Cartagena


UdeC prepara sus campus para el regreso a la presencialidad

Este miércoles 26 de enero, las altas directivas evaluarán si se cuenta con las condiciones para hacer frente al COVID-19. El retorno se programó para el 1 de febrero.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

24 de enero de 2022 04:00 PM

A la normalidad académica y administrativa regresará la Universidad de Cartagena a partir del martes 1 de febrero de 2022, según lo aprobó el Consejo Académico mediante Acuerdo No. 109 de 2021.

Tras dos años en los que, obligados por la pandemia de COVID-19, alrededor de 21.000 estudiantes de pregrados y posgrados recibieron clases remotas, ¿está todo listo para su retorno?

Édgar Parra Chacón, rector de la UdeC, explicó que una vez se aprobó el mencionado acuerdo, “donde están establecidas todas las condiciones de retorno, se inició un proceso de alistamiento durante diciembre y enero desde el punto de vista de la infraestructura física: revisión de aulas, acondicionamiento, ventilación, todo lo que exige la norma”.

En este proceso, señaló que “estamos aprovisionando nuestros campus de una batería de lavamanos, para el adecuado lavado de manos cuando los miembros de nuestra comunidad académica ingresen a cada uno de nuestros campos, lo mismo que dispositivos con geles antibacterianos para evitar la transmisión del virus”.

Con el propósito de cortar la cadena de contagios, la UdeC dispuso los aislamientos preventivos ante síntomas de COVID-19.

El denominado Comité de Retorno a la Presencialidad ha sido el encargado de las estrategias que se deben seguir en claustros, campus y centros tutoriales, con base en las disposiciones académicas y de salud emitidas por el Gobierno nacional.

La alma mater afirmó hoy a través de un comunicado: “Se insistirá entre la comunidad académica sobre la continuidad del protocolo de bioseguridad, el cual promueve el uso permanente del tapabocas, el lavado de manos, la desinfección y el manejo de residuos, la ventilación adecuada y el cuidado de la salud mental”.

Así mismo se dará continuidad a la campaña de vacunación contra el coronavirus como mecanismo para evitar la enfermedad en su estado grave.

Ante síntomas de COVID

Con el propósito de cortar la cadena de contagios se dispuso los aislamientos preventivos ante síntomas de la enfermedad, al tiempo que se debe notificar a la Oficina de Salud y Seguridad en el Trabajo de esta situación.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

En el caso de los estudiantes, para asegurar seguimiento en sus actividades académicas, deberán hacer un aprendizaje independiente y los docentes deberán asignarles actividades asincrónicas, guías de trabajo, lecturas, talleres y remitir los materiales e insumos documentales.

Si son los docentes quienes presentan síntomas, deberán asilarse y seguir las directrices expedidas por el Ministerio de Salud y Protección Social y el Ministerio del Trabajo, para abordar el contagio de COVID-19 y sus variantes. Además, realizarán actividades asincrónicas y de forma remota, harán las asignaciones correspondientes a los estudiantes a través de herramientas tecnológicas disponibles en la Universidad y designarán temas de conformidad con la metodología establecida en su proyecto docente.

“Parte de tranquilidad”

El rector de la UdeC indicó que este miércoles 26 de enero, “toda la alta dirección realizará una visita in situ en cada uno de los campus, para ver condiciones físicas, el alistamiento, las medidas de bioseguridad y de esa manera poder dar un parte de tranquilidad en la sesión del Consejo Académico que tenemos programada para el jueves 27, y la sesión del Consejo Superior para el viernes 28”.

Se retoma la atención presencial

La UdeC informó que con el retorno de actividades académicas y administrativas de manera presencial también se autorizó la atención presencial plena a usuarios y ciudadanos en todas sus instalaciones en Cartagena y en los centros tutoriales, “con estricto cumplimiento de las medidas de autocuidado dispuestas en la Resolución de Rectoría No. 02307 de 2021”.

En este documento la alma mater actualiza su protocolo de bioseguridad como instrumento para el retorno a la presencialidad, insistiendo en el uso obligatorio del tapabocas, el lavado de manos y la higiene de otros elementos personales.

  NOTICIAS RECOMENDADAS