Colombia


Migración masiva: un problema que aumenta de manera rápida y sin control

Cancilleres y defensores del pueblo llegaron a Colombia esta semana para encontrar salidas a la situación de los migrantes.

COLPRENSA

24 de octubre de 2021 01:44 PM

Por: Karol Galindo Rincón

Durante esta semana, Colombia se convirtió en el epicentro de la discusión sobre el tema de la migración, que en los últimos meses viene afectando al continente, afectado por el paso de personas procedentes de Haití, Cuba y otros países, incluso de África, que buscan llegar a Estados Unidos, en medio de una difícil situación humanitaria.

El tema fue central en la visita del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, a Colombia, que junto con el presidente de la República, Iván Duque Márquez, y la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, lideraron un encuentro que pretendía involucrar a los países afectados para crear estrategias conjuntas que permitieran atender a esta población.

Desde otra óptica, los defensores del pueblo que participaron en el Encuentro Internacional de Defensores del Pueblo, que se llevó a cabo durante la semana en Cartagena, evaluaron la situación humanitaria que se vive en las poblaciones fronterizas por el paso de los migrantes, así como los riesgos para su vida que ellos enfrentan en su camino.

Según cifras oficiales de Migración Colombia, la migración irregular en el país ha crecido un 2.210% en el año 2021, en comparación con años anteriores.

Agosto con 27.899 personas y septiembre con 23.324, fueron los meses en los cuales hubo un mayor llegada de migrantes irregulares y de Haití, con 80.514 personas, es del lugar desde donde más llegan, seguido por Cuba, con 5.102, Ghana, con 520, Senegal, 483 y Angola, 370, aunque también se han registrado migrantes de República Dominicana, Bangladesh, Guinea, India y Nepal.

Eso sin contar la situación de los migrantes venezolanos, que requiere un capítulo aparte, pues en Colombia hay más de 1,7 millones de venezolanos, 759.584 de ellos llegados regularmente y 983.343 en situación de irregularidad.

Para la directora del grupo de investigación de derechos humanos de la Universidad del Rosario, Teresa Palacios, aseguró que para enfrentar esta situación debe haber una voluntad política interna en cada uno de los países, pues aunque cancilleres y defensores se reúnan para definir estrategias, si las iniciativas no son acogidas por los Estados, pues difícilmente se podrían ejecutar.

El abogado, político e investigador de la Universidad Externado, Jorge Iván Cuervo, coincide en que si esta situación no se plantea con un enfoque multilateral en donde todos los países pongan de su parte, la situación no se podrá resolver.

“Se necesita un esfuerzo multilateral. La reunión tanto de cancilleres como de defensores debió ir en esa dirección. En el marco de la Organización de Estados Americanos, OEA, debería planificarse un estatuto del migrante para América Latina que le facilite a los estados manejar la crisis y proteger los derechos de los migrantes, aunque es difícil porque cada país tiene un régimen diferente”, aseguró Cuervo.

Migración masiva: un problema que aumenta de manera rápida y sin control

César Córdova, defensor del pueblo de Ecuador, expresó que le solicitará al presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, que próximamente reabra sus fronteras con Colombia con el fin de frenar el movimiento en los pasos ilegales donde se comenten diversos delitos.

Refiriéndose al paso fronterizo, la directora Palacios aseguró que la apertura de esos espacios evidentemente mejoraría el panorama.

“Si los estados ponen menos restricciones en los pasos fronterizos, se reducen las redes de tráfico de migrantes. Sin embargo, Ecuador es uno de esos países que le tiene restringido el paso a la migración venezolana y cerrada por frontera, Colombia ha demostrado una posición diferente y más de reflexión en términos de los derechos humanos de la población”, expresó la analista.

Más que los pasos fronterizos formales, el problema son los ilegales. Allí, dice Cuervo, es donde se vulneran los derechos y la integridad de los migrantes. Habría que implementar, afirma, corredores humanitarios con ayuda internacional, para evitar la ilegalidad.

También sería deseable la implementación de un Estatuto Temporal, similar al que ya tienen los venezolanos, para todos los migrantes de Centro y Suramérica.

“Para eso se deben poner de acuerdo las cancillerías, lo que está haciendo Colombia es importante, pero se debería crear un estatuto hemisférico para el migrante, con esos registros podrán acceder a servicios sociales, ser controlados, e incluso, hacer políticas que permitan el retorno de los migrantes a sus países”, expresó el analista Cuervo.

Los Gobiernos deben aceptar que la migración es una realidad, no un fenómeno; así lo expresó la directora Palacios, quien asegura que el fenómeno se presenta cuando los ciudadanos tienen que abandonar masivamente sus territorios, pero la situación de la migración es una realidad de toda la vida.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

“Hoy en día las medidas que se necesitan para la migración deben ser consecuentes con los derechos humanos y los tratados internacionales de los estados de tener una atención humanitaria al migrante, no lo podrá hacer un país de manera individual, tendrán que reunirse para hacerlo de manera cooperada”, expresó la analista.

Aunque ambos encuentros demostraron el interés y la importancia que se le debe dar al tema, aún falta terreno por recorrer para que esas medidas, políticas o estrategias que se han puesto sobre la mesa se hagan realidad en todos los países.

Palacios aseguró que es clave hacerle seguimiento a estos encuentros para que no se conviertan en acercamientos diplomáticos visibles en medios de comunicación pero sin resultados concretos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS