Cartagena


Primer sector de Bazurto, atiborrado de contaminación

La Transversal 23 de la central de abastos, donde está el CAI, se encuentra en un estado deplorable. Hay aguas represadas, barro, basuras .

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

12 de septiembre de 2020 12:00 AM

El problema de contaminación en la Transversal 23 del mercado de Bazurto, es un mal que parece no tener fin. Nuevamente los comerciante hicieron un llamado a la Alcaldía para que tome cartas en el asunto, ya que, desde hace varias semanas, las aguas putrefactas tienen inundada la calle, y causan serios perjuicios no solo al entorno sino también a las ventas de los negocios.

Se trata de la misma vía donde está ubicado el CAI de la Policía de la plaza de mercado, la cual en su otro extremo está saturada de aguas negras, barro y basuras que arrojan los carretilleros.

(Lea: Colectivos sociales rechazan retención de jóvenes en Chambacú).

Los afectados manifestaron que este problema lleva muchos años, pero ahora está peor porque el canal que está contiguo a la avenida del Lago se encuentra totalmente obstruido y no permite el desagüe.

Los mayoristas de víveres y abarrotes que tienen sus locales en este sector, son quienes más padecen porque ya los clientes no quieren acercarse al lugar.

“Estamos pasándola grave, muy grave. Ya no es la pandemia la que nos tiene quebrados sino la contaminación que existe en esta parte. Estamos perdiendo gente. Solo nos mantenemos con los clientes antiguos, que siguen comprándonos, pero gente nueva no llega. Se espantan por la putrefacción que existe”, expresó Digna Beltrán, una de las más afectadas.

Son alrededor de ocho negocios los que, prácticamente, tienen la podredumbre en frente. Sin embargo, también se perjudican los dueños de las colmenas de verduras que están al costado derecho de la vía.

(Lea: Transcaribe podrá circular con el 50% de su capacidad).

El clamor general

Los comerciantes piden al Distrito una pronta y real solución, pues aseguran que las administraciones anteriores nunca se apersonaron del caso.

Shirley Beleño, presidenta de Acoviva (Asociación de Comerciantes y Empresarios de Víveres y Abarrotes y otros afines de Bolívar), expresó: “Solicitamos a la Alcaldía de Cartagena que nos colabore con la limpieza de los caños y que les hagan mantenimientos continuos para evitar estas situaciones que se incrementan en estas épocas de lluvias”.

La líder explicó que cuando sube la marea en la ciénaga de Las Quintas, las aguas se pasan para la Transversal 23 y allí se quedan represadas, porque quedan en un nivel más bajo.

Así mismo, reiteró el llamado a los operadores de aseo del mercado, ya que las basuras se acumulan en las rejillas y coadyuvan al taponamiento.

“Ni la Alcaldía ni la gerencia del mercado de Bazurto nos han tomado en serio. Tenemos muchos años pidiendo soluciones y nunca las han dado. Esto no solo es un grave problema ambiental sino también económico, porque los comerciantes estamos teniendo cuantiosas pérdidas”, finalizó Digna Beltrán.

Los afectados precisaron que a raíz de estos perjuicios, varios locales de ese sector cerraron sus puertas de manera definitiva, porque sus propietarios quebraron al no tener ventas.

Ya hay avances para resolver

El secretario de Infraestructura del Distrito, Gonzalo Jácome, sostuvo que hasta el momento no han recibido solicitud formal de este gremio de comerciantes de Bazurto. No obstante, señaló que desde la entidad se hará la articulación con otras dependencias para darle solución a esta problemática.

Por su parte, el asesor de despacho para asuntos de mercados públicos, Alejandro Madero, destacó que ya hay avances para darle una solución a esta situación, la cual esta vez será de fondo. “Esta administración está enfocada en resolver, de forma integral, los asuntos del mercado de Bazurto. Hace poco tuvimos una reunión con el equipo técnico de Aguas de Cartagena, para hacer unos estudios que permitan saber las causas reales del empozamiento del agua en esa vía. La próxima semana esperamos tener los resultados y determinar las acciones a seguir. De igual forma, hay que hacer un llamado de atención a los trabajadores de la zona para que vigilen y sean garantes de que hayan buenas condiciones de salubridad en sus entornos, porque ese problema, en parte, se debe a la mala disposición de residuos de muchos locales comerciales”, manifestó Madero.