Cartagena


“No somos responsables si retornamos a clases y hay contagios”: rectores

La Unión Sindical de Directivos Docentes de Bolívar (Usdidbol) advierte que en los colegios públicos de la ciudad no se cumplen las condiciones mínimas de seguridad para retornar a clases presenciales.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

19 de junio de 2021 02:00 PM

A actividades académicas presenciales deben regresar las instituciones educativas oficiales de todo el país una vez finalicen las vacaciones de mitad de año, según dispuso el Ministerio de Educación Nacional (MEN) este jueves en su Directiva No. 5 de 2021.

Ante esta directriz, en Cartagena, la Secretaría de Educación Distrital informó a El Universal que “el regreso a la presencialidad plena está fijado para mediados de julio, fecha en la que estima el Ministerio de Salud que todos los docentes tendrán su esquema completo de vacunación contra el COVID-19”. Lea aquí: En Cartagena: “regreso a clases presenciales se fijó para mediados de julio”

No obstante, la Unión Sindical de Directivos Docentes de Bolívar (Usdidbol), que agrupa a más de 150 rectores, considera que en los colegios públicos de la ciudad no se cumplen las condiciones mínimas de seguridad para retornar en medio del tercer pico de la pandemia de COVID-19.

“Nosotros los rectores no somos responsables si a partir del 15, 16 de julio, nos obligan a retornar a clases presenciales y se contagia de COVID algún estudiante, que quede claro que no somos responsables de esa situación”, afirmó en conversación con El Universal Miguel Pérez Márquez, presidente de la Usdidbol y rector de la Institución Educativa Nuestra Señora del Carmen (conocida como El Departamental).

Señaló que “los directivos docentes, los maestros, los administrativos, nunca nos hemos negado a la presencialidad. Somos los más interesados en retornar a las aulas a trabajar con nuestros niños, niñas y adolescentes, nos hacen falta nuestros estudiantes y estar en las aulas, porque para eso nos nombraron y para eso estudiamos”.

“Pero -anotó el rector-, desde la emisión de la directiva ministerial 11, el 29 de mayo de 2020, el Gobierno ha insistido en que retornemos a las aulas. Nosotros le hemos dicho que sí y le hemos pedido algunas condiciones para este retorno, como lo han dicho ellos progresivo, gradual y seguro, pero se ha hecho el de la vista gorda”.

Afirmó que a través de la Resolución 777 del 2 de junio de 2021, “el Ministerio de Salud y Protección Social llama a todos los empleados públicos a trabajar en la presencialidad y nosotros hemos dicho que sí, pero con las condiciones y las garantías que requieren la vida y la salud”.

“Sin embargo -agregó Pérez Márquez- con esa resolución, el Ministerio de Educación Nacional hoy se lava las manos y ordena clases presenciales. Sin verificar si hay o no posibilidad de cumplir, si hay o no condiciones para retornar, prácticamente le endilga toda la responsabilidad a los entes territoriales, a la Secretarías de Educación y a las instituciones, o sea, a los rectores”.

Recalcó que el MEN “se lava las manos y no ha hecho nada. El Distrito giró unos recursos para mejoramiento de baterías sanitarias. Es lo único que ha hecho el Gobierno durante más de un año de pandemia, y enviar unos elementos de bioseguridad como jabones, geles y toallas de manos, pero eso no es suficiente. Las instituciones requieren de una intervención seria, que garantice un mínimo de seguridad a toda la comunidad educativa”. Lea también: Colegios públicos de Cartagena continuarán en clases virtuales

Otras condiciones
El presidente de la Unión Sindical de Directivos Docentes de Bolívar comentó que, “además de solicitarle al Gobierno mejorar las condiciones de infraestructura de las instituciones, desde junio de 2020 le hemos solicitado el nombramiento de los maestros y del personal administrativo directivo que hace falta, al igual que del personal de aseo que requieren las instituciones para la desinfección; le hemos solicitado garantizar transporte, Plan de Alimentación Escolar (PAE) para los estudiantes y conectividad universal para todos los miembros de la comunidad educativa”.

Por las escasas condiciones de seguridad con que -según el sindicato de rectores- los estudiantes retornarían a clases presenciales, Pérez Márquez sostuvo que “estamos solicitándole a la Secretaría de Educación que asuma la responsabilidad, así como lo ha definido el Ministerio de Salud en esa resolución, en caso de que haya contagio o muerte de algún miembro de la comunidad educativa”.

Advirtió: “Que la ministra amenace a los maestros, a los directivos docentes con no pago (por los días no laborados de manera presencial sin justificación alguna), es echarle más leña al fuego y un aditivo al paro nacional. Si descuenta es porque ella no quiere dialogar, no quiere que mejoren las condiciones de los estudiantes del país, lo que quiere es que esto siga convulsionado, que continúe el paro”.

“El Gobierno tiene que replantearse - añadió el rector-. Nosotros aspiramos a que el Ministerio de Educación Nacional saque un pronunciamiento acorde a la realidad que vive el país”.

El directivo insistió en que “en estos momentos, cuando en Cartagena tenemos entre 12, 15 y 16 muertos diarios, no hay camas UCI, y de acuerdo a los especialistas epidemiólogos se espera que se produzcan entre 800 y 900 muertos diarios, no se puede garantizar un regreso a clases seguro, donde se proteja la vida y la salud de los miembros de la comunidad educativa”.

Recalcó que “mientras que no exista la inmunidad de rebaño, donde se haya vacunado más del 60 % de la población, no se puede garantizar un regreso a clases seguro”.

Repondrán clases perdidas
El también rector de Nuestra Señora del Carmen dijo que “como directores de la educación pública tenemos la obligatoriedad y la autoridad moral para decirle al pueblo colombiano que esté tranquilo, que nosotros vamos a reponer los contenidos, los temas dejados de dictar durante los días del paro nacional. Somos los más interesados en que nuestros niños, niñas y adolescentes reciban todos los contenidos que han dejado de recibir”.
  NOTICIAS RECOMENDADAS