Cartagena


Fondeo de embarcaciones está prohibido en Cholón

Una vez más las miradas de las autoridades están puestas sobre el polémico balneario, que ahora en medio de la reactivación económica, amenaza con volverse un foco de contagio.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

06 de octubre de 2020 12:00 AM

Desde antes de que llegara la pandemia a la vida de los cartageneros, la ciénaga de Cholón ya estaba en el ojo del huracán de las autoridades.

Esto por cuenta de los múltiples accidentes que se estaban presentando en el lugar debido al exceso de botes que llegaban y a la falta de señalización que había para los bañistas. Así mismo, el ambiente de rumba ya comenzaba a descontrolarse en términos de exceso de ruido y consumo de alcohol, lo que ponía en riesgo la misma seguridad de los visitantes. (Lea aquí: Una marejada llamada ciénaga de Cholón)

Con la llegada del coronavirus y el cierre de toda la zona insular, se pensó que todo sería una etapa de preparación para la reapertura, y que entonces luego se abriría con todas las garantías un destino bioseguro donde los problemas que antes aquejaban a este balneario fueran cosa del pasado.

Sin embargo desde el 26 de septiembre que comenzó la apertura de este sector se comenzó a evidenciar que las cosas en realidad no han cambiado mucho. Desde entonces el común denominador fueron las fueron las fiestas en las embarcaciones sin control de ruido, las aglomeraciones y el desacato a las medidas de bioseguridad más básicas como el uso de tapabocas mientras se está fuera del mar.

Así lo dejaron ver varios vídeos que circularon por las redes sociales estos dos fines de semana. El sábado, de hecho, la Capitanía de Puerto reportó al menos 10 yates con personal sin ningún tipo de elemento biosanitario, por lo que Guardacostas sacó las embarcaciones del sitio, se impusieron comparendos y se restringió el acceso. (Le recomendamos: Restringen acceso a embarcaciones en Cholón)

Ante ello, el día de ayer se llevó a cabo un consejo de seguridad presidido por el alcalde de Cartagena William Dau Chamat en el que en compañía de otras autoridades como la Policía, la Armada, la Capitanía de Puertos, la Policía, Migración Colombia y la Secretaría del Interior definieron las acciones a tomar para mitigar este tipo de situaciones.

“Hay personas inescrupulosas que van en contra de lo que está autorizado. Se están organizando fiestas a Cholón, ya para este mes las están publicitando y quiero decirles que eso no va. Cholón es parte de un parque natural y no es un rumbeadero, y cuando esté permitido el embarque y desembarque de lanchas, eso es otro color, pero en estos momentos está prohibido”, fueron las palabras del alcalde Dau.

En este sentido lo que se dijo desde la Secretaría del Interior es que se aumentarán los controles para este fin de semana cumplir con la medida que prohíbe el fondeo de embarcaciones en este lugar.

“Este fin de semana vamos a aumentar los operativos y a imponer sanciones a quienes estén violando la norma. Si todavía no está permitido fondear en ninguna parte de Parques Naturales no podemos permitir que suceda lo que pasó este sábado con rumbas en los yates”, dijo el secretario del Interior David Múnera. (Lea aquí: Aumentarán controles a embarcaciones que se dirijan a la zona insular)

El funcionario reiteró que la invitación es hacia la responsabilidad y el autocuidado para prevenir la propagación del virus y posibles rebrotes. “El llamado es a los dueños de los yates y las lanchas a ser responsables, eso que vimos en Cholón de nadie con tapabocas y sin distanciamiento social en rumbas es una irresponsabilidad total que puede traer como consecuencia aumento de contagios y ocupación de camas. Creo que los ciudadanos en general debemos entender que aquí hay que actuar con seriedad. Si no hay responsabilidad individual va a ser muy difícil esta lucha contra el COVID-19”, manifestó.

El Capitán de Puerto Jorge Uricochea Pérez por su parte, dijo que también habrá controles en la zona de detrás del Hospital Bocagrande, donde embaraciones menores estarían trasladando pasajeros a Tierrabomba sin estar permitido.

“Estamos intentando articular las instituciones como Parques Naturales y Corpoturismo con un tema de acompañamiento y difusión de buenas prácticas, para que tengan claro que solo pueden salir turistas desde el muelle de La Bodeguita, teniendo en cuenta que ahora hay muchos embarcadores ilegales”, expresó.

El caso Playa Blanca

Con respecto al balneario Playa Blanca, también en la isla Barú el Distrito ha sido reiterativo en que la reapertura no podrá darse hasta que no se solucione el problema de la ocupación indebida de hostales y restaurantes en la zona de bajamar, para el cual deben darse las restituciones en los bienes de uso público del Estado. (Lea aquí: Ocupación en zona de bajamar, obstáculo para abrir Playa Blanca)

No solo porque así lo dice la ley sino porque igualmente la presencia de estas construcciones ilegales impide la adecuación de la playa para garantizar el cumplimiento de las medidas de bioseguridad y distanciamiento.

Lo que ha dicho la Alcaldía de la Localidad 1 al respecto, también ante los reclamos de los nativos que exigen la reactivación económica de sus negocios, es que con el fin de buscar una solución integral que beneficie a locales y visitantes, se conformó una comisión especial con el alcalde William Dau, el Fondo Nacional del Turismo (Fontur), la Secretaría del Interior, la Secretaría de Planeación, la Corporación de Turismo de Cartagena (Corpoturismo), el Ministerio de Industria y Comercio, la Gerencia de Playas, el Consejo Comunitario de Playa Blanca y la Alcaldía Local 1.

“Al día de hoy la propuesta con mayor aceptación es la adquisición de un predio ubicado a 200 metros de las playas, con el fin de reubicar el comercio gastronómico y garantizar las medidas de salubridad para prestar este servicio. Es menester de todo el Gobierno Distrital y Nacional garantizar de manera responsable la prestación de servicios en la zona”, indicó la administración que agregó que continuará trabajando por una reactivación económica responsable en este sector de la ciudad.

El Decreto

El Decreto 1177 del 25 de septiembre de 2020 fue el que autorizó la apertura en la zona insular, pero específicamente a 21 hoteles que ya habían certificado sus medidas de bioseguridad ante la Alcaldía, son estos los encargados de cumplir con los protocolos que presentaron y de la mano del piloto del sector náutico garantizar las condiciones para la prestación segura del servicio.

Solo abrieron hoteles ubicados en la isla de Tierrabomba, Barú, Cholón, e Islas del Rosario. Establecimientos ubicados en el archipiélago de San Bernardo (Isla Múcura, Tintipán, Islote e Isla Fuerte), están contemplados para una segunda fase de reactivación de conformidad a como avance el piloto en los primeros hoteles permitidos.

Hoteles autorizados

Estos son los 21 hoteles autorizados para prestar el servicio en las islas:

- Hotel Decameron Barú (Barú)

- Isla del Encanto (Barú)

- Aura Hotel Barú (Cholón)

- Barú Playa Eco-Beach Resort (Cholón)

- Lizamar (Isla Grande)

- Hotel San Pedro Majagua o Laguna Encantada (Isla Grande)

- Gente de Mar (Isla Grande)

- Rosario Beach Club (Isla Grande)

- Bendita Beach (Isla Grande)

- Coralina Islands (Isla Grande)

- Luxury Trip (Isla Grande)

- Sol y Papaya (Isla Grande)

- Casa Lola Eco House (Isla Grande)

- El Hamaquero Eco-Hotel (Isla Grande)

- Caliente Tours (Isla Grande)

- Blue Apple (Tierrabomba)

- Fénix Beach (Tierrabomba)

- Bomba Beach Namasté (Tierrabomba)

- Isla Arena Hotel El Dorado (Tierrabomba)

- Hotel Tropical Inn (Tierrabomba)

- Costa Azul (Tierrabomba)

  NOTICIAS RECOMENDADAS