Cartagena


Polémico quiosco de La Boquilla, inaugurado y funcionando

La obra, construida detrás del edificio Morros 922, en La Boquilla, está en zona declarada como bajamar y ya tiene sillas y mesas ocupando el espacio de la denominada carrera novena.

REDACCIÓN CARTAGENA

29 de diciembre de 2020 12:00 AM

El polémico establecimiento de comercio construido en el sector Cielo Mar, detrás del edificio Morros 922, que tanta controversia causó en Cartagena en las últimas semanas por estar en zona declarada como bajamar, fue inaugurado ayer por sus propietarios.

Los vecinos que desde el primer momento hicieron oposición a la obra al considerar que no cumplía con los permisos requeridos para operar, hoy están indignados con las autoridades distritales y policivas porque el proyecto nunca se suspendió, y por el contrario abrió sus puertas al público pasando por encima de todas las voces de rechazo.

“El dueño invadió más playa con columpios, mesas, sillas, juegos infantiles fijos al piso de arena en plena playa, es decir, mayor espacio invadido. Es increíble una invasión tan descarada en la carrera novena de La Boquilla, que a futuro debe ser una carretera. No entendemos cómo ese negocio cuenta con supuestos permisos legales para funcionar, parece que estuvieran por encima de la ley. Nadie cree que un nativo tenga tanto poder económico y político para pasarse las normas y las autoridades por la faja”, expresó un residente de La Boquilla, cuyo nombre mantenemos en reserva.

(Lea: Límite de aforo y reservas, los ‘peros’ en la reapertura de Playa Blanca).

Habla la Dimar

Ante esto, la Dirección General Marítima (Dimar), a través de la Capitanía de Puerto de Cartagena, informó que desde el pasado 28 de septiembre se constató que la obra de 136 metros cuadrados se encontraba en un área con características técnicas de playa marítima y zona de bajamar.

“El informe fue enviado a todas las autoridades de la ciudad involucradas con la protección de los bienes de uso público para tomar las acciones correspondientes, entre esas la restitución del bien por parte de la alcaldía local, tal como se sustenta en la normatividad colombiana. Era necesario tomar acciones de acuerdo con la Ley 1801 de 2016, donde se expone la competencia de restitución correspondiente a la alcaldía local en articulación con la inspección de la Policía

Nacional”, argumentó la Dimar en un comunicado de prensa.

(Lea: Los murales que engalanan al Barrio Chino).

De igual forma, la autoridad marítima sostuvo que en los últimos meses continuaron las visitas al lugar y se evidenció el avance de su construcción, por lo que se dio aviso inmediato a las autoridades y entes de control para que tomaran las acciones pertinentes.

“Dimar como agente articulador manifestó su preocupación porque la construcción no fue detenida, y se manifestó en diferentes escenarios ante la Personería, Procuraduría, Alcaldía y Secretaría del Interior. En este momento, ante la Autoridad Marítima Colombiana se encuentra abierta una investigación administrativa por la presunta ocupación indebida sobre bienes con características técnicas de bien de uso público. La Dirección General Marítima continuará trabajando por el control, protección y adecuado uso de los litorales en el Caribe colombiano en el marco de sus facultades legales como Autoridad Marítima Colombiana”, finalizó la Dimar.

En redes sociales, la Alcaldía de la Localidad 2 de la Virgen y Turística posteó el resultado de una reciente inspección al lugar, informando que todos los permisos estaban en regla y añadiendo fotografías de la visita. Posteriormente, la publicación fue eliminada. Este medio intentó obtener una respuesta del alcalde menor Andy Reales sobre la inauguración del local comercial, pero no fue posible.