Cartagena


Mincultura o Alcaldía ¿Quién manda sobre el patrimonio de Cartagena?

Tras su renuncia como directora de la Escuela Taller, Alexa Cuesta Flórez denuncia injerencias del Ministerio de Cultura en Cartagena: “Ellos se sienten los dueños”.

LIA MIRANDA BATISTA

11 de septiembre de 2020 01:24 PM

Alexa Cuesta Flórez renunció ayer a la dirección de la Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar). Su salida se produce en medio de las protestas que realizaron docentes de esta institución por retrasos en el pago de sus salarios que, según denuncia Cuesta en su carta de renuncia, obedece a la asfixia presupuestal que presenta la institución desde hace ocho meses.

La funcionaria expuso la injerencia de un “poder nacional que tiene a la ciudad y a su patrimonio hundidos en la “inoperancia”, hecho que reaviva el debate sobre la autonomía que tiene Cartagena sobre su patrimonio. Lea: ¿Patrimonios culturales de Cartagena en manos de particulares?

Carta de renuncia que presentó Alexa Cuesta al alcalde William Dau.
Carta de renuncia que presentó Alexa Cuesta al alcalde William Dau.

En entrevista con El Universal, Cuesta Flórez presenta los motivos que motivaron su dimisión dejando claro que el patrimonio cultural debe “defenderse” de intereses particulares.

“Hay una asfixia presupuestal. Desde febrero veníamos analizando el caso con el Secretario de Hacienda. Entonces ya son muchos meses sin recibir un solo peso de la Alcaldía y se lo hice saber al Alcalde. Con la pandemia, los estudiantes empezaron a recibir su formación de manera virtual y a los maestros se les contrató por medio tiempo”, dijo.

Y es que para la artista plástica el actual contrato interadministrativo de comodato celebrado entre el Ministerio de Cultura y la Escuela Taller para el manejo y administración de las fortificaciones y baluartes no otorga beneficios para esta institución y lo calificó de leonino.

“Este comodato fue firmado inicialmente en 2012 y se renueva cada cinco años pero toca revisarlo porque es un comodato leonino que solo obedece a los intereses del Ministerio de Cultura”, indicó.

En enero de este año dicho contrato estuvo en el objeto de la polémica a raíz de una propuesta hecha por Mincultura para relegar a la Escuela Taller local y abrirle paso a la Escuela Taller Naranja, una entidad sin ánimo de lucro con sede en Bogotá.

Dicha modificación fue rechazada por gestores culturales y generó un fuerte choque entre el gobierno William Dau y el ente cultural toda vez que se anticipaba una posible “privatización”. Lea: “Cartagena puede administrar su patrimonio”, dicen gestores

“Era entregar el manejo de las fortificaciones a una empresa que ellos llaman Escuela Taller Naranja, creada hace solamente cuatro meses, que no maneja ni la idoneidad, ni la experiencia, es de carácter privado y no es nuestra sino que es de Bogotá. Eso puede parecer muy legal pero realmente viola todos nuestros derechos culturales porque el patrimonio es nuestro”, sostuvo en su momento la gestora cultural Jazmín Piedrahíta.

Al respecto, Alexa Cuesta reiteró que como directora de la Etcar no tiene voto en el comité directivo que es integrado por dos delegados del Ministerio y el alcalde de Cartagena. “Ellos se sienten dueños. Y sí, entiendo que hay una potestad como máxima autoridad de los bienes de interés cultural en el país (...) pero ellos quieren mandar”.

Asegura que con tan sólo un 10% de lo que se recauda en la taquilla Castillo San Felipe, la Etcar no necesitaría “pedir limosnas”.

“Más de $17 mil millones al año deberían quedarse para las instituciones que trabajan con el patrimonio. (...) un porcentaje de la taquilla es un fortín, es una mina de oro”.

La funcionaria, que estará en el cargo hasta el 30 de septiembre, denunció que cada decisión que tomaba debía consultarla con los delegados del Ministerio de Cultura. “Ellos tienen toda la injerencia. Si se hacen unas mínimas obras no les parece, cuestionaron la contratación de jardineros, hasta el mínimo contrato de un ingeniero, una OPS, para que desarrolle las nuevas taquillas, lo cuestionaron. Todo el tiempo me cuestionaron”, contó.

Finalmente, Cuesta Flórez propone una reestructura administrativa de la Escuela Taller que está opacada por el comodato vigente porque “Cartagena necesita vivir de su patrimonio”.

El Universal conoció la ministra de Cultura, Carmen Vásquez, enviará en las próximas horas una carta al alcalde William Dau tras la renuncia que tomó por sorpresa al mandatario.

Sobre la Etcar

La Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar) tiene 25 años y es una institución de formación para el trabajo y el desarrollo humano, que se dedica a la formación de jóvenes vulnerables, en oficios tradicionales. Más de 7 mil jóvenes se han formado en ella.

  NOTICIAS RECOMENDADAS