Colombia


La historia de $13 billones que Gustavo Petro usaría de “caja menor”

Estos recursos ponen en vilo importantes obras en Antioquia y Bogotá, y generan fuertes cuestionamientos a la transparencia del Gobierno.

EL COLOMBIANO

12 de febrero de 2024 08:32 AM

Exministros, congresistas y expertos encendieron las alarmas por cuenta de $13 billones del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2024 que hoy parecen ser caja menor del gobierno Petro y pondrían en riesgo el futuro de importantes proyectos como el metro de Bogotá, el Regiotram, o si se quieren ejemplos más cercanos, el metro ligero para Medellín y el Túnel del Toyo, entre un grupo de más de 100 obras.

El monto es tan grande que equivale a toda la plata que ingresó a Colombia en diciembre de 2023 por las exportaciones de petróleo y manufacturas, y ha generado un terremoto al interior del Gobierno, que ya costó la salida de Jorge Iván González de la dirección del Departamento Nacional de Planeación (DNP), quien era considerado uno de los funcionarios más técnicos y de mayor credibilidad. Lea aquí: Petro acusa a prensa de usar falsedades en “guerra jurídica” contra su Gobierno

En síntesis, el gran problema es que los $13 billones –que representan el 13% del total de gastos de inversión proyectados para este año– no quedaron con una destinación específica al liquidarse el Presupuesto, lo que suscita temores en relación a que el presidente Gustavo Petro los distribuya a su conveniencia y sin criterio técnico, según advirtió el exministro de Hacienda Juan Camilo Restrepo.

En la práctica

De acuerdo con el Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, los recursos en cuestión se distribuyen en $10,5 billones que corresponden al sector Transporte; $2 billones de Hacienda; y $0,5 billones para Educación. A su juicio, la omisión del Gobierno pone en duda la transparencia del Presupuesto 2024. Lea aquí: Procuraduría pide proteger a 27.000 personas confinadas por paro armado del Eln

Para poner un ejemplo práctico, el Observatorio expuso el caso de los recursos para inversión decretados para la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). En el Presupuesto 2023 se explicó con lujo de detalle a qué irían los $5,05 billones destinados para ello: apoyo estatal para el proyecto Ruta del Sol 3; construcción de Pacífico 1; o mejoramiento de la concesión Armenia - Pereira - Manizales.

Pero en la billetera de 2024, que asigna $7,47 billones para inversión en esa entidad, todo es un misterio. Los recursos se dirigirán a un subprograma denominado “Convergencia regional: integración de territorios bajo el principio de la conectividad física y la multimodalidad”, del que no se sabe qué proyectos hacen parte.

“La situación abre otros interrogantes: ¿El desconocimiento del marco de nuestro sistema presupuestal generará demandas contra el decreto de liquidación que ponga en pausa la ejecución del Presupuesto de este año? ¿Se trata de un error técnico del Gobierno o detrás está la intención de que el Ejecutivo tenga cierta discrecionalidad sobre el destino final de estos recursos?”, cuestiona el Observatorio, que también tiene dudas sobre las implicaciones sobre las obras de infraestructura en marcha.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS