Cartagena


Fiscalía allana pesebreras en Cartagena tras muerte de 12 caballos

Una comisión especial del ente investigador constató varias irregularidades en el cuidado de los caballos usados en el servicio de coches turísticos. Esto encontraron.

LIA MIRANDA BATISTA

30 de enero de 2021 10:25 AM

La muerte de 12 caballos que eran empleados en el servicio de coches turísticos el pasado 24 de diciembre alertó no solo a la ciudadanía sino también a la Fiscalía General de la Nación. Lea: Fallecen 12 caballos cocheros de Cartagena por problemas de salud

El Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (GELMA) y la Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional (Dipro) realizaron en la mañana de este sábado diligencias de registro y allanamiento en las caballerizas de Marbella, en medio de la investigación que busca identificar posibles responsabilidades y establecer las circunstancias que ocasionaron la muerte de los equinos.

La comisión especial encontró varias irregularidades en los albergues donde reposan y conviven estos animales, así como en las calles del Centro Histórico donde se ofrece este servicio.

Lo que se encontró

Durante el allanamiento, los investigadores verificaron que en el lugar no hay garantías suficientes ni óptimas para la estadía de los caballos y acreditaron que los animales “tienen afectaciones físicas como laceraciones en piel y mal herraje. Así como albergues inadecuados y pesebreras con cúmulo de excremento”.

Se verificó el estado de salud y las condiciones en las que permanecen 40 equinos. //Cortesía.
Se verificó el estado de salud y las condiciones en las que permanecen 40 equinos. //Cortesía.

Los funcionarios del GELMA indicaron que la alimentación suministrada no responde a las necesidades nutricionales y las dietas varían constantemente. Y “el cuidado que brindan los guardianes o propietarios no corresponde a los mínimos exigidos”.

En las verificaciones que se realizaron en el Centro Histórico y otras zonas donde transitan los carruajes, la Fiscalía y la Policía evidenciaron que los equinos cumplen largas y extenuantes jornadas, soportan exceso de peso durante la prestación del servicio y se exponen por calles de alto flujo vehicular.

El servicio de coches turísticos ha generado polémica en la ciudad. //Cortesía.
El servicio de coches turísticos ha generado polémica en la ciudad. //Cortesía.

Las acciones

Ante esta situación, fueron aprehendidos preventivamente como medida de protección, seis caballos y 1 asno, que fueron puestos a disposición y protección de la Secretaría Distrital de Gobierno de Cartagena y la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata).

La Fiscalía anunció que continuará con las actividades investigativas para esclarecer la muerte de los 12 caballos en atención a los lineamientos definidos por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, que priorizó los delitos contra la vida y la integridad física y emocional de los animales.

¡Sustitución ya!: animalistas

Los animalistas en Cartagena aplauden la actuación de la Fiscalía y esperan que se adelanten más acciones que permitan eliminar este servicio en la ciudad.

“Esto es una prueba del clamor y de lo que hemos venido denunciado hace años. Este es un servicio cruel. El turista viene y disfruta del paseo, pero no conoce lo que hay detrás. Y la Fiscalía ha comprobado que estos animales no tienen condiciones óptimas, no están bien cuidados, bien alimentados. Es un tema de humanidad, porque estamos hablando de seres sintientes. Esto no es un tema de romanticismo, es un tema de sostenibilidad”, expresó a El Universal, Fidel Azula Mejía, activista y animalista.

Para Azula se hace urgente que se elimine esta actividad y emprenda acciones para la sustitución de los vehículos de tracción animal.

“No entendemos como siguen funcionando. Es un servicio que infringe las normas pese a que hay un decreto que lo rige, estos cocheros salen a la hora que quieren, montan las personas que quieren y así. Hacemos un llamado a la Umata para que se apersone de esta situación y también al Datt. Hay que apostarle a la situación. Se ponen unos coches eléctricos y los cocheros pueden manejarlas y listo. Se acaba este negocio que solo lucra a unos pocos”, agregó el animalista.