Cartagena


Transcaribe: no hay puntos de recarga en los barrios

En El Pozón, Villa Estrella y Huellas de Alberto Uribe los usuarios no tienen cómo recargar sus tarjetas, algunos deben caminar largas distancias para encontrar una recarga o pagar por un pasaje hasta $3 mil.

EL UNIVERSAL

09 de abril de 2021 10:11 AM

Por: Ricardo G. Stand

Quedarse sin saldo en la tarjeta de Transcaribe es una historia de terror para decenas de ciudadanos en Cartagena.

La razón: no hay puntos de recarga en algunos barrios. La situación no es nueva, pero sigue causando incomodidades y afectando la calidad del servicio del transporte masivo en la ciudad. Lea aquí: Empiezan reuniones de Dataprom y la Alcaldía para sanear Transcaribe

Ayer en la mañana, en la avenida principal de El Pozón, nos encontramos a Wilder Beltrán, quien aseguró que “en el barrio no tenemos puntos de recarga funcionando, los buses nos recogen y llevan hasta el patio portal, donde sí podemos recargar e ingresar al sistema sin problema”.

Dos cuadras después, en el paradero frente al hospital de El Pozón, Nacira Vergara explica que “los conductores, en algunos casos, nos permiten ingresar a los buses por la puerta trasera, para así evitar el torniquete, en vista de que las personas en su mayoría no cuentan con pasajes en sus tarjetas”.

Sin embargo, algunos no tienen tanta suerte, como es el caso de Juan Carlos Torres, quien asegura que “no todos los conductores permiten que nos subamos por la segunda puerta”.

En Villa Estrella la situación es similar, María Arroyo, usuaria del sistema, indicó: “vivo por Madre Bernarda y trabajo aquí, no tengo ese problema, pero estoy segura que en algún momento necesitaré recargar y sería desafortunado toparme con esta situación. No obstante, he vivido la experiencia en el Transmetro de Barranquilla y allá cuentan con maquinas electrónicas de pago sin necesidad de un operador, incluso, el mismo sistema permite que los usuarios utilicen un pasaje que luego será descontado en su próxima recarga. Lo debido sería que Transcaribe implemente estas herramientas”.

Pasaje a $3 mil

En Huellas de Alberto Uribe la situación es aún más compleja al tratarse de una comunidad en condiciones especiales, donde la mayoría de sus habitantes padecen alguna discapacidad física. Le puede interesar: Distrito busca reincorporar $201 mil millones y $5.915 serán para Transcaribe

Yerlis Navarro contó que “nosotros en Huellas de Alberto Uribe vivimos una situación incluso más compleja o precaria, nuestra población mayoritariamente padece de alguna discapacidad física, sufren de enfermedades de cuidado como la diabetes y la hipertensión o son personas de muy bajos recursos, por lo que por ejemplo, acceder a un pasaje en 3 mil pesos, caminar grandes distancias o incluso tomar dos transportes para llegar al destino final, no solo encarece sino que afecta la calidad de vida de sus habitantes”.

Y sí, en algunos barrios de la ciudad el pasaje de Transcaribe no cuesta $2.600 sino $3 mil, y la única razón es que al no haber puntos de recarga habilitados se creó la necesidad de comprar de otra forma el pasaje y a la vez nació el negocio de venderlo y de “ganarle algo”, en este caso $400.

Navarro continúa diciendo que “estas personas no salen de sus casas si no es en Transcaribe, es muy útil para ellos, ya que pueden utilizar sus sillas de ruedas o muletas con comodidad”.

Según algunos habitantes, la situación comenzó tres semanas atrás con el anuncio de Transcaribe de suspender el servicio y el cobro de los pasajes.

Empeora la crisis

Sobre esta situación, la gerente de Transcaribe, Sindry Camargo, se limitó a indicar que “hemos conversado con el operador del recaudo, solicitando que se activen de manera inmediata los puntos de recarga externa. El operador de recaudo informó que han presentado fallas que han impedido que la red de puntos de recarga externa puedan funcionar con normalidad. Estamos atentos y en comunicación permanente con el operador de recaudo para la inmediata solución de esta situación, y así garantizar a los cartageneros el servicio que se merecen”.

Por su parte, Mauricio Sandoval, gerente de Transambiental, uno de los operadores del sistema, indicó que “esta situación empeora la crisis que ya viene afrontando el SITM. No podemos olvidar que Transcaribe se encuentra en una crisis financiera y estructural que debe ser solucionada pronto, de lo contrario y como ya hemos visto, traerá graves consecuencias a la ciudad”, agregó que “la invitación para el Distrito es precisamente establecer un plan de contingencia para este caso”.

Sandoval aseguró que mañana se realizará una reunión donde se espera analizar y compartir con la ciudadanía los avances y el plan de contingencia para garantizar la funcionalidad de los puntos de recarga externos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS