Cartagena


Turismo inclusivo en Cartagena: una puerta abierta al empleo de personas LGBTIQ+

La inclusión se ha convertido en una prioridad para la industria turística, como lo demuestra el reconocimiento obtenido en Fitur 2024.

JUAN SEBASTIÁN RAMOS

25 de febrero de 2024 12:00 AM

Caminando por el Centro Histórico y Getsemaní, mirando de un lado a otro, como si estuviera vitrineando, me encontré con una que otra bandera diversa adornando las puertas y ventanas de algunos establecimientos. Algunas eran sutiles y de tamaño discreto. Otras eran tan grandes como la bandera de Colombia que la gente saca a la terraza para la tradición del 20 de julio.

Banderas multicolor por fuera de las fachadas de los hostales, discotecas y hasta restaurantes. No me pareció extraño, pues el año pasado Cartagena fue reconocida como una de las ciudades más amigables para la comunidad LGBTQ+. Esta distinción provino de una encuesta realizada por la Fundación International LGBTQ+ Travel Association (IGLTA), en conjunto con Airbnb, para identificar tendencias emergentes y destinos inclusivos. Y en enero de este año, Colombia se llevó un reconocimiento en la edición 2024 de Fitur, una de las ferias turísticas más prominentes del mundo, por usar el turismo como herramienta de inclusión social. Lea también: Video: polémica por comentarios que hizo influencer italiano sobre Cartagena

Turismo inclusivo en Cartagena: una puerta abierta al empleo de personas LGBTIQ+

Caminé apresuradamente por la Calle Larga, pues se me hacía tarde para una entrevista que tenía con Santiago Pinzón, operation manager de Selina Cartagena, y con quien tenía mucha tela por cortar sobre el tema de diversidad en el turismo. Pinzón es oriundo de Bogotá y, semanas atrás, se comprometió en darme algunos detalles sobre lo que ha aprendido en este vertiginoso camino de inclusividad desde su profesión.

Me contó que sus padres son hoteleros y él siguió por la misma senda. Emprendió por un tiempo con una empresa de eventos, luego trabajó en una hamburguesería con un amigo. Dice que al principio lo desmotivó el esquema tradicional de la hotelería en el país, se rehusaba a tener que usar corbata y seguir un estricto protocolo. En ese camino, propio de un recién egresado, tocó muchas puertas, pero nunca se imaginó, a sus 39 años, trabajar en medio de la diversidad que visita al Caribe.

Turismo inclusivo en Cartagena: una puerta abierta al empleo de personas LGBTIQ+

Tras enviar varias hojas de vida por Linkedin, aplicó como administrador y se quedó con el puesto. Hoy vive en Cartagena con su novia, quien también consiguió trabajo en la ciudad. Ambos tienen un ritmo de vida totalmente diferente al que estaban acostumbrados. “Aquí en Cartagena el trabajo de día es muy diferente al de la noche, es otro mundo. Este es un servicio en el que tienes que estar atento a lo que pase las 24 horas”, me dijo mientras nos sentábamos en unas butacas.

Cuando hablamos sobre turismo inclusivo y cómo ponerlo en práctica en establecimientos y negocios me dio algunos detalles claves que a él, en lo particular, le han funcionado.

“Apostar en inclusión no es solo darle un buen trato al cliente y comprender su orientación sexual, es algo que también se debe trabajar internamente, desde el equipo de trabajo. Muchas de las personas que trabajan conmigo son de la comunidad LGBTIQ+, y esto no solo genera empleo para esta población, sino que también permite un acercamiento con el huésped, que se siente en confianza al notar que hay inclusividad dentro del lugar. La idea es ser grandes conectores, conectar a las personas en diferentes lugares y con diferentes comunidades, crear espacios seguros en donde las personas, con sus diferencias, se sientan valoradas y respetadas”.

Turismo inclusivo en Cartagena: una puerta abierta al empleo de personas LGBTIQ+

Y agregó: “Como una persona activa en el sector de la hospitalidad, es importante que el gremio empiece a entender que en el mercado hay nuevos lenguajes y diferentes dinámicas, los negocios están cambiando. Yo empecé por entender cómo es la hotelería, he conocido a personas de mente muy abierta. Algunos de mis compañeros de trabajo se mueven en la comunidad LGBTIQ+, lo que me ha permitido organizar eventos para este público. He contactado ya a agrupaciones de bailarinas trans, algunas son de Barranquilla; ellas han presentado varias veces sus shows artísticos aquí, y siempre que vienen me llenan el establecimiento, es todo un éxito, y no solo aquí, hay huéspedes que se van a un club de playa que queda en Tierrabomba, allá hacen shows gays, ha empezado a tener mucha fuerza. Es bueno trabajar con la comunidad, porque muchas veces nuestro huésped hace parte de ella”.

Turismo inclusivo en Cartagena: una puerta abierta al empleo de personas LGBTIQ+

“Se tiene el precepto de que la sociedad costeña puede ser muy machista, pero es bonito ver, por ejemplo en donde trabajo, cómo las personas de mantenimiento han ido cambiando cuando ven a personas de la comunidad, no veo faltas de respeto. Uno no sabe qué huésped es de la comunidad y cuál no, y un solo comentario dentro del espacio laboral puede generar molestias, no se pueden permitir, porque parte de manejar bien esta labor es siendo respetuosos. Ojalá y esos reconocimientos que vienen de afuera no se queden solo en eso, ojalá se siga trabajando en la concientización para lograrlo desde la raíz, no incluir desde el marketing, sino desde el corazón”, concluyó Pinzón.

Según cifras nacionales del Dane, correspondientes a enero de 2024, la tasa de ocupación de la población LGBTIQ+ fue de 69,9%, siendo mayor en 9,2 puntos porcentuales respecto a la de la población no LGBTIQ+ (60,7%). Por su parte, la tasa de desocupación se ubicó en 12,8% para la población LGBTIQ+, siendo 2,8 puntos porcentuales mayor a la de la población no LGBTIQ+ (10,1%).

Fundaciones a lo largo del país han hecho un llamado de atención para que se visibilicen las condiciones y barreras educativas y laborales a las que se enfrenta esta población. Miembros de la comunidad LGBTIQ+ en Cartagena mencionan la importancia de que este tipo de turismo se promueva.

“Yo soy mujer trans, aquí hace años estamos luchando por una caracterización que nos lleve a la construcción de unas políticas públicas que puedan brindarnos oportunidades laborales. Me siento muy afortunada porque he conseguido trabajo promoviendo por las redes sociales algunas discotecas gay de la ciudad. Yo asisto a los eventos algunas noches y hago una publicidad que me pagan. Tengo amigas que también impulsan otros establecimientos de la ciudad, como The City Club, Gabanna, Avatar, entre otros espacios seguros para el disfrute de la comunidad LGBTIQ+ en Cartagena”, cuenta Valery Tafur Herazo. Lea también: Mincultura anuncia que extracción del galeón San José iniciará en abril

Turismo inclusivo en Cartagena: una puerta abierta al empleo de personas LGBTIQ+

Sin embargo, hay casos desesperanzados, como el de Mauricio Peñaloza, quien tiene más de cuatro años repartiendo hojas de vida sin conseguir éxito.

“Ya he tocado puertas y no consigo una entrada. Desde que terminé la carrera no aplico a las vacantes en las que me postulo, por un momento el desespero fue tanto que metí hojas de vida en almacenes, entré a dos y no duré ni el mes trabajando. Me incomoda la situación, porque mi mamá me ve todo el día en la casa estancado. En estos momentos estoy avanzando en unos cursos de inglés para ver si de manera virtual puedo aplicar a un call center”.

$!Turismo inclusivo en Cartagena: una puerta abierta al empleo de personas LGBTIQ+

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS