Cartagena


‘Las Cienagueras’, proyecto ecoturístico en Olaya Herrera que promete

Se trata de una iniciativa similar a ‘Las Chambaculeras’ que funcionan en el caño Juan Angola. La idea es que en Olaya exista una alternativa de empleo para jóvenes y madres cabeza de hogar a través de paseos en la ciénaga de la Virgen.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

03 de enero de 2021 12:00 AM

En el sector Rafael Núñez del barrio Olaya Herrera la expectativa es grande. Allí, los residentes confían en que el naciente proyecto “Las Cienagueras” transforme sus vidas y se convierta en uno de los atractivos turísticos más importantes de Cartagena.

Se trata de una iniciativa similar a “Las Chambaculeras”, que funciona con éxito en el caño Juan Angola, y goza de gran reconocimiento en el ámbito ecoturístico dado que pueden acudir constantemente decenas de visitantes para disfrutar del paisaje y la naturaleza.

Justamente el proyecto de “Las Cienagueras” fue respaldado y asesorado por la fundación Acuambiental, la misma que dirige “Las Chambaculeras”. También contó con el acompañamiento de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique), que entregó la dotación principal para iniciar la empresa.

(Lea: Aviario Nacional, el mejor plan para disfrutar estas vacaciones).

El objetivo principal es atraer visitantes locales, así como nacionales y extranjeros, y hacerles un recorrido guiado en una embarcación para que aprecien el encanto de la ciénaga de La Virgen. Será a su vez una fuente generadora de ingresos para la comunidad, principalmente para los jóvenes y las madres cabezas de hogar.

Juan Carlos Zárate, gestor social de la fundación Acuambiental, está complacido con la puesta en marcha de “Las Cienagueras” y espera que esta apuesta comunitaria sea tan aceptada y exitosa como “Las Chambaculeras”. “Con estos emprendimientos les decimos a los cartageneros que sí podemos hacer proyectos hermosos en los cuerpos de agua de nuestra ciudad, que podemos mostrar la naturaleza y gozar de un recorrido en una embarcación llena de colores. Es una experiencia única y diferente. Además, se protege el medio ambiente porque los motores funcionan con energía solar. La idea es un desarrollo sostenible aplicando las energías limpias que dignifican a una comunidad. Qué bueno empezar en un barrio popular como Olaya Herrera y ojalá podamos extenderlo a más sectores”, sostuvo Zárate Daza.

Para 16 personas

Cardique hizo una dotación de una embarcación principal con capacidad para 16 personas y dos tripulantes. También entregó una embarcación auxiliar, más pequeña, que se encargará de brindar apoyo a la primera, llevando provisiones de alimentos y bebidas, la cual será impulsada a remo.

“Estamos inaugurando este proyecto socioproductivo de ecoturismo, que consiste en paseos sobre la ciénaga de La Virgen mediante barcas coloridas y adaptadas para el transporte a través de paneles solares. Esto genera un sentido de pertenencia en la comunidad y motiva a los residentes a cuidar y proteger de mejor forma el proyecto, para que todo transcurra en tranquilidad”, añadió Cristian Cañón, subdirector de planeación de Cardique.

(Lea: ¿Qué esconde la famosa frase “Tu papá te quiere”, del alcalde Dau?).

Efigenio Gaviria, presidente de la Junta de Acción Comunal del sector Rafael Núñez, explicó que ya varios residentes se capacitaron para estar preparados de la mejor forma cuando arranque en firme la empresa y lleguen los primeros clientes. “Esas 16 personas irán cómodamente sentadas y pasearán por toda la ciénaga. Esto beneficiará grandemente a la comunidad, se le dará la oportunidad de trabajar a esos jóvenes que no han tenido oportunidades. Además, no solo favorecerá a Olaya Herrera, sino a toda la ciudad. La idea es traer turismo del Centro a la ciénaga y sumar a las autoridades, a la Alcaldía Local, a la Alcaldía Mayor, a la Gobernación de Bolívar, a la Policía Nacional, no lo podemos hacer solos”, expresó Efigenio.

Respecto a las garantías de seguridad, se le solicitó a la Policía un CAI móvil o policías de turismo fijos en la zona, aunque el proyecto también contempla su propio bloque de seguridad. De momento, se tiene previsto un cobro de $25 mil para turistas y un valor más módico para los cartageneros, entre los 10 y 12 mil pesos.