Cartagena


Regreso a clases, entre reclamos por intervenciones y alta demanda

La Secretaría de Educación informó que las clases iniciarán el próximo lunes.

Aunque desde muchos sectores se incentiva al regreso a clases de manera presencial, hay otros que se oponen al retorno a las aulas debido al deterioro en que se encuentran algunas sedes educativas. Ayer, padres de familia de la Institución Educativa de Arroyo de Piedra bloquearon la Vía del Mar, como una forma de protesta porque el plantel se encuentra en mal estado. (Lea: Clases presenciales en pandemia y lo que piensan en Cartagena sobre ellas)

“Estamos preocupados porque la Secretaría de Educación pretende dar clases presenciales en una institución que está totalmente destruida. No cuenta con baterías sanitarias desde hace seis años y los niños no tienen dónde hacer sus necesidades”, dijo Galis Zambrano, representante legal del consejo comunitario de Arroyo de Piedra. (También le puede interesar: Sí al regreso a clases pero con garantías: sindicato de rectores)

Sobre la falta de ejecución de los recursos destinados para la intervención de baterías sanitarias, la rectora del plantel, Mayra Cerro, señaló: “No lo hemos ejecutado porque después llegaron otros recursos y por el monto toca hacer un solo proceso. Se metió la pandemia y los procedimientos han sido más lentos, pero ya estamos en borrador en el Secop. La institución no posee personal calificado para este tipo de procedimientos, pero la Secretaría de Educación nos está apoyando”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Desde el Distrito informaron que a este plantel educativo se le van a invertir $201 millones. “Esa institución educativa está priorizada con el convenio con Findeter. Se le van a arreglar las cubiertas”, informaron desde la Secretaría de Educación.

La semana pasada los habitantes de Punta Canoa también protestaron en las afueras de la sede del colegio de ese corregimiento (es sede de la escuela de Arroyo de Piedra), solicitando la asignación de un rector para este e intervenciones en la planta física.

“Este plantel recibió una inversión de 23 millones de pesos para la adecuación del área de ingreso a la escuela, facilitando el tránsito de los estudiantes, administrativos, directivos docentes y docentes. Sobre la petición de independizar la sede Punta Canoa de la de Arroyo de Piedra, la SED informa que se han venido adelantando las gestiones para dicha solicitud. Para realizar el cambio se requiere de la autorización del Ministerio de Educación para crear nuevas plazas para rector”, explicaron desde el Distrito.

San Felipe Neri

El regreso a clases no es alentador para la comunidad educativa del San Felipe Neri por dos razones: la primera es porque el 80% del plantel fue derribado en 2019 para realizar intervenciones que se encuentran paralizadas; y dos, porque muchos estudiantes no tienen dispositivos tecnológicos para recibir clases virtuales.

$19.389
millones para el San Felipe Neri

“Estos dos últimos años nuestros niños tuvieron inconvenientes para recibir las clases porque no tenían teléfonos ni internet. Desafortunadamente el estado de nuestro colegio impide que todos regresen a clases presenciales y piensan trasladarlos a otro colegio, y no estamos dispuestos. El 24 de enero nos tomaremos las instalaciones en señal de protesta”, dijo Alicia Cardiles, miembro de la Asociación de Padres de Familia y del consejo directivo.

La Asociación de Padres de Familia mostró su preocupación por la deserción escolar que se podría presentar si a los estudiantes los trasladan de colegio: “Los van a trasladar para el Departamental, pero ese colegio no está en condiciones para recibir a los estudiantes (...) Nos vamos a tomar nueve aulas que están en buenas condiciones aquí en nuestro colegio para que ellos puedan recibir las clases”.

La Secretaría de Educación Distrital (SED) destacó que el año pasado se destinaron $19.389 millones para su intervención y desde el pasado 17 de enero empezó la elaboración de un cronograma para intervenir y mejorar los bloques de aulas existentes en el Distrito.

Alta demanda

A pesar del recelo de volver a las aulas, muchas instituciones educativas del Distrito ya están al tope de su cobertura educativa. Hasta ayer se habían matriculado 134.303 estudiantes en instituciones públicas y 33.863 de matrícula privada, para un total de 168.166 estudiantes, cifras que superan el 80% de la cobertura. La alta demanda obedecería a la migración de estudiantes de colegios privados a públicos o cambio de residencia.

Padres de familia de la ciudad están dispuestos a mandar a sus niños a las aulas, siempre y cuando garanticen las medidas de bioseguridad.

Miguel Pérez Márquez, presidente de la Unión Sindical de Directivos Docentes de Bolívar, manifestó que no se oponen a la presencialidad, pero advirtió que muchos planteles no cuentan con las condiciones para el regreso a clases 100% presenciales. “Queremos regresar, pero con todas las garantías”, dijo.

“Las inscripciones en nuestro plantel se abrieron en septiembre. Tenemos mucha población que está solicitando cupo y hay cursos donde ya cerramos los cupos”, indicó Dilia Marín, rectora de la Institución Educativa Luis Carlos López.

Luis Ramírez, director de la Institución Educativa Soledad Acosta de Samper, indicó que más de 2 mil estudiantes se matricularon en las diferentes sedes y la cobertura está casi al 100%.

  NOTICIAS RECOMENDADAS