Colombia


Cuestionamientos a la paz total tras asesinato de 6 militares en Cauca

La columna Jaime Martínez, de las disidencias de las Farc, atacó con explosivos artesanales y ráfagas de fusil a los integrantes del Ejército.

COLPRENSA

06 de diciembre de 2022 07:30 PM

El asesinato de seis soldados regulares en la madrugada de este martes en la vereda Munchique, en el municipio de Buenos Aires, Cauca, plantea nuevamente una serie de interrogantes sobre la viabilidad de un proceso de paz con grupos al margen de la ley.

Jean Gilberto Rodríguez, Jerson Rafael Mamian, Jhonatan Ernesto Ordoñez, Luis Armando Vélez, Esleider Alexander Portocarrero y Yonny Saac Cruz fueron los soldados, que no pasaban de los 25 años de edad, que encontraron la muerte en medio de su servicio al país.

(Lea aquí: Emboscada de disidencias de las Farc deja siete militares muertos en Cauca)

Según los reportes de inteligencia militar, la columna Jaime Martínez, de las disidencias de las Farc, atacó con explosivos artesanales y ráfagas de fusil a los integrantes del Ejército Nacional, que se convierte en el segundo contra las Fuerzas Militares en el Cauca en los últimos ocho días.

El pasado fin de semana fallecieron un suboficial y dos soldados profesionales en los combates que se registraron en el corregimiento de El Plateado, zona rural del municipio de Argelia, al suroccidente del departamento del Cauca.

Esta columna de disidentes tiene su zona de injerencia en esta zona del país, bajo las órdenes de ‘Iván Mordiscos’, quien hizo público su compromiso con la paz total del gobierno del presidente Gustavo Petro, pese a que en el anterior gobierno se había declarado muerto.

Por eso, una de las grandes incógnitas que surgen nuevamente es sobre las mesas de diálogo y su premisa de paz total.

Para los expertos consultados, más allá de los diálogos debe existir un accionar de la Fuerza Pública en estos territorios.

Para el analista político y experto en temas de paz, Alejo Vargas Velásquez, aunque está de acuerdo con la propuesta de paz total, al considerarla como buena, esta no funcionará si no hay un accionar de la fuerza pública en estas zonas del Cauca, Putumayo, Catatumbo, entre otros.

“Evidentemente, estas organizaciones si no ven que el Estado los esté presionando con la capacidad militar que se tiene, pues va a ser muy difícil que verdaderamente asuman una participación seria dentro de un proceso de conversaciones”, expresó Vargas.

Vargas manifestó que, tras este hecho doloroso, espera que el Gobierno del presidente Petro tome unas medidas de política militar. Por eso, la paz total no significa que el Estado no tenga que actuar de manera contundente y a través de Fuerzas Militares y de Policía sobre estos grupos.

En el otro lado de la orilla está el exviceministro del Interior y de Justicia Rafael Nieto Loaiza, quien sostiene que lo que corresponde en un Estado de derecho es aplicar la ley y hacer justicia sin negociar con los violentos.

“Lo que nos está mostrando la realidad de las consecuencias de los diálogos es que se produce un reciclaje de organizaciones armadas o un reciclaje de liderazgos, donde unas reemplazan a la otras, como el caso de los disidentes vinculados al narcotráfico que nunca se desmovilizaron”, señaló.

Sobre la situación de lo que sucede en el Cauca, Loaiza aseguró que la unión de narcotráfico y grupos armados, unido a la falta del Estado, han posibilitado que los grupos ilegales controlen la zona y sigan cometiendo crímenes contra la gente y la Fuerza Pública.

“En esas zonas del país como Cauca y Catatumbo, la soberanía del Estado es una ficción desde hace ocho años, donde la fuerza pública es sola apariencia y los que ejercen el control son los ilegales alimentados por el narcotráfico”, recalcó.

Por eso, aseguró que “si no resolvemos ese desafío del narcotráfico que alimentan a los grupos armados y no vencemos el narcotráfico, no vamos a resolver el tema del conflicto armado y la violencia en el país”.

Durante el consejo de seguridad realizado tras las acciones en el Cauca, el presidente Gustavo Petro aseguró que continuará en Buenaventura los diálogos de paz con las estructuras delincuenciales conocidas como ‘Espartanos’ y ‘Chotas’, esperando llevar tranquilidad a algunas zonas del país. (Le recomendamos: “La acción militar no cesa, mientras no haya voluntad de negociación”: Petro)

  NOTICIAS RECOMENDADAS