Ciencia


En España, un error de cálculo tiene en problemas a un submarino: quedó muy pesado

AP

05 de junio de 2013 05:47 PM

Un submarino nuevo de diseño español tiene un exceso de peso de más de 70 toneladas, y se teme que si va al mar no sea capaz de salir a la superficie.
Un ex funcionario español dijo que el problema puede ser rastreado a un mal cálculo: alguien al parecer colocó un punto decimal en el lugar equivocado.
"Fe un error fatal", dijo Rafael Bardaji, quien hasta recientemente fue director de la oficina de evaluación estratégica del Ministerio de Defensa de España.
El Isaac Peral, primero de una clase nueva de submarinos propulsados con diesel y electricidad, estaba casi terminado cuando los ingenieros descubrieron el problema. Electric Boat, un contratista de la Marina de Guerra de Estados Unidos en Connecticut, firmó un acuerdo para ayudar al Ministerio de Defensa español a encontrar la manera de disminuir el peso del submarino de 2.200 toneladas.
El acuerdo con la compañía con sede en Groton, Connecticut, indica que España pagará 14 millones de dólares en un plazo de tres años por una valoración del problema con el programa del submarino S-80 y el trabajo requerido para corregirlo, dijo el Ministerio de Defensa de España en un comunicado enviado a The Associated Press.
Bardaji, ahora miembro del Grupo de Estudios Estratégicos en Madrid, dijo que funcionarios revisarán opciones proporcionadas por Electric Boat. Pero señaló que la preferencia ha sido extender el largo del casco del submarino, de cinco a seis metros, para aumentar su flotabilidad.
En caso contrario, el peso del submarino tendría que ser reducido, y Bardaji dijo que la Marina de Guerra española no querría comprometer dispositivos como el sistema de combate o un sistema de propulsión independiente.
El Isaac Peral, nombrado así por un ingeniero español del siglo XIX diseñador de submarinos, es una de cuatro embarcaciones en la clase que están en fases diferentes de construcción. El país ha invertido aproximadamente 2.700 millones de dólares en el programa. Se tenía programada la entrega del primero en 2015, pero la compañía constructora estatal española  Navantia ha dicho que los problemas de peso podrían ocasionar demoras de hasta dos años.
El submarino de 71 metros (233 pies) de largo tendrá una tripulación de 32 efectivos, junto con ocho soldados de fuerzas especiales, y sistemas de armamento para superficie y antisubmarinos.
El Ministerio de Defensa dijo que en proyectos de esta escala son normales los problemas técnicos.
El ministerio señaló que los retos tecnológicos que enfrentan estos programas durante el desarrollo son mucho más que simples cálculos.
Bardaji dijo que el problema fue descubierto en la segunda mitad del año pasado, y que Navantia dijo a funcionarios de Defensa que al parecer alguien puso un punto decimal en el lugar equivocado.

TEMAS

  NOTICIAS RECOMENDADAS