Cartagena


Pacientes COVID-19 denuncian trabas en atención de EPS

La no atención adecuada para pacientes positivos para coronavirus es la queja más frecuente de usuarios de Coomeva. Les contamos qué ha ocurrido. Supersalud dice que se apersonará de los casos.

WENDY CHIMÁ P.

05 de diciembre de 2020 12:00 AM

Usted se imagina sentir que el aire le falta, que no tiene sentido del gusto o peor aún que tiene una tos persistente pero por temor a ir a urgencias decide comunicarse con su Entidad Promotora de Salud (EPS) para que le presten atención médica por medio de una cita por medicina general, pero desde el conmutador le indican que las únicas fechas disponibles son para dentro de 10 días.

O que le digan que lo mejor es que se vaya por urgencias, donde al llegar le manifiestan que no pueden prestarle la atención médica que necesita porque la EPS a la que está afiliado no tiene contrato con ningún prestador de salud en Cartagena. ¿Usted qué haría?

Aunque suene a algo irreal, esto es claramente lo que le ha pasado a muchos cartageneros y bolivarenses en esta época de pandemia. El Universal conoció el caso de tres periodistas afiliados a Coomeva EPS. Dos de ellos aseguraron que tuvieron que recurrir a médicos particulares para poder recibir el tratamiento que necesitaban para superar el COVID-19, mientras que uno más está esperando encontrar una cama en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en cualquiera de las clínicas de Cartagena, pero según han manifestado sus familiares no han podido trasladarlo a pesar de ser positivo para este virus, porque su EPS no tiene contratos.

Las historias

Garantizar la atención en salud oportuna y de calidad es uno de los objetivos primordiales de las EPS, sin embargo hay algunas que incumplen con esta misión, afectando directamente a sus usuarios.

“Me hice la prueba de COVID particular y al recibir el resultado positivo de inmediato me comuniqué con mi EPS para recibir la atención médica y para que me indicaran un tratamiento o qué más debía hacer”, comentó Yesenia Carrillo, periodista de Caracol Televisión, quien ya se recuperó de este virus.

Ella comenta que al comunicarse con Coomeva, le dijeron que “tenían solo cita para 10 días después, a pesar de que era positiva para coronavirus. Hasta me dijeron que si me sentía muy mal que me fuera por urgencias”, aseguró.

Lo mismo le ocurrió a un periodista deportivo de la ciudad, quien nos contó que cuando comenzó a tener síntomas característicos del nuevo virus, llamó a las líneas telefónicas que Coomeva tiene habilitadas para la atención virtual, pero nunca recibió la respuesta adecuada.

“En la mayoría de las líneas no me atendieron, luego de esperar media hora en la única línea donde me contestaron, una asesora me dijo que por más síntomas que yo tuviera no podía mandarme la prueba, y que lo único que podía hacer por mí era decirme que me fuera para urgencias”, asegura indignado con lo ocurrido.

Ante esta negativa de su EPS, el periodista, quien además es hipertenso, decidió practicarse la prueba de hisopado de manera particular y cuando radicó la petición en la página web de su entidad médica, asegurando que era positivo y debía recibir atención, “me llamó una enfermera y me dijo que lo único que podía hacer era decirme que tomara infusiones calientes y que me hiciera nebulizaciones con Vicks Vaporub. Me tocó consultar con amigos médicos para seguir un tratamiento porque Coomeva no me atendió”.

A pesar de que desde el inicio de la pandemia desde el Ministerio de Salud señalaron que era primordial atender a toda la población que tenía antecedentes médicos o que manifestaran síntomas en la primera llamada, esto no fue lo que ocurrió con estas personas y, al parecer, tampoco está ocurriendo con el tercer denunciante.

“Tiene vigilancia especial”

Mario* tiene más de 50 años y se contagió de este virus. Su proceso inició calmado, como asintomático, pero con el pasar de los días sus síntomas fueron empeorando. Estuvo internado en la Unidad de Cuidados Intermedios y, con el pasar de los días, al ver su recuperación, decidieron darle de alta, pero se complicó y ahora, según contó una familiar, necesita una cama UCI.

“Está mal, necesita una UCI, pero por ser Coomeva aquí no hay cama para él, por eso dicen que lo deben trasladar a Barranquilla, donde la EPS sí tiene contrato allá”, explica la mujer.

¿Cómo una EPS no tiene contrato con ninguna clínica?, ¿qué pasa en este caso? Fabio Aristizábal, superintendente Nacional de Salud, señaló que “si eso está pasando, es dramático”.

“Con Coomeva hemos tomado decisiones y hemos revocado su habilitación en algunos departamentos. Incluso tuvimos que ponerle medidas cautelares por incumplir las medidas, se ha sancionado al representante legal y a la misma entidad”, indicó manifestando que “esta EPS hace parte de aquellas que han recibido instrucciones de la Superintendencia y que por no cumplirlas siguen en una medida de vigilancia especial, que es donde se da apertura a las investigaciones sancionatorias y se imponen multas porque no cumplen y si sigue en esta condición hay que sacarlas del departamento”.

Respecto a los casos mencionados, el superintendente es enfático en decir que “son quejas que a diario se reciben y les damos solución, pero si ya vemos que Coomeva EPS no garantiza la atención en salud y no tiene red de prestación de servicio, tenemos que hacer un trabajo articulado con el departamento. Hoy (ayer) le hice un llamado especial al secretario departamental y le indique que si tiene una EPS que no está garantizando la red, que no tenga la oportunidad, no debería estar en el departamento, esos usuarios deberían estar en otra EPS donde sí le garanticen la atención con oportunidad y calidad. Nos apersonaremos de este caso, porque si está pasando, es dramático”.

Sin respuesta
El Universal se comunicó con Coomeva EPS para conocer su respuesta ante las quejas que se han recibido con respecto a una mala prestación del servicio de salud, pero al cierre de la edición no se recibió ninguna respuesta.