Colombia


¿Qué tan viable es la Policía Militar en Bogotá?

Para enfrentar la creciente ola de inseguridad que se presenta en Bogotá, la alcaldesa Claudia López propuso el acompañamiento de la Policía Militar (PM).

COLPRENSA

15 de septiembre de 2021 08:18 PM

Para enfrentar la creciente ola de inseguridad que se ha venido presentando en Bogotá, la alcaldesa Claudia López propuso reforzar la seguridad con el acompañamiento de la Policía Militar, una estrategia que tiene dividida la opinión de los expertos.

Esta propuesta busca, según la alcaldesa, patrullar algunas zonas críticas de la ciudad, así como apoyar en puntos de control para desarme y surge también, a partir de la solicitud hecha por la alcaldía, que no pudo ser cumplida por parte del Ministerio de Defensa, de brindar 10.000 policías adicionales para la capital.

Esto porque, según lo que ha dicho la alcaldesa, solo han sido ofrecidos 1.500 policías, por lo que tener el apoyo de 1.000 o 2.000 adicionales de Policía Militar ayudarían a las labores de seguridad. Lea aquí: Bogotá tendrá 1.500 policías más para combatir la inseguridad

Pues, según sus declaraciones a medios, lo que se busca es que estos militares, quienes están más entrenados como policías que como soldados, pues cumplen funciones de Policía dentro de guarniciones militares, apoyen la labor de patrullaje en puntos críticos. Es decir en Kennedy, Suba, Usaquén, Ciudad Bolívar, Usme y el centro de Bogotá. Lea también: Cúcuta y Bogotá, las ciudades con mayor percepción de inseguridad en 2020

Bajo esta misma línea, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, el brigadier general Eliécer Camacho, dijo que van a analizar en qué lugares hay más hurtos, lesiones y homicidios. “La finalidad principal es el control en algunos sitios y no tendríamos problemas para desarrollar actividades mixtas, donde la Policía tendría sus funciones establecidas”.

Además dijo que no hay que alarmarse porque la Policía Militar ya presta su servicio en algunas zonas de la capital.

Para algunos sectores la propuesta corresponde a una militarización de Bogotá, pues la Policía Militar hace parte del Ejército.

Sin embargo, esta propuesta para algunos sectores corresponde a una militarización de Bogotá, pues la Policía Militar hace parte del Ejército, a pesar de las declaraciones de la alcaldesa, quien ha dicho que no está de acuerdo con la militarización.

Entre ellos las del concejal Diego Cancino, quien dijo que la “Policía Militar hace parte del Ejército y la Policía es un cuerpo civil, mezclar estas dos entidades es militarizar la vida civil. Nosotros en estos momentos necesitamos construir paz y para eso debería estar la Policía”.

Agrega que las funciones de la Policía no es hacer patrullajes, “profundicemos una Policía para la paz y no una Policía Militar que puede profundizar la violencia”.

¿Cuál es la diferencia entre estas dos Policías? ¿Es viable esta propuesta? ¿Qué implicaciones tiene usar el Ejército para la seguridad ciudadana?, son algunos de los interrogantes que surgen al respecto.

POLICÍA VS. POLICÍA MILITAR

La Policía Nacional tiene como objetivo proteger a todas las personas del país, garantizar el ejercicio de sus libertades públicas, sus derechos y prestar el auxilio que requiere la ejecución de las leyes y las providencias judiciales y administrativas.

Por su parte, la Policía Militar, según el presidente de (ACORE), Jhon Marulanda, está especializada en asuntos policiales comunes al interior de las unidades militares, disciplina al interior de los batallones, orden.

También cumple funciones de control de orden público en localidades, es decir, en ciudades urbanas, lo cual es una especialidad que realizan los suboficiales y oficiales en la Escuela de Operación Militar que dura tres meses.

PROPUESTA DESESPERADA

Para Camilo González Posso, director del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), esta medida “es un mal paso en una dirección equivocada y una decisión desesperada”, además de ser ineficiente, porque en este caso ocurriría el efecto avispero, es decir, “la delincuencia que está en una localidad simplemente se trasladaría a otra”.

Añade que Claudia López está intentado resolver el problema de seguridad, pero el problema es que “no se puede contener un diluvio utilizando fusiles de asalto”.

Para Camilo González Posso, es erróneo decir que la Policía Militar está entrenada como policías.

Agrega también que es erróneo decir que la Policía Militar está entrenada como policías, “esto hace parte de las fallas de no diferenciación de las acciones de policía y de un militar”.

Por su parte, el investigador del Centro de Investigaciones y Proyectos Especiales (CIPE), de la Universidad Externado de Colombia, Andrés Macías, dice que la presencia de la Policía Militar en las calles no debería entenderse como una militarización de la ciudad, porque su labor estaría enfocada en hacer requisas, retenes, solicitar documentación a ciudadanos y patrullajes mixtos entre la Policía y el Ejército y de esa manera lograr “que aumenten las incautaciones de armas de fuego y traumáticas, uno de los elementos en que más se debe trabajar en la ciudad”.

Agrega que la presencia de Policía Militar podría llegar a minimizar el impacto negativo que hay en la ciudad, asociado al bajo número de pie de fuerza.

Por último, dice que el apoyo que se busca es una solución que no se puede entender a largo plazo, porque este es solo un apoyó “en un término definido, porque no se puede pensar que este resuelva los complejos problemas de seguridad en las ciudades”.

Y agrega que este apoyo se da “mientras se mientras se toman medidas policiales que si logran ser sostenibles, es decir le da un periodo de apoyó para rediseñar las estrategias para enfrentar adecuadamente los niveles de criminalidad en la ciudad”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS