Cartagena


Recuperación económica: la balanza sigue a favor de los hombres

Si bien ha existido una lenta recuperación del empleo tras los meses más álgidos de la pandemia, las brechas de género siguen perjudicando a las mujeres.

“Si uno pudiera ponerle rostro a la recuperación, se manifestaría a través de un hombre adulto, heterosexual, de tez blanca y habitante urbano de una de las principales ciudades del país”.

Así resume Dewin Pérez, investigador del Observatorio del Mercado Laboral de Cartagena, el escenario en el que se encuentra Colombia en el marco de la reactivación económica.

La situación se refleja en Cartagena al constatar que la recuperación del empleo en los hombres ha sido mucho más rápida que la de las mujeres. Según el Observatorio, basado en los datos del Dane, mientras la cifra de desempleo en hombres se ubica en 6,5%, la de las mujeres está en 12,1%, lo que establece una diferencia de seis puntos porcentuales.

Lea aquí: Desempleo femenino cae, pero las brechas de género se mantienen a niveles altos

En cuanto a la tasa de ocupación, la de las mujeres se sitúa en 40,3% mientras que la de los hombres está en 63,1%. Lo anterior muestra que la brecha en esta materia es de 23 puntos.

Las cifras exponen un panorama preocupante en el intento de cerrar las brechas de género que persisten en la ciudad y en las cuales las mujeres siguen siendo las más afectadas, en especial las más jóvenes, las víctimas del conflicto, las migrantes, la población LGTBI, las trabajadoras domésticas y las mujeres afro.

Reciba noticias de El Universal desde Google News
El impacto de la pandemia

Pérez, quien también es doctor en ciencias económicas y docente del programa de economía de la Universidad de Cartagena, resalta que la pandemia perjudicó más a los hombres que a las mujeres en materia laboral.

“Entre el segundo y cuarto trimestre del 2020, en la etapa más cruda de la pandemia, el empleo femenino se contrajo en promedio un 17,3%, esto es más de tres puntos superior a la descolgada del empleo masculino. El mayor impacto sobre el empleo femenino se podría leer a través de la alta presencia femenina en algunos sectores como el turismo, la hotelería y el comercio, que a su vez fueron los más vulnerables ante la crisis”, explicó Pérez.

23,1%
fue el punto máximo del desempleo femenino en Cartagena.

La pandemia aumentó en 13 puntos porcentuales el desempleo femenino, que alcanzó su punto máximo en el tercer trimestre del 2020 con un 23,1%. En el caso de los hombres, el punto máximo estuvo en 16,8% en el segundo trimestre de 2020, lo que quiere decir que mientras los hombres comenzaban a recuperar sus empleos, el desempleo femenino seguía aumentando.

Según el investigador, un aspecto a tener en cuenta es el hecho de que con las medidas de confinamiento aparecieron nuevas responsabilidades que principalmente asumieron las mujeres, como la atención de los hijos en medio de las clases virtuales y demás actividades en el hogar.

Una recuperación lenta

Durante la reapertura económica fueron los hombres los primeros en recuperar sus empleos, pues las barreras históricas de acceso al trabajo y los nuevos roles de la pandemia jugaron en contra de las mujeres.

“Mientras el empleo masculino se ubica justo en los niveles que tenía antes de la crisis, el empleo para las mujeres aún está un 4% por debajo del que tenía antes del COVID-19”, dice Pérez, quien asegura que la política pública de reactivación económica no ha favorecido a este grupo.

23
puntos porcentuales es la brecha en la tasa de ocupación entre hombres y mujeres.

“La forma en cómo se ha diseñado y ejecutado la política de reactivación económica tanto a nivel nacional como en las regiones ha sido absolutamente ciega al género, no ha considerado las brechas preexistentes y el golpe de la pandemia sobre la vida de las mujeres, eso tiene la grave consecuencia de profundizar las brechas. Por ejemplo, gran parte de la política se ha apalancado en el sector y actividades ligadas a la construcción, tal como lo propone la receta de la ortodoxia económica”, señala.

¿Qué hacer?

Ante esta realidad lo que se sugiere desde el Observatorio del Mercado Laboral de Cartagena es una política pública con enfoque de género, para evitar que las mujeres sigan en desventaja frente a los hombres.

“Si hoy la brecha de pobreza entre mujeres y hombres en Cartagena es de 10 puntos porcentuales -53,2% en mujeres y 42,2% entre los hombres-, en el inmediato futuro esa pobreza con rostro de mujer negra se seguirá profundizando”, advierten.

Entre las recomendaciones que da el Observatorio está primero la construcción de una política pública de la mano de las mismas mujeres, conociendo sus necesidades y valorando sus aportes.

“Mientras el empleo masculino se ubica justo en los niveles que tenía antes de la crisis, el empleo para las mujeres aún está un 4% por debajo del que tenía antes del COVID-19”

Dewin Pérez, doctor en ciencias económicas e investigador del Observatorio del Mercado Laboral de Cartagena

Ya en el plano económico, sugieren inversiones encaminadas a la economía del cuidado. “Estas generan un mayor impacto sobre el empleo que los sectores tradicionales, estimulan el empleo femenino y el cierre de las brechas entre hombres y mujeres. En la búsqueda de la autonomía económica, política y física de las mujeres es importante que se logre poner sobre la agenda de ciudad la necesidad, el conocimiento y posterior diseño e implementación de un sistema distrital de cuidados”, propone Pérez.

Por otra parte, asegura que una política tributaria progresiva y con enfoque de género iría en la dirección correcta para reducir las desigualdades, así como una política de empleo que asegure impulsar el empleo femenino en los sectores de mayor productividad de la economía.

En la misma línea, la política educativa también debe estar encaminada a cerrar las brechas de género, garantizando el acceso de las estudiantes a la educación superior de calidad.

Es de esta manera que se podría comenzar a trabajar por mayor equidad en empleo para las mujeres que históricamente han estado en desventaja.

  NOTICIAS RECOMENDADAS