Colombia


Crean en Colombia una píldora para tratar el COVID a base de plantas

Investigadores de la Universidad Javeriana encontraron beneficios antiinflamatorios de un árbol que crece principalmente en Boyacá.

COLPRENSA

07 de mayo de 2022 10:30 PM

Investigadores de la Universidad Javeriana crearon una píldora que disminuye la inflamación y aumenta la respuesta en enfermedades respiratorias como el COVID-19.

“La píldora colombiana para la COVID-19”, como fue denominada por la institución educativa, fue creada a partir extractos de plantas usadas en la medicina tradicional popular y sus beneficios fueron presentados luego de más de 13 años de investigación y estudios clínicos sobre los beneficios de la planta, según recogió la revista Pequisa Javeriana.

La investigadora detrás del fitomedicamento es la inmunóloga Susana Fiorentino Gómez, quien junto con su grupo de investigación en Inmunología y Biología Celular, de la Pontificia Universidad Javeriana, empezaron a analizar cómo actúan los extractos de la planta en pacientes con coronavirus, dado que el uso tradicional de esta planta es justamente para tratar afecciones respiratorias.

De acuerdo con la revista universitaria, cinco de los más de 13 años de trabajo del grupo de investigación que dirige la inmunóloga Fiorentino han estado enfocados en el estudio de las semillas del árbol dividivi (Caesalpinia spinosa), que crece principalmente en Boyacá, en la región del alto Ricaurte. Su interés inició cuando Fiorentino descubrió el poder antiinflamatorio de la planta, pues los campesinos de Villa de Leyva (Boyacá) la usaban para tratar la sinusitis.

Los investigadores identificaron más de 13 moléculas o compuestos del extracto de esta planta, los cuales trabajan en conjunto para lograr los efectos antiinflamatorios y antitumorales.

El extracto mostró que podía matar células tumorales, que actuaba sobre el sistema inmune y regulaba la inflamación pulmonar, por lo que los investigadores, según narraron a la revista universitaria, decidieron probar el fitomedicamento en pacientes con COVID-19 por medio de un estudio de fase dos, el cual fue aprobado por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), y financiado por la convocatoria Mincienciatón.

Luego, los investigadores realizaron un experimento con 91 pacientes quienes al azar a unos le suministraron el fitomedicamento durante 14 días (una cápsula cada 12 horas), mientras otros tomaron un placebo.

Según afirmaron lo investigadores, los diversos análisis arrojaron hallazgos sorprendentes. El más notable indicó que quienes tomaron la cápsula con extracto de dividivi presentaron una media de 7,395 días de estancia hospitalaria, frente a 9,581 días para el grupo placebo, es decir, 2,186 días menos.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Esto significa que quienes tomaron el extracto de dividendo salieron dos días y medio más rápido del hospital, es decir, se recuperaron más pronto.

La investigadora le explicó al medio universitario que esto ocurrió, entre otras cosas, por dos efectos clave: el fitomedicamento disminuyó la replicación viral debido a que aumenta la limpieza intracelular y también disminuyó la inflamación porque moduló la respuesta inmune que trae como consecuencia el daño del pulmón.

  NOTICIAS RECOMENDADAS