreglo de los drenajes. Por su parte, Héctor Negrete, habitante del mismo sector, comenta que no está de acuerdo con un cobro por valorización, puesto que “un plan así debería tener financiamiento de Findeter o del Estado, así como de una administración que sí se comprometa a hacer las obras e inspire confianza”. Según él, “eso es un problema de la Alcaldía, de toda la ciudad, y no es justo que se nos imponga esa carga a los habitantes de los barrios, porque ya pagamos muchos otros impuestos y subsidios”.