Más de 30 mil familias viven en subnormalidad eléctrica

15 de junio de 2019 07:42 AM
Más de 30 mil familias viven en subnormalidad eléctrica
La conexiones se hacen de manera antitécnica y por ello peligrosa, no solo para el sistema sino para vida de los habitantes de esos barrios.//foto aroldo mestre-el universal.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Un total de 32 mil familias viven en Cartagena con la característica de la subnormalidad eléctrica.

Así lo dio a conocer la agente especial de la empresa Electricaribe, Ángela Patricia Rojas Combariza, quien explicó que esos asentamientos se forman, por lo general, como producto del desplazamiento forzado y utilizan materiales inapropiados para la construcción de las viviendas.

“Adicionalmente –prosiguió--, las comunidades crean conexiones inseguras y antitécnicas a la red de distribución de energía, valiéndose de alambres de púa, cables telefónicos, troncos de madera y materiales reciclables, entre otros elementos; y se sabe que hay 16 mil familias en las denominadas zonas de alto riesgo, lo cual impide su normalización”.

Informó que, a la fecha, estos sectores tienen una deuda con Electricaribe, que supera los 34 mil millones de pesos, ya que cerca del 90% de los usuarios no pagan la energía que consumen.

“Para mejorar la prestación del servicio en estos sectores, la empresa, en conjunto con la Alcaldía de Cartagena, desarrolla un plan de mejoramiento de puntos críticos, pero lo fundamental es presentar proyectos de normalización a través de recursos Prone (Proyectos de Normalización Eléctrica)”.

Rojas Combariza se refirió, además, al estado actual de los sectores eléctricamente subnormales de la región Caribe, donde 281 mil familias viven en zonas eléctricamente subnormales en 162 municipios y 1.559 barrios de los 7 departamentos del Caribe colombiano.

“Hay que tener en cuenta que estas redes no cumplen con las normas técnicas, no son propiedad de Electricaribe y tampoco fueron instaladas por la empresa. Esto implica que como operadores de red no somos responsables de su mantenimiento ni de la atención de los daños que en estos sectores se presenten. Por ser de titularidad pública, la responsabilidad del uso, reposición y adecuación de la red, recae sobre los entes territoriales, tal y como lo estipula el artículo 17 del Decreto 0111 de 2011 de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG)”, precisó.

Agregó que, dentro de ese proceso, a través de las secretarías de planeación de cada municipio o distrito, anualmente se emite un aval de sector técnicamente subnormal, por lo que la empresa les comercializa el servicio hasta un totalizador. Es decir, un solo equipo de medida que registra los consumos totales del barrio.

“Es importante –resaltó-- señalar que en los barrios eléctricamente subnormales, cuando hay un daño en un transformador, la empresa realiza acuerdos con los líderes de cada sector, para que la comunidad realice abonos al total de su deuda. A cambio, pese a no ser su competencia, la empresa procede con el cambio o reparación del equipo. De esa forma nos solidarizamos con la comunidad y recuperamos un porcentaje de la cartera en ese tipo de barrios. Pero no es nuestra obligación ni responsabilidad atender dichos daños, de acuerdo con la normatividad vigente”.

Hizo saber que seguirá trabajando con las autoridades locales y departamentales en actividades de formación de esos usuarios, para que mejoren su cultura de pago y sean conscientes de la importancia del ahorro de energía.

“Queremos encontrar alternativas que permitan ir superando esos problemas, que en muchos casos provocan alteraciones del orden público; y ofrecer condiciones más seguras para la comunidad. También seguiremos generando acercamientos con los entes territoriales para la consecución de recursos destinados a la normalización eléctrica, con el fin de que cuenten con una red de buenas condiciones”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS