Cartagena


Las alegrías y molestias que deja el Sail Cartagena 2022

En su quinto día de atención a cartageneros y turistas, el Sail Cartagena 2022 sumó más de 60 mil visitantes. Los trancones también fueron protagonistas de la jornada.

Después de cuatro años la fiesta de veleros más importantes del Caribe llegó a Cartagena. El evento que era esperado por miles de cartageneros y turistas vaticinaba una gran aceptación, ya que el concierto de inauguración fue calificado como un “éxito”. (Lea: Arrancó la fiesta de los veleros: Sail Cartagena 2022)

Las más de tres mil personas que disfrutaron de la gran noche de apertura se encargaron de difundir fotos, videos y postales de su gran experiencia en dicho evento. El día siguiente -domingo 22 de mayo- las filas para ingresar al muelle de la Base Naval eran inmensas, situación que generó traumatismos de movilidad en la entrada y salida de Bocagrande. “Duré dos horas para salir de Bocagrande. El trancón era impresionable”, dijo una ciudadana que se encontraba dentro de un bus de Transcaribe.

La última noche de la feria de veleros fue similar a la del pasado domingo, en medio de la lluvia que cayó en ese sector de la ciudad habían cientos de ciudadanos que en plan familiar querían conocer las cinco embarcaciones que embellecían la bahía de Cartagena. (También le puede interesar: Imágenes del desfile de tripulaciones del Sail Cartagena de Indias 2022)

Pasaban los minutos y la aglomeración de personas desde las seis de la tarde hizo que la movilidad de Bocagrande colapsara a pesar de los esfuerzos de la armada quienes a través de megáfonos invitaban a la ciudadanía a hacer la fila donde correspondía y no obstaculizar el tráfico vehicular.

Además de la ciudadanía que torpedeaba el tráfico vehicular, se le sumaba las ventas ambulantes que se ubicaban en la entrada de la infantería y a los “charcos” de agua que se formaron por la lluvia que cayó pasadas las seis de la tarde.

A la par de los cientos de cartageneros y turistas que con alegría y sin importar la lluvia querían disfrutar de los veleros, estaban los ciudadanos que por más de tres horas estuvieron atrapados en un trancón monumental quienes pedían mayor presencia de agentes del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT).

En su quinto día de atención a cartageneros y turistas, el Sail Cartagena 2022 sumó más de 60 mil visitantes, quienes día tras día se contagiaron de la cultura y tradiciones marineras de los buques de Brasil, República Dominicana, México y Uruguay.

A pesar de los inconvenientes fue una jornada que confirmó la gran acogida que este gran festival de veleros ha tenido en el Corralito de Piedra permitiendo aportar a la reactivación del turismo y dando la oportunidad para dar a conocer las capacidades de la Armada de Colombia y, especialmente, la cooperación internacional y el trabajo en conjunto con las Armadas de los otros países.

Las alegrías y molestias que deja el Sail Cartagena 2022

¿Falta de logística?

La Armada Nacional de Colombia (FNC) informó que dentro de las recomendaciones que les entregaban a la ciudadanía para asistir al evento era que utilizaran vehículos de servicio público, ya que en el lugar no había sitio destinado para parqueadero.

Por su parte, desde el DATT informaron que durante la jornada se dispusieron como mínimo tres agentes y dos facilitadores por turno, dos motorizados circulando en la zona, dos unidades adicionales en Seguros Bolívar para cuando se presentaran complicaciones al ingreso de Bocagrande, contraflujo en la segunda de 8:30 p.m. a 9 p.m. para la salida del barrio y más apoyo del grupo operativo asignado para el Centro.

Molestias de la comunidad

Andrés Rico, presidente de la Junta de Acción Comunal de Bocagrande envió una carta al comandante de la Base Naval ARC Bolívar que refleja la inconformidad de la comunidad por la congestión vehicular que se presentó.

“Desde el día de la inauguración del Sail hemos sido testigos del caos vehicular que se genera en todo el barrio a causa del ingreso y salida de los visitantes del evento. La ausencia de un buen Plan de Manejo de Tráfico (PMT) y su debida socialización con la comunidad deriva en trancones monumentales que pese al esfuerzo infructuoso de los agentes del tránsito se extienden hasta altas horas de la noche”, aseguró Rico.

Y continuó: “Los vecinos de Bocagrande y la JAC, celebramos y apoyamos todos los eventos que generen visibilidad a la ciudad, siempre y cuando estos cuenten con todos los controles y planes de manejo para garantizarle tanto a los residentes del barrio como a sus asistentes garantías de organización, seguridad y tranquilidad, tres elementos que en esta edición del Sail fueron los mayores ausentes”.

En la quinta edición se exhibieron los buques escuela “Almirante Juan Bautista Cambiaso”, de República Dominicana; “Capitán Miranda”, de Uruguay; “Cisne Blanco”, de Brasil; “Cuauhtémoc”, de México; y el “ARC Gloria”, de Colombia.

  NOTICIAS RECOMENDADAS