Cartagena


En Playa Blanca iniciaron desmonte de carpas y kioscos

Los servidores turísticos que derivan sus ingresos de los visitantes que llegan al paradisíaco balneario, adelantan una reorganización para que estén dadas las garantías cuando llegue la reapertura de las playas.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

10 de septiembre de 2020 12:00 AM

Faltan menos de tres semanas para que llegue octubre y con él la ilusión de retornar a las playas de miles de trabajadores que derivan sus ingresos del turismo.

Solo dos iniciaron los planes pilotos: Bocagrande a la altura del sector El Bony, y La Boquilla a la altura de Playa Azul, pero desde ya las demás zonas se alistan para cuando les llegue la hora de reabrir y una de esas es Playa Blanca, quizá la más apetecida por la gente.

(Lea nota relacionada: Nativos quieren garantías para Playa Blanca).

Es por ello que los servidores turísticos que allí trabajan y que en su mayoría viven en los corregimientos de Santana y Ararca, en Barú, iniciaron esta semana con la reorganización del balneario, a fin de que este luzca en óptimas condiciones en octubre y se garanticen medidas sanitarias.

Imagen IMG-20200909-WA0017

Los pobladores esperan volver a trabajar pronto en el balneario de aguas cristalinas. //Foto: Cortesía

“Esta iniciativa tiene como propósito liberar espacio para que haya distanciamiento social entre los turistas y una mejor delimitación de la playa. Ya quitamos todas las carpas feas y mal ubicadas que estaban al frente y también se están desmontando los quioscos que usurpaban el espacio público. Hemos liberado una cantidad importantes de metros”, señaló Luis Miguel García, uno de los líderes del gremio.

(Lea nota relacionada: Más de 120 personas se iban de paseo para Playa Blanca y las devolvieron).

De igual forma, la campaña tiene previsto desarticular las cocinas en mal estado y los restaurantes que no ofrecen garantías sanitarias. “Ya socializamos con la comunidad, les dijimos que los restaurantes que no cumplan con una infraestructura adecuada van para abajo, deben ser mejorados. Estamos en un proceso de reorganización de Playa Blanca y queremos que la Alcaldía vea este trabajo que estamos haciendo y nos dé una pronta reapertura”, finalizó el gestor cívico.

Los nativos esperan que así como ellos ponen de su parte para generar un cambio positivo, los visitantes cumplan con todos los protocolos de bioseguridad, ya que hasta ahora estas poblaciones han estado libres del COVID-19.