Cartagena


¿No hay espacio para taxis e indrivers en Cartagena? Aquí sus problemas

Ante el riesgo del desempleo si deja de funcionar Indrive, el gremio de taxistas asegura que de no prohibirse, serán ellos quienes quiebren.

JUAN SEBASTIÁN RAMOS

01 de febrero de 2023 01:00 PM

Para algunas personas salir tipo seis de la tarde para transportarse de extremo a extremo en Cartagena, en la comodidad de un vehículo climatizado y con la música que les gusta... podría peligrar. Plataformas como Uber e Indriver en la ciudad podrían pasar a ser una anécdota en el futuro, sobre lo que fue usar una aplicación para movilizarse en medio del caos vehicular.

El Ministerio de Transporte aseguró este martes que el objetivo de la reforma a las plataformas de movilidad es equilibrar la cancha entre los taxistas y las plataformas de movilidad. Y es que además del SOAT, hay numerosos costos en los que deben incurrir los taxistas para operar que no tienen competidores como Uber, Cabify, Didi e Indrive. Solo empezar a operar un taxi, sin ser propietario del mismo, puede costar hasta $182.000 desde el primer día. En cambio, el registro en plataformas no tiene costo. Lea también: ¿Peligran Indrive y Uber? Se le alborotó el avispero a Mintransporte

“Yo trabajo en Indrive”

Ety Julio es una mujer cartagenera de 36 años y tres hijos. Comenzó primero a utilizar la plataforma por seguridad y economía en cada servicio, era una usuaria y fiel cliente de este transporte. Descubrió que no necesitaba ser estrato 6 en Cartagena para transportarse en un vehículo digno y que la dejara en la puerta de cada lugar para una reunión, evento laboral o diligencia.

Sin embargo, luego tuvo la fortuna de obtener su carro propio, y aunque al principio gozaba de una buena situación económica, las cosas cambiaron. Ety no solo se quedó sin recursos, sino que también su entorno se vio afectado. Tenía que comenzar a reducir gastos y era un cambio que debía hacer junto a sus hijos; si antes se comían tres huevos, ahora debían comerse dos y estirar lo que había, porque el desempleo había tocado la puerta de su casa y su única vía de escape era ese carro que apenas estaba pagando.

Lo primero que se le ocurrió a Ety fue poner a producir el carro, y de la misma forma, entregarle a la gente ese servicio que tanto le gustaba cuando no tenía dónde movilizarse.

¿No hay espacio para taxis e indrivers en Cartagena? Aquí sus problemas

Muchos cartageneros sufren los problemas del transporte público en la ciudad.

Fue consciente sobre todas las incomodidades que enfrentan algunos cartageneros a diario en el transporte público, por lo que se interesó, según cuenta, en resolver los problemas de muchos ciudadanos que llegaban cansados a sus casas o retrasados a sus trabajos o eventos.

Asegura que: “Trabajar como Indriver aumenta el empleo, ya que este es una forma de trabajar dignamente, y que al utilizar la plataforma, los usuarios tienen mayor seguridad. Si se tiene en regla la documentación del vehículo y licencia se puede trabajar tranquilamente, y así se presta un servicio seguro y se cobra lo justo”.

Infortunadamente, el transporte en Cartagena es pésimo, las demoras esperando un Transcaribe, las aglomeraciones, el pésimo servicio de algunos taxistas y motos hacen que se tengan otras opciones como el Indriver”.

Ety Julio

Esta actividad comenzó a ser rentable para ella y pudo comenzar a resolver algunas necesidades de su hogar. En la plataforma también ha conocido a algunos colegas que “también se ayudan, ayudando a otros cartageneros a movilizarse por una tarifa justa”.

“Ha sido rentable en medio de este caos económico por el que atravesamos actualmente, el promedio de ganancias depende de que tanto trabajes en el día o en la noche. Algunos se lo toman muy en serio, porque de esto depende el sustento de sus casas”, resalta.

¿No hay espacio para taxis e indrivers en Cartagena? Aquí sus problemas

Ety asegura que su gremio actualmente está preocupado. “Para algunos de nosotros este es el único medio de trabajo que tenemos. Cada día debemos salir de casa y dejar a nuestros hijos, en mi caso madre soltera de 3 hijos. Y no todo es color de rosas o ganar dinero fácil, yo constantemente estoy expuesta al peligro de las vías, y a veces hasta al mal genio de algunos usuarios. Sin mencionar que dejamos de pasar tiempo con nuestros hijos porque tenemos que salir para poder darles una educación digna”, cuenta para El Universal.

“Yo trabajo en taxi”

Felix Barrios es un líder del gremio de taxistas. Cuenta que desde que plataformas como Indrive y Uber llegaron a Cartagena, han sido ellos los más afectados, puesto que ya no ganan lo mismo que antes y a duras penas les alcanza para pagar la tarifa a los dueños del vehículo.

Los estudios tarifarios revelan que anteriormente el mínimo era de 40 carreras diarias en la ciudad. Y esto se ha reducido un 50%, haciendo un promedio de 20 carreras diarias, un dinero que deben dividir con gastos como: gasolina, parqueo y tarifa. “Antes yo hacía en un día $100.000 y me tocaba pagarle al dueño $50.000 y pagar $10.000 en el parqueadero, más la gasolina y la lavada”, expone.

Pero no solo eso, Barrios asegura que han tenido otro problema y es el aumento de servicios informales. “Como consecuencia, el 50% de los propietarios vendieron los taxis para comprar carros nuevos y ponerlos a trabajar como particulares, a ellos les es más rentable porque no tendrían tantos gastos, ni tienen que sacar autorizaciones o revisiones técnico mecánicas”, indica.

“Hoy recibimos con satisfacción este tipo de anuncios del Gobierno nacional. Porque lo que se está dando es una aplicabilidad y un respeto a la norma de transporte y las leyes que contemplan las modalidades en que se debe prestar debidamente el servicio público.

La administración anterior no controló esto y por eso hoy hay ilegalidad en la modalidad del tipo de servicio que prestan”.

Felix Barrios

Trabajarán en su educación y aprenderán inglés

Barrios habló sobre sus proyectos a futuro, cuando la competencia esté lejos. “Para que exista una buena prestación del servicio. Nosotros como gremio estamos planteando trabajar la parte de educación, capacitando a nuestros conductores. Tenemos un proyecto para presentar ante el Sena y se llama ‘tecnificar a los conductores en la prestación del servicio público en Cartagena con énfasis en turismo’ con el fin de estimular a los conductores”, informa a El Universal.

Concluyó su respuesta indicando que “al haber demanda debemos tener más vehículos que estarán rodando en la ciudad y mejorando las condiciones laborales del gremio de taxistas que con tanta competencia particular se encuentran en quiebra”.

Cartagena es una ciudad con un promedio de 5.741 taxis, de acuerdo a información del Ministerio de Transporte.

¿Qué ha dicho el Ministerio de Transporte?

Como la reforma busca equilibrar, estos son los gastos que los conductores deben tener en cuenta y que el Ministerio buscaría poner en una balanza:

El primer requisito es contar con un vehículo con derecho de reposición, comúnmente conocido como cupo. Estos cupos son limitados y no están regulados, por lo que su precio varía según el mercado. En Bogotá hay 50.000, y su precio actualmente se aproxima a los $75 millones. En Medellín el precio aproximado es de unos $60 millones y en Cali $30 millones, reportan empresas de taxis.

Además del cupo, es necesario contar con el SOAT vigente y licencia de conducción. También es necesaria la tarjeta de control, también llamado tarjetón, que es emitido por cada empresa de taxis. Lea también: La millonaria multa que pagarías por subirte a un Indriver o Uber

Si el vehículo ya cumplió dos años contados desde la fecha de su matrícula, debe tener Revisión Técnico Mecánica y de gases vigentes, expedida por un Centro de Diagnóstico Automotor (CDA), autorizado por el Ministerio de Transporte y registrado en el RUNT.

Por otra parte, el conductor debe contar con una certificación de la compañía de seguros en la que conste que los vehículos están amparados en las pólizas de responsabilidad civil, contractual y extracontractual tomadas por la empresa.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS