Cartagena


“En Cartagena hay mucha crueldad con los animales”: Policía Ambiental

El maltrato y el abandono animal es más frecuente de lo que se sospecha. La Policía hace precisiones sobre qué hacer al respecto ante estos inhumanos actos.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

02 de octubre de 2021 12:00 AM

Hay elementos que hace años solamente aparecían en películas de ciencia ficción, sin embargo, ya son parte de la realidad. Gente que habla con sus familiares a través del reloj. Robots que hacen el aseo, mientras sus dueños echan la siesta.

Una de las evoluciones derivadas de las evoluciones tecnológicas son los llamados ciborgs: personas que practican el transhumanismo, una corriente en la que se incrustan dispositivos cibernéticos para mejorar habilidades y capacidades orgánicas.

Chips y sensores para experimentar la realidad de una manera sobrehumana. Pero, aún no existe un dispositivo o botón que permita borrar de la memoria un recuerdo, un trauma o, en este caso, el estado, grabado en vídeo, en cómo fue encontrado un perro, hace dos días por la Policía, en el Corredor de carga a la altura del barrio Ceballos.

(Conozca este caso: La triste historia de un perro encadenado en un barrio de Cartagena)

La Policía, a través del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de Cartagena, en labores de control y vigilancia encontró a un canino que deambulaba desorientado por la concurrida transversal 54. “El perro abandonado estaba amarrado a un poste con una cuerda en su cuello. Nadie se detuvo para socorrerlo o reportar el caso.

De forma circunstancial, una patrulla lo encontró con una delicada herida en su ano que nos hizo pensar lo peor”, narró Andrea Aguilar, teniente de la Policía Ambiental.

En el vídeo, el perro muestra gratitud y ternura con el brillo en sus ojos, pero no movía el rabo ya que no lo tenía, sino una herida que borboteaba sangre y los agentes de Policía lo llevaron de inmediato a un lugar seguro para que recibiera primeros auxilios de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata), y luego coordinaron su transporte a un albergue para animales domésticos.

Brindándole la protección y protegiendo al animal”

Andrea Aguilar, teniente Policía Ambiental.

Según el veterinario de la Umata, la transgresión parece ser resultado de una pésima intervención para cortarle la cola.

(Lea: ¿Cómo va la sustitución de vehículos de tracción animal en Cartagena?)

El maltrato animal es diario

“Queremos difundir el tema del maltrato y abandono animal porque es bastante complicado y todos los días llegan casos. Pero la gente está confundida con el conducto regular para denunciar un caso y el debido proceso posterior a la aprehensión del animal”, señaló la teniente.

Según ella, la atención de estos casos se hace primeramente por la Policía Ambiental y Ecológica, luego se solicita el apoyo veterinario de los funcionarios de la UMATA, y luego, la Policía apoya en el transporte de los animales rescatados a las fundaciones que puedan tenerlos y preservar su recuperación y una mejor oportunidad de vida siendo adoptados por tenedores responsables y con sentimientos.

“Nosotros solo hacemos control al maltrato por tenedores como el caso del perrito encadenado en Pie del Cerro, animales que no alimentan de forma adecuada, ese tipo de situaciones es lo que controlamos en conjunto con el tema de la fauna especial silvestre en cautiverio y proceder a su entrega”, indicó Aguilar.

Por lo tanto, es la Umata la encargada distrital de atender animales enfermos ya que son los que cuentan con el equipo veterinario y zootecnista ideal para atender los primeros auxilios y la recuperación de los animales.

“La Policía Ambiental no tiene veterinarios, no cuenta con un albergue ni tiene servicio de bienestar familiar, por ende, no recogemos los animales ya que no tenemos esas funciones y responsabilidades. Solo trabajamos en unión con la Umata. Quiero que quede muy claro eso, ya que la gente comete imprecisiones con relación a estos tristes casos”, puntualizó la teniente.

“Obviamente, coordinamos y gestionamos los casos de maltrato animal, incluso en nuestros vehículos contamos con los guacales y el equipo necesario para hacerlo, atendemos las denuncias y asistimos al lugar de los hechos. Pero los pasos posteriores los manejamos con la Umata, en casos de animales de compañía y equinos, y con el Epa o Cardique si es fauna silvestre.

“Mi teléfono es personal, entonces está regado por toda la ciudad y eso es un inconveniente. La línea de atención a casos es la 123 de la Policía Nacional”, acotó Andrea Aguilar.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
  NOTICIAS RECOMENDADAS