Cartagena


“Queremos que a nuestros niños sordos les den transporte escolar por los 4 años”

Madres de estudiantes con discapacidades auditivas agradecen a la Alcaldía de Cartagena haber resuelto el tema de las rutas escolares

El 6 de febrero se iniciaron las clases en las instituciones educativas oficiales del Distrito de Cartagena y aunque después se vivieron semanas de anormalidad académica por la terminación de los contratos de vigilancia y aseo, desde finales de marzo el calendario escolar ha seguido su desarrollo normalmente. Lea: Recuerde: este lunes arrancan clases en colegios de Cartagena

No obstante, solo hasta este miércoles 17 de mayo una población especial pudo retornar a esa normalidad académica. Se trata de 1.680 estudiantes de 12 instituciones educativas focalizadas que, luego de una larga espera, ya cuentan con servicio de transporte escolar. Lea: “Si los mandamos al colegio, no comemos”: padres de familia exigen ruta escolar

Entre los beneficiados se encuentran alrededor de 120 pequeños con discapacidades auditivas pertenecientes a la Institución Etnoeducativa e Inclusiva Antonia Santos, en el Pie del Cerro, quienes en lo corrido del 2023 perdieron muchos días de clases porque sus padres no tenían recursos económicos para enviarlos en transporte público o privado, especialmente aquellos que residen en zonas lejanas como Bicentenario, El Pozón o corregimientos como Bayunca o Pontezuela. Lea: Niños con discapacidades no están recibiendo clases por falta de transporte

Hoy, esos mismos padres de familia están dichosos porque la angustia terminó y sus hijos por fin cuentan con ruta escolar aportada por la Alcaldía de Cartagena para lo que resta de la agenda académica del 2023.

Son tres buses aclimatados que ya recogen a los niños en sus casas en las mañanas para llevarlos al colegio y los regresan después de mediodía.

“Nos resolvió la situación la señora Olga (Acosta, secretaria de Educación), nos garantizó el transporte para todo el año. Es una muy noticia que pone fin a nuestra angustia porque a muchas mamás nos tocaba gastarnos hasta 30 mil pesos diarios para llevar a nuestros hijos a clases y esperarlos afuera del colegio hasta que salieran a mediodía para después regresarnos a las casas. Fueron semanas muy difíciles, pero ya gracias a Dios se acabaron porque les pusieron los buses escolares”, señaló Nuris Guerra, residente de Bicentenario y quien tiene a un hijo con discapacidad auditiva en la Institución Educativa Antonia Santos. Lea: ¡Por fin! Ya hay rutas para más de 1600 estudiantes en Cartagena

Que no se repita

La mujer, quien fungió como vocera de las demás madres en las últimas semanas en la lucha para que les otorgaran el transporte, lamentó que se hayan perdido más de cuatro meses y pidió que para la próxima administración este tema se convierta en prioridad. “Nuestros niños sordos siempre tienen que esperar tres y cuatro meses para que se haga la contratación de sus rutas escolares, es mucho tiempo perdido. Hay niños que no pueden ir ni un solo día a clases. Desde ya le exigimos al próximo alcalde o alcaldesa que a esta población le dé atención especial. Esos contratos con los buses deben estar listos cuando empiecen las clases en enero y no solo por ese año, sino por todo el cuatrienio, no queremos más abandono ni desidia”, añadió Guerra. Lea: “Exigimos el retiro del Cuartelillo de Olaya y que nos devuelvan el inmueble”

Los colegios beneficiados

La Secretaría de Educación del Distrito explicó que el transporte escolar quedó asegurado para más de 1.680 niñas y niños de 12 instituciones educativas focalizadas.

Esa focalización obedece a factores como la ubicación (las de la zona insular o áreas rurales), el componente inclusivo de sus estudiantes y criterios relacionados con adecuaciones en la infraestructura educativa, entre otros.

Las beneficiadas en la zona insular son: I. E. de Leticia, I. E. Archipiélago de San Bernardo, I. E. de Tierrabomba, I. E. Islas del Rosario y la I. E. Caño de Loro. Mientras tanto, las beneficiadas en la zona rural son: I. E. de Bayunca, I. E. de Pontezuela, I. E. de Arroyo de Piedra, con el apoyo de la Fundación Pies Descalzos.

Y por último, las beneficiadas por contar con estudiantes con discapacidades son I. E. Antonia Santos, I. E. Olga González Arraut y la I. E. Ciudad de Tunja. Finalmente, el beneficiado por adecuación de su infraestructura escolar es el colegio San Felipe Neri, cuyos alumnos ven clases en otros planteles mientras se hace la reconstrucción.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS